El Colectivo #MediosLibres indicó que el proceso seguido en el Congreso no respetó los lineamientos legislativos ni el diálogo con la sociedad civil, lo cual se traduce en que esta ley es una ley sin consenso. Además, recordó que pese a las reuniones en Comisiones el pasado 19 y 24 de abril, la minuta no tuvo ningún cambio en su contenido y se aprobó en el Plena de la Cámara de Senadores.

#MediosLibres recordó que pese a los llamados de diversos organismos nacionales como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI) e internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), las relatorías para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de las Naciones Unidas (ONU), la ley fue aprobada.

Ciudad de México, 26 de abril (SinEmbargo).– El Colectivo #MediosLibres lamentó la aprobación de la Ley general de Comunicación Social, conocida como #LeyChayote, y denunció que el proceso legislativo estuvo lleno de claroscuros, inconsistencias y cargado de irregularidades. El partido del Presidente Enrique Peña Nieto, el Revolucionario Institucional (PRI), se la impuso al país.

Peña se ha gastado 40 mil millones de pesos en un puñado de medios. Organizaciones nacionales y extranjeras indican que alcanzará el los 60 mil millones erogados en comunicación social, una cifra histórica en México. Los organismos de la sociedad civil consideran que el gasto es básicamente para comprar la línea editorial de periódicos impresos, televisoras y radiodifusoras, además de medios digitales.

Organismos internacionales, desde Naciones Unidad (ONU) hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había demandado al PRI y a sus socios en el Senado de la República que tuvieran responsabilidad y no pasaran esa Ley, que básicamente deja en manos del Gobierno federal, otra vez, miles de millones de pesos de pesos que gasta a su arbitrio cada año. Alertaron que su aprobación atenta contra la libertad de expresión.

La organización internacional Artículo 19 denunció esta mañana: “Con 60 votos a favor, 46 en contra y 1 abstención, el pleno del @senadomexicano aprueba en lo general la Ley General de Comunicación Social. Esta #LeyChayote no resuelve el problema del gasto arbitrario y opaco de la #PublicidadOficial”.

“Reprobamos la forma en la que se condujo este proceso legislativo y rechazamos contundentemente el resultado en la que esta ley derivó, que deja en un estado más vulnerable la libertad de expresión y el derecho a la información de esta sociedad”, indicó por su parte el colectivo #MediosLibres través de un comunicado.

#MediosLibre aseguró que la minuta votada y aprobada durante la madrugada del día de hoy en el Senado de la República no cumple con los criterios establecidos en la sentencia del 15 de noviembre de 2017 emitida por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“La minuta legaliza las malas prácticas llevadas a cabo en la publicidad oficial, y no integró en su contenido las demás iniciativas presentadas en ambas Cámaras por los diferentes partidos políticos, y mucho menos integró las recomendaciones que desde el Colectivo #MediosLibres propusimos al Congreso de la Unión”, dice el colectivo.

#MediosLibres denunció que con la aprobación de la #LeyChayote la libertad de expresión se verá afectada al no establecerse reglas claras en el tipo de gasto de la publicidad oficial.

En color rojo los nombres de los Legisladores que impulsaron la votación de la #Lay Chaote. Foto: Especial

“En palabras de la sentencia esta ley aprobada en el pleno del Senado “viola la libertad de expresión, de prensa y de información, ya que la ausencia de dicho marco normativo permite un uso arbitrario y discrecional de la repartición de la publicidad oficial y genera censura a los medios de comunicación y periodistas críticos”.

Los denunciantes indicaron que el proceso seguido en el Congreso no respetó los lineamientos legislativos ni el diálogo con la sociedad civil, lo cual se traduce en que esta ley, es una ley sin consenso. Además, recordaron que pese a las reuniones en Comisiones el pasado 19 y 24 de abril, la minuta no tuvo ningún cambio en su contenido y se aprobó en el Plena de la Cámara de Senadores.

#MediosLibres recordó que pese a los llamados de diversos organismos nacionales como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI) e internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), las relatorías para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de las Naciones Unidas (ONU), la ley fue aprobada.

“Esto claramente muestra una total falta de voluntad política, una falta de compromiso por parte de las y los legisladores, que se vio reflejado en un supuesto cumplimiento a la sentencia de la Suprema Corte dejando una gran deuda que el Congreso tiene para con la sociedad, así como para sus derechos y libertades. No puede existir una sociedad democrática sin un Estado que no integre en su agenda la libertad de expresión como un eje rector de la misma”.

El colectivo aseguró que con la ausencia de garantías para ejercer la libertad de expresión se imposibilita el poder acceder a otra gama de derechos, y por ende, se debilita nuestra democracia.

Esta madrugada con 60 votos a favor y 46 en contra, quedó aprobada en lo general, la Ley de Comunicación Social que la SCJN ordenó legislar al Congreso desde noviembre pasado.

Desde la Cámara de Diputados, la oposición (PAN, PRD, PT, Morena y PES) intentó frenar la aprobación de esa ley elaborada por el PRI. De las distintas críticas que ha recibido esa minuta, sobresale que no toma en cuenta las propuestas de las organizaciones civiles, por lo que no garantiza cambios sustanciales en la compra de publicidad oficial.

De los 40 senadores que hicieron uso de la palabra en el Pleno, la mayoría estaba en contra y siempre dejaron en claro que frente a sus argumentos, estaba la mayoría que tenía la orden de aprobar la ley.