La Primera Sala aprobó el proyecto que determinó como infundado el recurso de reclamación promovido por la Consejería Jurídica del Ejecutivo federal.

La Suprema Corte determinó en junio que al detener la nueva política del SEN no se afectan la seguridad ni la economía nacionales, que ha sido el argumento de la Secretaria Nahle y del Presidente López Obrador. El mandatario mexicano ha asegurado que su Gobierno va a defender el nuevo acuerdo del Cenace.

Ciudad de México, 21 de octubre (SinEmbargo).- La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia (SCJN) confirmó la suspensión, por tiempo indefinido, de la política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), publicada el 15 de mayo en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La SCJN avaló la resolución otorgada por el Ministro Luis María Aguilar, quien admitió a trámite el recurso de controversia constitucional promovido el 22 de junio por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), un mes y siete días después de la publicación de la política del SEN por la Secretaría de Energía, encabezada por Rocío Nahle.

“Procede conceder la medida cautelar para el efecto de que se suspendan todos los efectos y las consecuencias del Acuerdo por el que se emite la Política de Confiabilidad, publicado en el Diario Oficial el 15 de mayo de 2020, hasta en tanto se resuelva el fondo del presente asunto”, determinó el Ministro Aguilar en la resolución de junio.

La Primera Sala aprobó, sin debate y por unanimidad, el proyecto del Ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá que determinó como infundado el recurso de reclamación promovido por la Consejería Jurídica del Ejecutivo federal.

La Suprema Corte determinó en junio que no se afectan la seguridad y economía nacionales, que ha sido el argumento de la Secretaria Nahle y del Presidente Andrés Manuel López Obrador para sostener la modificación del acuerdo energético. Tampoco se afecta a las instituciones fundamentales del orden jurídico mexicano porque la suspensión sólo determina que se ejecuten las disposiciones previas a la modificación del SEN.

Por su parte, el Presidente López Obrador ha declarado que a las empresas que participaban del sector energético nacional “se les pasó la mano” por lo que su Gobierno va a defender el nuevo acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace). “Vamos a seguirla, vamos a continuarla, porque se les paso la mano, abusaron las empresas. Me da pena decirlo, pero sacaron mucha ventaja de los pasados Gobiernos”, dijo en su conferencia de prensa del 12 de junio.

Hasta ahora, al menos 40 suspensiones al nuevo acuerdo energético se han otorgado por dos jueces federales especializados en Competencia Económica, que han sido promovidos por empresas privadas a las que el SEN afecta.

La nueva política energética “establece criterios técnicos para la incorporación confiable, progresiva y acelerada de la energía de cualquier técnica de generación incluyendo las renovables, destacando la generación distribuida, la electromovilidad, redes inteligentes y reservas de capacidad operativa”, ha destacado la Sener.