México

Policías agredieron sexualmente a mujeres en Guanajuato. No es un hecho aislado, alerta Amnistía

23/08/2020 - 8:31 pm

La Red Feminista de León acudió a las diferentes delegaciones de CEPOL para esperar la llegada de las mujeres detenidas, incluso siguieron a una patrulla llena de mujeres esposadas que partió del primer cuadro de la ciudad y llegó hasta las instalaciones de CEPOL Norte en el Bulevar Téllez Cruces.

Ciudad de México, 23 de agosto (SinEmbargo).– Amnistía Internacional (AI) México demandó al Gobierno de Guanajuato que responda por el ataque sexual que sufrieron varias mujeres de parte de policías durante una manifestación, el sábado pasado. Originalmente se habló sólo de una menor de edad. Pero esta organización con alcance global dice que fueron varias.

“A un año de este hilo, la situación persiste: policías agreden sexualmente a mujeres. Lo que sucedió anoche en León no es un hecho aislado, es una práctica común de las fuerzas de seguridad en México”, refiere la organización en su cuenta oficial de Twitter.

Una manifestación realizada la tarde del sábado por mujeres en la ciudad de León terminó con una redada policíaca donde se agredió física, verbal y sexualmente a 22 mujeres que participaron en esta marcha.

La marcha, convocada para protestar en contra de las agresiones que sufrió Evelyn hace menos de dos semanas por parte de elementos de seguridad pública en Guanajuato, congregó a unas 300 mujeres. De acuerdo con los testimonios de algunas de ellas, policías irrumpieron en la manifestación, las golpearon y detuvieron a 22, entre ellas menores de edad. Las agresiones llegaron hasta las reporteras que cubrían el evento.

Alrededor de las 8:15 de la noche del sábado, colectivos feministas en la ciudad comenzaron la búsqueda de las 22 mujeres detenidas que después de ser liberadas denunciaron tortura y múltiples violaciones a sus derechos humanos.

La Red Feminista de León acudió a las diferentes delegaciones de CEPOL para esperar la llegada de las mujeres detenidas, incluso siguieron a una patrulla llena de mujeres esposadas que partió del primer cuadro de la ciudad y llegó hasta las instalaciones de CEPOL Norte en el Bulevar Téllez Cruces.

Un amplia movilización en redes sociales difundió la lista con los nombres de las detenidas. Al mismo tiempo un boletín de la SSP habló de 26 detenciones, cifra que posteriormente se corrigió a 23.

Policías agredieron a manifestantes. Foto: Brenda Orozco, PopLab.

MENORES CON RASGOS DE TORTURA

En presencia de Amnistía Internacional y la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), quienes asistieron como observadoras de las detenciones, a las 11:40 de la noche del sábado salió la primera menor de 17 años, quien declaró al medio local POP LAB que la policía la detuvo en la Zona Centro cerca de la Plaza Expiatorio. Explicó que cuando las agentes la subieron a la patrulla junto con otras manifestantes la insultaron y la comenzaron a golpear. Relató que durante todo el trayecto elementos de Seguridad Pública la violentaron física, verbal y sexualmente. Recibió varios golpes en la cabeza, le jalaron el cabello y le tiraron varios puñetazos. Contó que las compañeras que intentaron defenderla también recibieron golpes de parte de las oficiales.

Las manifestantes exigían justicia por Evelyn. Foto: Brenda Orozco, PopLab.

En su testimonio dio cuenta de que agentes varones golpearon a más compañeras. Una de ellas fue ahorcada y tuvieron que auxiliarla por las marcas de violencia que tenía en el cuello. La menor informa que un policía la agredió sexualmente metiéndole la mano bajo la falda. Compañeras suyas confirmaron su testimonio y agregaron, además, que entre varios agentes la semidesnudaron antes de subirla a la patrulla, subiéndole la falda y rompiéndole la blusa. El testimonio de esta menor confirma más agresiones sexuales a adolescentes que participaron en la manifestación.

Otra mujer detenida, con quien POPLab tuvo comunicación la madrugada del 23 de agosto, relató que cambiaron los datos de su acta de detención policial, de lo cual se dio cuenta cuando llegó con el Juez: hora de arresto, los cargos imputados, el lugar de la detención fueron cambiados. Explicó que la hora del arresto que anotaron era a las 10:30 pm y el lugar la calle Madero del Centro Histórico, una conocida zona de bares en la ciudad. Dentro del acta de detención decía también que se tuvo que aplicar fuerza porque se opuso a la detención, cosa que desmintió.

Policías de Guanajuato. Foto: Brenda Orozco, PopLab.

De acuerdo con más de 10 testimonios recogidos, muchas manifestantes fueron ahorcadas cuando se reunieron afuera de la caseta de policía en la Plaza Expiatorio, a quienes también les golpearon a puño cerrado y les jalaron del cabello. A una menor de edad le arrancaron las perforaciones de la cara y las orejas al arrestarla; declara que una agente le dijo “estas arracadas me gustan para la boda de la próxima semana, me las voy a quedar”. La mayoría de las detenidas recibieron comentarios denigrantes y sexualizantes de los agentes varones que participaron en la redada posterior a la manifestación.

Redim señaló que además de las 22 mujeres y un varón liberados alrededor de las 4:00 a.m. del 23 de agosto, se tiene información de mujeres que no llevaron a las estaciones de la policía, pero que tampoco se tienen sus nombres. Redim teme que sean víctimas de desaparición forzada.

Las manifestantes exigían justicia por Evelyn. Foto: Brenda Orozco, PopLab.

Por su parte, las organizaciones que conforman el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (FLEPS) rechazan los actos de violencia y abuso de la fuerza de las corporaciones municipales y estatales contra mujeres.

Mediante un comunicado, señalaron que cuatro periodistas relataron que desde iniciada la manifestación los cuerpos policiales fueron hostiles contra la prensa.

La reportera Brenda Orozco, de PopLab, relató dos agresiones físicas que recibió por policías. Dijo que una mujer policía la detuvo y forcejeó del brazo mientras le decía que no podía tomar fotografías. Momentos después, la tiraron al suelo, la despojaron de la mochila y se la aventaron.

Mientras Martha Silva, también de PopLab, informó que un hombre vestido de civil la empujó para evitar que realizara su trabajo.

Alfonsina Ávila, de Zona Franca, relató que un grupo de mujeres policías la comenzó a rodear y golpear. Según su testimonio tuvo que comenzar a gritar, por lo que colegas intervinieron y evitaron que la detuvieran.

Finalmente, Melissa Esquivias, reportera de Ágora, explicó que policías la rodearon, amenazaron y esposaron con la intención de llevarla detenida. Pero al darse cuenta que era prensa la liberaron.

–Con información de POPLAB

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas