Los sectores opuestos a la salida de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, culpan al Presidente hondureño y a diputados del Parlamento de haber propiciado el final de la Misión, que denunció una docena de casos de corruptela en el país centroamericano.

Tegucigalpa, Honduras, 22 de enero (EFE).- El Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, informó este martes a sus compatriotas que el país “tendrá un sistema nuevo de lucha contra la corrupción e impunidad y un Estado fortalecido”.

El mandatario hondureño se refirió al asunto después de que diversos sectores criticaran a su Gobierno por no renovar el convenio de creación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Hernández recalcó ante la prensa que fue su Gobierno el que buscó a la OEA “para pedirle que construyéramos el convenio de la MACCIH, del que la OEA ni idea tenía de esto”.

Los sectores opuestos a la salida de la MACCIH de Honduras, cuyo convenio de cuatro años finalizó el domingo, culpan a Hernández y a diputados del Parlamento -salpicados por denuncias de actos de corrupción- de haber propiciado el final de la Misión, que denunció una docena de casos de corruptela en el país centroamericano.

“Ahora existen sectores que apoyan a la MACCIH y eso es bueno, y en ese sentido apoyamos el funcionamiento de esa misión”, indicó Hernández.

Como respuesta a las críticas que recibió, el Presidente hondureño explicó que el convenio con la OEA, mediante el cual se creó la MACCIH, expresa que el poder ejecutivo “no tiene la autoridad por sí mismo de que por el simple intercambio de notas se podía lograr la prórroga o la modificación del convenio”.

EL ESTADO DEBE SER RESPETADO

Del mismo modo, Hernández señaló que el intercambio de notas tenía que ir siempre al Congreso Nacional, y que quería aclarar eso “porque se ha pretendido decir que se apoya el Estado de derecho en Honduras pensando que con un intercambio de notas se resuelve el problema”.

“Lo dice el convenio de MACCIH, lo dice la Constitución de la República de Honduras, lo dice la sentencia de la Sala Constitucional que se emitió el 29 de mayo de 2019 y lo dice también el informe que emitió el Congreso Nacional con 70 votos el 10 de diciembre del año pasado”, agregó.

El mandatario le dijo “a los hondureños, y extranjeros que están pensando siempre en apoyarnos para fortalecernos en nuestro Estado de derecho, que no se puede fortalecer el Estado de derecho pretendiendo violentar la Constitución de la República”.

Uno de los equipos con los que trabajó la MACCIH es la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC), adscrita al Ministerio Público, el cual, según diversos sectores, podría desaparecer o no contar con el apoyo que necesita para combatir las corruptelas en el país.

Sobre la continuidad de la UFECIC, Hernández dijo que “ese es un tema del Ministerio Público y yo soy respetuoso en su accionar y liderazgo”.

El Presidente hondureño indicó que, semanas antes de que concluyera el mandato de la MACCIH, habló con la OEA y “una infinidad de sectores” del país, además de convocar a los principales cooperantes con Honduras y la Misión de la OEA, por lo que le “extraña que algunos sectores vengan ahora y digan: lamento, hubiéramos querido que continuaran, y cuando vinieron a hablar conmigo dijeron todo lo contrario”.

“Si algo puedo aconsejarle a la gente, es que es bueno ser consistente en lo que uno dice en privado y en público. Ese doblez no deja buena imagen. Cantidad de gente que he estado viendo diciendo otra opinión, cuando a mí me vinieron a decir lo contrario”, subrayó Hernández, sin identificar a nadie en particular.

HERNÁNDEZ PIDE A DIPUTADOS TOMAR DECISIONES

Respecto a la MACCIH, Hernández reconoció sus logros, no obstante, también dijo que en el organismo hay sectores que cuestionan, razón por la que sigue dialogando con éstos “para ver la oportunidad de construir algo nuevo, mucho más comprensivo y fuerte y dé resultados que el país se merece”.

“Hoy quiero reiterar el compromiso de nuestro Gobierno por seguir luchando por la transparencia y en contra de la corrupción y la impunidad”, que estaría basado “en el fortalecimiento de las instituciones y eso significa fortalecer el Estado de derecho”, puntualizó el mandatario.

Los diputados hondureños han sido cuestionados por no aprobar iniciativas recomendadas por la MACCIH, como la Ley de Secretos, de la que Hernández dijo que “la habíamos consensuado casi en un 98 por ciento” con la Misión de la OEA; en ese sentido, el Presidente pidió a los diputados que discutan y tomen decisiones sobre las leyes propuestas por la Misión.

“Yo se que los diputados son la autoridad en materia legislativa y ellos tienen la última palabra, pero ya no le demos más largas a ese tema”, indicó el Hernández, quien además solicitó a los legisladores tomar “una decisión sobre el concepto de la Ley de Colaboración Eficaz”, entre otras cosas.