El Segundo Debate Presidencial transcurrió entre ataques y propuestas, ocurrencias y momentos de buen humor. El formato lo permitió y los moderadores también. Era esperado que Andrés Manuel López Obrador recibiera la mayor parte de los ataques, aunque en esta ocasión, el político tabasqueño no se quedó callado y actuó más a la ofensiva. AMLO recibió el 44 por ciento de los ataques (37 de 84) pero embistió en 22 ocasiones a sus adversarios.

Ciudad de México, 21 de mayo (SinEmbargo).– Los cuatro candidatos presidenciales se dijeron ganadores después de la realización de segundo debate rumbo a las elecciones del 1 de julio y, claro, los politólogos discrepan.

El candidato a la Presidencia de la República por la coalición “Juntos haremos historia”, Andrés Manuel López Obrador, agradeció a sus simpatizantes a través de un mensaje en sus redes sociales, luego de que participara en el Segundo Debate Presidencial organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) el día de ayer en las instalaciones de la Universidad Autónoma Baja California (UABC) en Tijuana.

“Muchas gracias por el apoyo, por el respaldo, no podría yo hacer un papel sin sentir la buena vibra de ustedes, de los ciudadanos, de los que me desean lo mejor, los laicos, los que oran, los que me quieren mucho, eso me ayuda bastante, lo místico me es importante”, subrayó Andrés Manuel.

También habló sobre su participación en el segundo encuentro entre los, ahora, cuatro aspirantes a la Presidencia y enfatizó sobre los ataques recibidos por Ricardo Anaya y, añadió, “es muy mentiroso el del PAN, está muy mal asesorado, lo del Meade es lamentable, no quise desde luego replicarle al señor Rodríguez, pero sí aclaramos sobre todo con el del PAN, con Anaya que engaña mucho, vamos a continuar con nuestra campaña, nos fue bien, ese es mi balance…” concluyó.

¡Gracias, gracias, gracias! De todo corazón.

Posted by Andres Manuel Lopez Obrador on Sunday, May 20, 2018

López Obrador aseguró que después del debate, Morena seguirá creciendo y reiteró que no defraudará al pueblo, pues, afirma, “la gente sabe que somos la única opción, la única alternativa para que el país cambie”.

Dijo “Tengo una ambición legítima, quiero ser un buen Presidente de México porque lo merece nuestro pueblo, es un pueblo bueno lleno de bondad”, e informó que el día de hoy iniciaría sus actividades en Jalisco.

José Antonio Meade Kuribreña, abanderado de la coalición “Todos por México”, se dijo triunfador del encuentro y consideró como “bueno” que López Obrador haya emitido dicha opinión respecto a su intervención en el debate.

“Es bueno que un adversario califique tu participación como lamentable. Salimos muy bien”, aseveró en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva.

Señaló que hubo una brutal desconexión entre las preguntas hechas a López Obrador y las respuestas que dio a cada una de ellas.

Ricardo Anaya, aspirante a la Presidencia por la coalición “Por México al Frente”, afirmó en el mismo programa que la reacción del tabasqueño de guardar su cartera cuando se le acercó anoche es un chiste que ha escuchado desde hace 12 años, lo que le recuerda a un tío que cuenta el mismo mal chiste en cada reunión familiar.

Dijo a Grupo Fórmula que ganó el debate, el cual concibió como novedoso pero con una falta de mayor dinámica directa con los ciudadanos.

En tanto, el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” subrayó en su cuenta de Twitter que el encuentro de este domingo entre los cuatro aspirantes fue un ejercicio de intercambio de ideas.

La politóloga Denise Dresser dio como saldo a un AMLO “evasivo” que “ofrece soluciones que no lo son pero su base perdona todo”; a Anaya lo vio “preparado pero personalidad/trayectoria no le ayudan”; a Meade lo calificó como “experto” pero en “experiencia es priista”, y por último, de “El Bronco” dijo que no debía haber estado ahí.

“Más pugilistas que propositivos. Nos quedan debiendo”, agregó a través de su cuenta de Twitter.

Para el académico y politólogo Sergio Aguayo Quezada, el debate debe mejorar en cuento a su formato, en su cuenta Twitter escribió que los candidatos se atacaron pero sin hacerse daño irreparable lo que los coloca en “un empate técnico”. Dijo que tras el encuentro no cree que cambien las intenciones del voto.

Khemvirg Puente, politólogo, opinó que el encuentro transcurrió “sin sorpresas, sin motivos para cambios súbitos”. Escribió que López Obrador se “aunque mal preparado y cometiendo algunos errores, seguirá arriba”; de Anaya dijo que “bien preparado pero sin emocionar, sigue rígido”; y sobre Meade aunque se desenvuelve bien, “se equivoca en ser defensor de EPN. No es su papel”.

El académico Carlos Bravo Regidor opinó que “AMLO representa más de lo que propone, Anaya propone más de lo que representa, Meade propone lo que representa, y ‘El Bronco’ representa lo que propone”.

Raúl Trejo Delarbre, investigador en temas de ciencias sociales, opinó que AMLO perdió la figura al empecinarse en insultos y evadir preguntas; a Anaya le faltó organizar sus propuestas y “tropezó” con legalización de drogas y sobre Meade escribió que “presentó buena agenda de política exterior”.

En tanto a “El Bronco” dijo que “lo dejaron presumir su conservadurismo”.

Durante el debate Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya se cruzaron acusaciones de “mentiroso y farsante” al referirse a la gestión del candidato de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) cuando fue jefe de gobierno de Ciudad de México entre 2000 y 2005.

“Anaya es un mentiroso, cuando fui jefe de gobierno aumentó como nunca la inversión extranjera”, afirmó López Obrador al responder a la acusación de Anaya sobre la caída de las inversiones durante su gestión.

Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), indicó que las cifras de las que alardea López Obrador sobre la inversión se deben a la venta de los bancos Bancomer al BBVA y Banamex al City de Estados Unidos.

“¿Estás orgulloso de que se haya vendido la banca mexicana a Estados Unidos y a España?”, le preguntó Anaya a López Obrador.

Anaya agregó que López Obrador es un “farsante” y que por ser totalitario no esta acostumbrado a que sus asesores ni nadie le contradigan.

López Obrador, que no respondió a la pregunta de Anaya, encabeza las encuestas de opinión con una diferencia de 20 puntos sobre Ricardo Anaya, que se mantiene en segunda posición por delante del candidato del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, ante las elecciones presidenciales del 1 de julio.

En otro momento del debate, Anaya calificó de “disparate” la propuesta de López Obrador de construir un ferrocarril de Oaxaca a Veracruz. “Son las locuras de López Obrador”, indicó Anaya acerca las propuestas del favorito para las elecciones del 1 de julio..

“Anaya eres un demagogo y canallita. Anaya y Meade pertenecen a la mafia del poder y son los responsables de la situación actual”, respondió López Obrador.

Durante el debate, que se celebra en la ciudad fronteriza con Estados Unidos de Tijuana, López Obrador evitó responder directamente algunas de las acusaciones de los otros candidatos.

“No voy a entrar en la provocación”, respondió López Obrador a Meade sobre la posición de su partido Morena en el Congreso mexicano en contra de la apertura comercial de México respecto a otros países.

Dada la diferencias en las encuestas de opinión Anaya mantiene la estrategia de atacar en todo momento a López Obrador, mientras que sus referencias a Meade son mínimas.

El 1 de julio están llamados a las urnas 89 millones de personas para elegir al presidente de México, los diputados, los senadores, ocho gobernadores y el jefe de Gobierno de Ciudad de México, entre otros 3 mil 400 cargos.