México está en la lista de países extranjeros que ha buscado manipular a Jared Kushner, el yerno del Presidente estadounidense Donald Trump, para sacar algún tipo ventaja, reveló este día el periódico The Washington Post. Los señalamientos vinieron después de que medios de EU revelaran que el asesor Presidencial perdió el acceso a información de alta seguridad.

A algunos funcionarios de la Casa Blanca les preocupa que Kushner haya sido “ingenuo” en sus contactos con funcionarios extranjeros, algunos de los cuales insistían en hablar solo directamente con Kushner y no con personal más experimentado, según aseguró al Post un exfuncionario.

El yerno de Trump mantiene desde la campaña electoral estadounidense de 2016 una cercana relación con el Canciller de México, Luis Videgaray, quien suele reunirse con él en sus frecuentes visitas a Washington.

Kushner es el principal punto de contacto en el Gobierno de Trump para Videgaray, quien mantiene una relación mucho menos estrecha con su homólogo, el Secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

Ciudad de México, 24 de febrero (SinEmbargo).- México está en la lista de países extranjeros que ha buscado manipular a Jared Kushner, el yerno del Presidente estadounidense Donald Trump, para sacar algún tipo ventaja, reveló este día el periódico The Washington Post.

De acuerdo con información del diario, fuentes anónimas aseguraron que al menos México, Israel, los Emiratos Árabes Unidos y China han discutido en privado cómo influir en el también asesor Presidencial.

“Funcionarios de al menos cuatro países han discutido privadamente las maneras como pueden manipular a Jared Kushner, yerno y asesor senior del Presidente, al tomar ventaja de sus complejos arreglos financieros, dificultades financieras y falta de experiencia en política exterior, según funcionarios y ex funcionarios que conocen de reportes de inteligencia del tema”, se lee en el diario.

Las fuentes anónimas son funcionarios y ex funcionarios quienes explicaron a The Washington Post que los cuatro países nombrados habrían querido valerse de la falta de experiencia de Jared. Sin embargo, el diario dice que no hay certeza si es que los gobiernos extranjeros hayan logrado una acción a partir de las reuniones.

“Es poco claro si alguno de estos países tomaron acción a partir de esas discusiones, pero los contactos de Kushner con ciertos funcionarios de Gobiernos extranjeros han provocado preocupaciones al interior de la Casa Blanca y son una de las razones por la que le ha sido incapaz de aprobar su examen permanente de seguridad dijeron los funcionarios”, dice el Post.

Esos países veían una vulnerabilidad en Kushner debido a “sus complejos acuerdos de negocios, sus dificultades financieras y su falta de experiencia en política exterior”, indica el diario.

Por ese motivo, los contactos de Kushner con ciertos funcionarios extranjeros han generado preocupación en la Casa Blanca y son una de las razones por las que no ha podido obtener hasta ahora un permiso permanente de acceso a información confidencial, según las fuentes.

A algunos funcionarios de la Casa Blanca les preocupa que Kushner haya sido “ingenuo” en sus contactos con funcionarios extranjeros, algunos de los cuales insistían en hablar solo directamente con Kushner y no con personal más experimentado, según aseguró al Post un exfuncionario.

El yerno de Trump mantiene desde la campaña electoral estadounidense de 2016 una cercana relación con el Canciller de México, Luis Videgaray, quien suele reunirse con él en sus frecuentes visitas a Washington.

Kushner es el principal punto de contacto en el Gobierno de Trump para Videgaray, quien mantiene una relación mucho menos estrecha con su homólogo, el Secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson.

El Washington Post no mencionó a Videgaray en su artículo, aunque sí citó a una fuente diplomática mexicana, que pidió el anonimato y aseguró que Kushner “ha mantenido (un comportamiento) estrictamente profesional” en su relación con el país vecino.

“Ambos lados han perseguido sus intereses, pero también han tratado de encontrar puntos en común”, dijo la fuente mexicana.

Poco antes de que se diera a conocer el reportaje del periódico estadounidense, medios de aquel país informaron que Jared Kushner perdió su permiso de acceso a la información de alto secreto del Gobierno de EU, aunque la Casa Blanca espera que eso no afecte su trabajo en la relación con México e Israel.

El permiso de Kushner fue rebajado de “alto secreto” a “secreto”, lo que veta su acceso a la información de inteligencia más delicada del Gobierno estadounidense, según indicaron la revista Politico y la cadena de televisión CNN, que citan fuentes familiarizadas con la situación.

Hasta ahora, Kushner tenía acceso a esa información gracias a un permiso temporal concedido por la Casa Blanca, pero no había logrado uno permanente porque para ello es necesario que las agencias de seguridad del país completaran una investigación sobre sus antecedentes, y esta sigue abierta, de acuerdo con varios medios.

Jared Kushner, yerno del Presidente Trump y su hija Ivanka Trump. Foto: EFE

El caso de Rob Porter, quien renunció este mes a su cargo en la Casa Blanca tras ser acusado de maltrato, atrajo la atención al problema de los permisos de acceso a información confidencial, y los medios descubrieron que ese ex funcionario, Kushner y “docenas” de otros accedían a esos datos con permisos temporales.

Eso despertó especulaciones sobre por qué estaban tardando tanto los exámenes de antecedentes en esos casos, y si quizá el motivo podía ser algo turbio en su pasado que pueda exponerles a un chantaje y poner en peligro la información confidencial.

Por eso, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, anunció a mediados de este mes que retiraría los permisos temporales de alto secreto a aquellos empleados que llevaran más de ocho meses sin que se completara la investigación de antecedentes necesaria para obtener una autorización permanente.

El pasado viernes, Kushner y el resto de funcionarios que tenían su mismo permiso temporal de acceso a datos de alto secreto recibieron una notificación para informarles que sus autorizaciones ahora solo llegaban a un nivel inferior, el de información “secreta”, explicó Politico.

Trump afirmó la semana pasada que él no tomaría la decisión final sobre si Kushner podía mantener su acceso a información de alto secreto, y que dejaría que Kelly tuviera la última palabra al respecto.

“Yo no tomaré esa decisión. Dejaré que el general tome esa decisión. Jared está haciendo cosas muy importantes para nuestro país y cobra cero (dólares) por ello”, dijo Trump el viernes.

En un comunicado la semana pasada, Kelly aseguró que, pasara lo que pasara, Kushner podría continuar con su papel en temas de política exterior, que incluye el liderazgo de los esfuerzos de EU para lograr la paz entre israelíes y palestinos y una cercana relación con el Secretario deRelaciones Exteriores mexicano, Luis Videgaray.

“Como le dije hace días a Jared, tengo una completa confianza en su capacidad de seguir desempeñando su papel en sus tareas de política exterior, incluida su supervisión de nuestro esfuerzo de paz entre israelíes y palestinos y la parte integral que supone en nuestra relación con México”, afirmó el jefe de gabinete.

Por otra parte, varios medios revelaron hoy que un alto funcionario del equipo de comunicaciones de la Casa Blanca que había ejercido de portavoz de Kushner y su esposa Ivanka Trump, Josh Raffel, planea abandonar pronto la Casa Blanca para volver al sector privado y ocuparse de su familia en Nueva York.

SRE NIEGA ACUSACIONES

Tras la divulgación del reportaje del Washington Post, la Secretaría de Relaciones Exteriores negó que buscara manipular al yerno de Trump.

La dependencia, consigna el periódico Reforma, aseveró que todas las reuniones con Kushner han sido encuentros profesionales y que en ningún momento se ha buscado influir o sacar provecho de las decisiones del yerno de Trump.

– Con información de EFE