Sofá

Queta Jiménez, “La prieta linda”, grande en la canción ranchera, muere a los 88 años

21/09/2021 - 5:52 pm

Además de forjar una exitosa carrera como actriz, Queta Jiménez destacó por ser una de las máximas exponentes de la canción ranchera en México.

Ciudad de México, 21 de septiembre (SinEmbargo).- La actriz y cantante, Queta Jiménez, “La Prieta Linda”, falleció este día a los 88 años de edad.

Velia, hija de Queta Jiménez, confirmó la noticia e indicó que su madre falleció por causas naturales.

El pasado 4 de julio, la cantante había celebrado su cumpleaños número 88. Estuvo casada con el fallecido periodista Raúl Vieyra, con quien tuvo tres hijas: Érika, Velia e Isabel.

Originaria de Salamanca, Guanajuato, Enriqueta Jiménez formó parte de un selecto grupo que marcó historia la canción mexicana.

“Queta” fue hermana menor de la también cantante y actriz Guillermina Jiménez Chabolla, mejor conocida como Flor Silvestre, y tía materna de los hijos de Flor: Dalia Inés, Francisco Rubiales, Marcela Rubiales, Antonio Aguilar hijo y Pepe Aguilar.

La cantante inició su carrera a los 14 años de edad y rápidamente se convirtió en una de las referentes dentro de la música regional mexicana. Junto a Lucha Villa y Lola Beltrán encabezó el movimiento de cantantes femeninas dentro del género.

Portada del disco “Adiós amor, adiós mi amor te vas”. Foto: Especial

A Jiménez se le reconocía como la primera estrella en grabar una canción del joven desconocido Alberto Aguilera Valadez, es decir Juan Gabriel, “Noche a noche”, así como por haberlo ayudado a recuperar la libertad cuando estuvo preso en Lecumberri, injustamente acusado de robo. Años después ambos recrearían esta parte de la historia de Juan Gabriel en la película Es mi vida de 1982.

A lo largo de su carrera, Queta Jiménez grabó 34 discos entre los que destacan “Mexicanísimo” y “Adiós amor, adiós mi amor te vas”.

En el cine, “La Prieta linda” participó en más de 30 películas como Es mi vida junto a Juan Gabriel, Valentín de la Sierra, junto a Antonio Aguilar y en los Alegres Aguilares.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas