Carlos Navarrete Ruiz, aspirante a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Carlos Navarrete Ruiz, aspirante a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Ciudad de México, 25 de febrero de 2014 (SinEmbargo).– Carlos Navarrete Ruiz tiene una agenda muy apretada. Recién dejó su puesto como Secretario de Trabajo y Fomento al Empleo en el gabinete del Jefe del Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera Espinosa, para dedicarse de lleno a la búsqueda de la Presidencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y no ha parado.

Aunque aún no existe la convocatoria oficial para renovar la dirigencia del Sol Azteca, el político mantiene una campaña agresiva en todo el país a la que llama “encuentros con mis compañeros perredistas” para posicionarse sobre sus otros dos adversarios: Carlos Sotelo García y el ex mandatario de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard Casaubón.

Debido a esa agenda ajustada, Navarrete Ruiz aceptó una entrevista en un café de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México, que le queda de “camino” a sus ocupaciones del día. Ofreció un poco más del cuarto de hora. Llegó apresurado con algunos minutos de retraso, ataviado con una chamarra de piel café y con su bigote perfectamente recortado que le caracteriza. Se sentó en una de las mesas al aire libre y no pidió nada para beber.

Ahí, en esa mesa del pequeño, muy pequeño café de la Narvarte, reconoció que el PRD necesita un cambio pero negó que su partido enfrente una crisis interna.

También afirmó que sueña con la Presidencia del partido y negó ser el candidato de Jesús Zambrano Grijalva, actual dirigente nacional de esa fuerza política, a pesar de que ambos forman parte de la corriente Nueva Izquierda (NI) mejor conocida como “Los Chuchos”.

Habló de Ebrard, de Andrés Manuel López Obrador y de Miguel Ángel Mancera, y desligó a estos dos últimos de una posible alianza.

Navarrete descartó y se sorprendió con la sola idea de que Mancera busque acercarse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que lidera López Obrador, a pesar de que AMLO elogió al mandatario en varias ocasiones durante los mítines que realizó el año pasado en las 16 delegaciones de la Ciudad de México. Simplemente le escandalizó y hasta sonrojó.

–¿Cómo va su candidatura para la Presidencia del PRD? Anda de gira en estados, se está promoviendo?

–A ver. El PRD va a renovar su dirigencia de acuerdo al estatuto municipal, estatal y nacional. Todo apunta a que de acuerdo con sus leyes internas en junio próximo renovemos más de mil 500 comités municipales, 32 estatales y el Comité Nacional. Para que eso ocurra tienen que elegirse los consejeros respectivos, municipales, estatales y nacionales y el Consejo Nacional tiene la facultad de elegir al Presidente y al Secretario Nacional.

Sabiendo esto, yo inicié un recorrido por el país, que no es de campaña porque no hay convocatoria, lo he llamado: “Encuentros con mis compañeros perredistas” en todo el territorio. A la fecha tengo 25 estados recorridos; entre lo que falta de febrero y los primeros 10 días de marzo terminaré las 32 entidades y he tenido muy buena respuesta de los dirigentes estatales y municipales a todos los lugares que he ido.

Soy fundador del PRD como muchos mexicanos, he tenido cargos dirigentes, partidarios y legislativos, tengo experiencia suficiente, los militantes del PRD me conocen y por lo tanto hay amplias probabilidades de que si el Consejo se reúne pudiera yo lograr los votos suficientes para ser elegido Presidente Nacional.

¿Es el candidato de Jesús Zambrano?

–No. Suele decirse que una corriente pretende elegir al nuevo presidente. Yo he dicho lo siguiente: aspiro a ser el presidente de todos los perredistas, y no solo de una de sus corrientes y así lo he dicho a todos, por eso en los estados me he reunido con todas las corrientes internas: con Nueva Izquierda, Alianza Democrática Nacional, Foro Nuevo Sol, Vanguardia Progresista, con Patria para Todos, y me seguiré reuniendo por cierto, para platicar cómo veo el futuro del PRD, qué propongo para que el PRD entre en una nueva etapa preparándose para la elección de 2015 y luego de 2018.

A Marcelo Ebrard, ¿cómo lo ve? Ha hecho algunas declaraciones: dijo que usted tenía miedo cuando habló de la encuesta que mandó hacer que arrojó que los perredistas simpatizan con él para que sea el presidente. ¿Qué opina?

–Que Marcelo, lamentablemente, desconoce la vida partidaria y al desconocerla tiene ocurrencias, y una ocurrencia es que resuelva la dirigencia con una encuesta. Ese tema ya lo resolvió el Congreso Nacional, ya no es tema. El Congreso ya se reunió, ya cambió su estatuto, ya definió las reglas y está descartada elegir dirigentes mediante una encuesta. Ese argumento es un absurdo.

¿Usted no ve a Marcelo como un contrincante fuerte para la dirigencia?

–Yo veo a Marcelo como un buen aspirante a candidato presidencial no a presidente del PRD.

¿Cómo ve al PRD? Si usted llega a la presidencia cómo lo tomaría, ¿hay una crisis?–

–No. Lo que vemos es una situación difícil para el conjunto de las izquierdas. Tenemos 30 años de unificación de las izquierdas, desde 1984 a la fecha y este proceso se ha roto con la formación de otro partido. No es una buena noticia y el PRD como el mayor partido de la izquierda mexicana tiene retos fenomenales, pero también tiene capital humano, tiene liderazgos parlamentarios, de gobierno, partidarios y sociales; una militancia de más de tres millones de afiliados en todo el país; es decir, veo al PRD como un partido muy fuerte, que sin embargo tiene que hacer varios cambios para ser competitivo en el 2015.

¿Cuáles son esos cambios?

–Tiene que mejorar su estructura orgánica, de los municipios hacia arriba. Tiene que  mejorar su estructura dirigente, del nacional para abajo. Tiene que optimizar sus gobiernos municipales y estatales. Tiene que mejorar su trabajo legislativo en las cámaras y tiene que definir una posición política frente al gobierno que le mande un mensaje a la población de que el PRD es un partido socialmente útil, que representa a millones de mexicanos; que es capaz de encabezar las aspiraciones de muchos mexicanos que están preocupados por la economía, el empleo, la inseguridad y la falta de oportunidades.

¿No existe la imagen entre la gente de que el PRD es un partido que contribuyó a la Reforma Energética?

–No. Ni creo que haya esa imagen, ni es cierto. Quienes lo afirman andan extraviados o están desinformados totalmente. El PRD combatió la Reforma Energética, argumentó en contra de esa reforma y votó en contra en las dos cámaras y salió a la calle y hoy es el que está impulsado la Consulta Popular para echar para atrás esa reforma.

El movimiento de López Obrador dice que ustedes contribuyeron con esa reforma, al participar y aceptar la Reforma Fiscal, porque fue creada para tapar el hueco en la recaudación que dejará la Reforma Energética… 

–Pues los de Morena andan extraviados y medio desesperados. ¿Por qué extraviados? Porque de pronto les ha salido la idea de que su principal enemigo es el PRD y nosotros no lo consideramos así. Nuestro principal contrincante no es Morena, es el gobierno con el PRI (Partido Revolucionario Institucional) y el PAN (Partido Acción Nacional). Si ellos consideran al PRD como su principal enemigo y se van a concentrar en desprestigiarnos y desgastarnos, pues allá ellos, que con su rencor se lo coman.

¿Cómo ve el panorama para 2015? Morena acaba de anunciar que no hará alianzas con ningún partido y que abrirá 50% sus candidaturas a candidaturas independientes, ciudadanas. ¿Qué impacto tendrá en el PRD?

–Que les vaya muy bien. Si yo fuera un católico practicante, podría decir una frase que todo el mundo me va a entender: Dios que los acompañe y a nosotros que no nos abandone.

Pero, esta división de la izquierda, ¿no le afectará a la izquierda en las elecciones?

–No es buena noticia la división, nunca es buena noticia en cualquier fuerza política. Ahí está en PAN que está haciéndose pedazos. Sin embargo, frente al reto que significa tener cuatro partidos de izquierda, el PRD tiene  que utilizar sus fortalezas que son muchas, aprovechar su capital humano, sus liderazgos de gobierno y legislativos, que son muy numerosos, poner de pie a su militancia para trabajar intensamente y reencontrarse con su electorado.

Carlos Navarrete Ruiz, ex secretario del Trabajo y Fomento al Empleo del GDF. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Carlos Navarrete Ruiz, ex secretario del Trabajo y Fomento al Empleo del GDF. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

–Quienes hemos construido este partido desde hace 25 años, tenemos la obligación de cuidarlo y respetarlo. No se puede descalificar a más de tres millones de mexicanos que componen este partido y a miles de dirigentes del todo el país. Marcelo bien haría en ser agradecido con el PRD, que le permitió ser Jefe de Gobierno, pese a que cuando lo hicimos candidato tenía 15 días de afiliarse y hoy debiera cuidar más este partido, que es lo más importante que tiene la izquierda mexicana.

¿Ya no ve a Marcelo en el PRD en un futuro? Acaba de formar su Movimiento Progresista y lo hizo una Asociación Civil.

–Yo lo veo en el PRD. Él tiene futuro. Celebro que Movimiento Progresista además  de ser una Asociación Civil, sea una corriente del PRD. Tienen derecho a estar representando y actuar en el PRD y yo haré siempre todo lo que esté de mi parte para que Marcelo se serene y sea parte de las fortalezas y liderazgos perredistas.

Hace un rato dijo que Ebrard es más candidato a la Presidencia de la República. ¿Lo ve cómo candidato del PRD para 2018?

–Yo lo veo como un aspirante muy importante, no sé qué vaya a pasar de aquí a 2018, apenas estamos a 2014, faltan cuatro años. Pero Marcelo Ebrard es una figura política nacional, conocida, reconocida y bien vista por mucha población. ¿Esto durará hasta 2018? Vamos a verlo porque hay otras figuras: están Miguel Ángel Mancera y otros gobernadores de otros estados. Pero hoy Marcelo es una figura importante en la izquierda mexicana y aún está en el PRD y espero que aquí se mantenga.

¿Lo apoyaría como presidente del PRD si se acercara con esa intención?

–Es muy lejos todavía y si voy a ser presidente, no debo cargar los dados, debo garantizar que todos tengan piso parejo y posibilidades de desarrollo. Si soy presidente me tocará convocar a los liderazgos del partido y él es uno de ellos.

Carlos Sotelo, Carlos Navarrete y Marcelo Ebrard: candidatos a la dirigencia del PRD. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Carlos Sotelo, Carlos Navarrete y Marcelo Ebrard: candidatos a la dirigencia del PRD. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

–Yo confío en que las cosas se irán asentando en el Distrito Federal en el segundo año de gobierno. En que un conjunto de iniciativas que el Jefe de Gobierno está impulsado en el gabinete se noten más en el 2014 y confío en que en 2015 llegaremos con una alta aceptación del gobierno de la ciudad y con un Jefe de Gobierno muy vinculado al PRD, muy cerca del PRD, aunque no sea militante. No pierdo la esperanza de que en un futuro cercano se incorpore a las filas del PRD.

¿No cree que Mancera vaya a irse a las filas de Morena?

–¿Mancera? Por supuesto que no. Es como pensar que el Arzobispo Primado de México se afilie a la iglesia pentecostal.

Bueno, una vez salieron AMLO y él en una foto muy sonrientes en un partido de béisbol…

–Jugando béisbol… Eso no tiene ninguna señal política, más la que le quieran buscar en la prensa. Yo me reúno a tocar guitarra con amigos del PAN y del PRI y no me pienso ir a esos partidos.

Y a Marcelo, ¿lo ve tocando la puerta de Morena?

–No, no lo veo. Primero porque no creo que le abran la puerta y segundo, porque no creo que él la toque y tercero porque Marcelo ya tiene partido y es el PRD. Es un partido muy grande, muy influyente y muy importante. Nadie abandona a una casa grande con más de tres millones de habitantes, para irse a construir una casa pequeña que apenas está intentando construirse.

¿Por qué Morena no llamaría o no aceptaría a  Ebrard?

–No lo sé, no estoy presente en sus reuniones, ni sé qué es lo que discuten, no lo sé. Con Morena y otros partidos yo acudo a la frase clásica del Presidente Juárez, adaptándola: El respeto al partido ajeno, es la paz.

Le pregunto porque me acaba de decir que no cree que Morena invitara a Ebrard a formar parte de sus filas…

–Así lo creo, pero me puedo equivocar.

¿Cómo ve al PRD en 2015 en las elecciones intermedias?

–Esa es muy buena pregunta. ¿Cómo veo al PRD? Lo veo con un grado de unidad, abriendo sus puertas para los mejores candidatos en los 300 distritos  y en los 17 estados que tienen elecciones locales. Lo veo desplegado en el territorio y en los municipios, aprovechando su capital político, encabezando causas de los mexicanos. Lo veo haciendo campaña muy vinculado con la población y teniendo éxito.

Oiga, hay acusaciones del Secretario de Alianzas de que está coptado el proceso de afiliación del PRD y que a los que no son de la corriente de IDN y Nueva Izquierda les cobran 50 mil pesos para poder llevar un módulo de afiliación a una colonia.

–Desconozco a qué se refiera y no tengo información al respecto porque no estoy en la vida partidaria directa. Pero, en todo caso, como miembro del secretariado, como dirigente nacional, tiene la posibilidad de llevar es tema al secretariado nacional y ahí colocarlo.

Usted acaba de pedir que el nuevo Instituto que suplirá al IFE (Instituto Federal Electoral) lleve a cabo las elecciones internas del PRD. Armando Contreras dice que “es una maña”, porque ustedes van a integrar el padrón solamente con gente afín a IDN y a Nueva Izquierda y que ese padrón será el que le entregarán al nuevo Instituto.

–Le mando decir a mi compañero que desde hace 15 días está abierta la afiliación en línea y que si sabe prender una computadora y presentar una clave, puede ponerse a afiliar al número de gente que quiera. No sé si en el secretariado se lo hayan informado, esta afiliación en línea se cerrará hasta mayo. No creo que tenga sustento eso de que hay un padrón cerrado, al contrario se está abriendo y finalmente estoy convencido de que si el INE (Instituto Nacional Electoral) organiza la elección, tendremos un mayor grado de certeza y de mejor organización en el proceso electivo.

¿Por qué?

–Porque el IFE o INE en un futuro, tiene más experiencia, capacidad, equipo, personal humano para organizar una elección, se le dice: aquí está el padrón del partido, aquí están los candidatos, aquí están las reglas, tu organiza la elección, elabora las boletas, distribuye la paquetería, hace las actas, cuenta los votos y dinos cuántos votos sacó cada quien, quién ganó y quién perdió y en qué proporción, se acabó. Eso lo podría hacer mejor el INE porque tiene mayor aparato que el PRD.