Los empresarios del sector han observado que su contribución al ingreso nacional se reducirá casi un punto porcentual por la crisis del coronavirus, por lo que propusieron 14 medidas durante y después de la crisis sanitaria para hacerle frente al golpe económico.

Ciudad de México, 25 de marzo (SinEmbargo).- La pandemia de coronavirus ha dejado seis personas muertas y 475 infectadas. Ante este escenario, el sector turístico informó que 262 hoteles y dos mil restaurantes han cerrado sus puertas debido a las restricciones sanitarias. El Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) presentó al Gobierno de México una serie de medidas para paliar el golpe.

En un documento el Consejo solicitó al Estado mexicano aumentar seis meses al periodo para realizar las declaraciones anuales, tanto de personas físicas como morales; además de exentar el cobro de casetas que no tengas concesión. Estas medidas formaron parte de los 14 puntos que el CNET presentó al Presidente Andrés Manuel López Obrador para enfrentar al COVID-19.

“Dado que los principales mercadosemisores de México ya se encuentran en la fase 2 o 3 de la contingencia, la afectación para nuestro país ya presenta un grave comportamiento. En medida que avance la crisis, el impacto se dará de una manera acelerada y en mayor proporción”, dijo el grupo de empresarios turísticos.

El CNET presentó un escenario en el que se espera una baja al 7.5 por ciento del 8.7 anterior que el turismo representó para el Producto Interno Bruto (PIB). En el sector hotelero esperó tener 52 mil 400 habitaciones sin ocupar y una reducción de 40 por ciento en en la ocupación de vuelos. Por ello, estimó la quiebra de empresas y pérdidas en la recaudación tributaria.

Hasta ahora, dijo el organismo, el sector ha implementado acciones como la absorción de costos con lo que se flexibilizaron las políticas de reservación y cancelación de vuelos -como lo informó la Procuraduría Federal del Consumidor la semana pasada- de hospedaje y en el sector restaurantero. Además, confirmó el CNET en algunos casos se adelantó el periodo vacacional con goce de sueldo a sus empleados y se invirtió en la sanitización de sus negocios.

Las peticiones del sector para pasar la crisis sanitaria de coronavirus fueron:

– Aumentar el tiempo para: La entrega de las declaraciones anuales, para personas físicas y morales que participen en el sector empresarial (por seis meses). El pago provisional de IVA e ISR, así como de retenciones, contribuciones sociales al IMSS e Infonavit. También para cubrir el pago de créditos otorgados por la banca de desarrollo y banca comercial y hasta reestructuración de deudas.

– No aumentar el costo de energéticos un periodo de dos años.

– Acelerar la evolución de impuestos -que ya fue aprobado.

– Quitar el cobro de derechos de uso en el espacio aéreo nacional, derechos migratorios y de casetas sin concesión.

Pasada la contingencia, el plan presentado incluyó:

– Volver deducible inmediatamente las construcciones y la compra de activos fijos. Además la deducción del pago de consumo restaurantero.

– Otorgar un periodo de subsidio tributario al IVA, un periodo de seis meses. En este ámbito, que los pagos provisionales se cumplan de manera trimestral.

– Que el uso de los impuestos al hospedaje se dirijan a la difusión y promoción del sector turístico nacional.

– Un grupo de trabajo turístico que identifique los apoyos y medas que requiera.