“Sólo te presentas en mi casa, en el día de la boda de mi hija, y me pides que mate por dinero”, dijo Marlon Brando, interpretando a Corleone. Después recibió un beso en la mano. La escena forma parte de las cintas inspiradas en libros que se llevaron el Óscar. 

Ciudad de México, 23 de febrero (SinEmbargo).– “Te conozco desde hace muchos años, pero ésta es la primera vez que acudes a mí por consejo o ayuda. Ya olvidé la última vez que me invitaste a tu casa a tomar un café. Seamos francos: jamás deseaste mi amistad. Temías deberme algo”.

Quería evitarme problemas.

-Entiendo. Encontraste el paraíso en América, tienes un buen oficio, vives bien, la policía te protege, hay cortes de justicia y no necesitabas mi amistad. Pero ahora acudes a mí y dices: ‘don Corleone, dame justicia’, pero no lo dices con respeto. Ni siquiera ofreces tu amistad. Ni siquiera me has llamado ‘Padrino’. Sólo te presentas en mi casa, en el día de la boda de mi hija, y me pides que mate por dinero…

La escena anterior sacudió al cine en 1972. “El padrino”, del director Francis Ford Coppola, se llevó las palmas y la estatuilla a mejor película en los Óscar. Su secuela haría lo propio.

Mario Puzo publicó El padrino en 1969, tres años antes de que Coppola adaptara la obra. El título forma parte de los libros que inspiraron ganadoras del Óscar. SinEmbargo hace un recuento de 10 [incluida la protagonizada por Marlon Brando].

II

Peter Warne [personaje] fue ignorado. Anunció un método infalible para pedir raite y falló. Se regresó a sentar junto al camino y señaló que ya no escribirá el libro que planeó. Se creía un sabelotodo, le dijo Ellen Andrews… Es un intercambio que tuvieron Claudette Colbert y Clark Gable en “Sucedió una noche”.

Night Bus, de Samuel Hopkins Adamas, fue publicado en una revista en 1908. En 1934, Frank Capra retomó la historia y trajo “Sucedió una noche”, ganadora del Óscar.

Aquí la escena descrita entre Colbert y Gable:

III

Ben-Hur se publicó en noviembre de 1880. Lewis Wallace, de origen estadounidense, fue el responsable de traer la historia contextualizada en la época de Jesucristo. En 1959, William Wyler retomó el texto y le entregó la estatuilla.

IV

La cinta “Kramer vs. Kramer”, de Robert Benton, basada en la obra homónima de Avery Corman, muestra una disputa legal entre una pareja. Se llevó la estatuilla en 1979.

V

Anthony Hopkins y Jodie Foster reventaron estómagos en 1991. La cinta “El silencio de los inocentes” y el doctor Hannibal Lecter se comieron el premio a mejor película.

La cinta se inspiró de The Silence of the Lams, de Thomas Keneally.

VI

Dos años después del triunfo de Lecter, Steven Spielberg mostró, en la “La lista de Schindler”, la búsqueda por rescatar a judíos de los puños nazis. Se llevó el Óscar también. Se basó en un libro: El arca de Schindler, de Thomas Keneally.

VII

“Danza con lobos”, dirigida y protagonizada por Kevin Costner, triunfó en 1990, mismo año en que se publicó la obra Dances with Wolves, de Michael Blake.

VIII

“El paciente inglés”, dirigida por Anthony Minghella, se estrenó en 1996, cuatro años después de que el libro homónimo, de Michael Ondaatje, se publicara y se llevara varios premios.

IX

En 1983, Solomon Northup escribió la autobiografía 12 years as a slave. En 2013, tres décadas después, Steve McQueen retomó la historia, la llevó a la pantalla grande y triunfo en los premios de la Academia.

X

La última película de la trilogía de “El Señor de los anillos” ganó 11 estatuillas. Entre los premios estuvo la mejor cinta y mejor dirección.

Fue la conclusión de la saga que se basó en el trabajo de J. R. R. Tolkien.