“He visto cómo se descuida a África cuando hay medicamentos disponibles” en el pasado, dijo el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del continente, John Nkengasong.

Por Cara Anna

NAIROBI, Kenia, 26 de noviembre (AP) — En África, las vacunaciones contra la COVID-19 podrían no empezar hasta el segundo trimestre del próximo año, dijo el jueves el máximo responsable de salud pública del continente, añadiendo que sería “extremadamente peligroso” que partes más desarrolladas del mundo se inmunicen y después restrinjan los viajes exigiendo una prueba de vacunación.

“He visto cómo se descuida a África cuando hay medicamentos disponibles” en el pasado, dijo el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) del continente, John Nkengasong.

Y advirtió que “está claro que la segunda ola (de contagios) está aquí, en el continente” de 1 mil 300 millones de habitantes. África superó la semana pasada los 2 millones de infecciones confirmadas.

En África, las vacunaciones contra la COVID-19 podrían no empezar hasta el segundo trimestre del próximo año. Foto: Siphiwe Sibeko/Pool vía AP

Los CDC de África están “muy muy animados” por las prometedoras noticias de los resultados de los ensayos clínicos de un puñado de vacunas contra la COVID-19, aunque el almacenamiento en frío que necesitan algunas para su traslado será un gran desafío en la región, apuntó Nkengasong. El funcionario citó ese despliegue logístico en su predicción de cuándo comenzarán las vacunaciones.

Los CDC han estado discutiendo opciones de vacunación con Rusia y China, entre otros, mientras trata de no quedarse atrás en la carrera para obtener dosis. Según Nkengasong, el continente necesitará alrededor de 1 mil 500 millones de dosis, asumiendo que habrá que poner dos por persona, para alcanzar la cobertura del 60por ciento necesaria para la inmunidad de grupo.

“Lo que no queremos para el continente es que la COVID se convierta en una enfermedad endémica”, añadió.

En un avance esperanzador, las autoridades han empezado a distribuir 2.7 millones de tests de antígenos por toda la región, algo que Nkengasong dijo podría ser un cambio decisivo al permitir pruebas más rápidas y fáciles.

Hasta el momento, en los 54 países del continente se han realizado unos 21 millones de pruebas de detección del virus.