Ciudad de México, 27 de noviembre (SinEmbargo).– Las bancadas de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado reprobaron el mensaje del Presidente Enrique Peña Nieto para anunciar su estrategia de seguridad, porque elude su responsabilidad en la crisis por la que atraviesa el país. Asimismo, calificaron el mensaje presidencial como un discurso electorero.

Panistas y perredistas coincidieron en que por sí solo el decálogo no resolverá la “situación de emergencia nacional” mientras el Presidente no ejerza la autocrítica para remover a los colaboradores que no han dado resultados, y responsabilice a los gobiernos municipales y al sector empresarial por las fallas institucionales.

Los senadores perredistas sostuvieron que el mensaje de Peña Nieto “no ha resuelto nada” y sus propuestas “llegaron dos meses tarde”.

“Lo primero que debimos haber escuchado del titular del Ejecutivo es una posición autocrítica sobre el desempeño de las instancias, instituciones, encargadas de la investigación de los delitos”, afirmó el coordinador del PRD, Miguel Barbosa Huerta.

Tras una reunión a puerta cerrada para analizar el discurso presidencial y fijar una postura conjunta, senadores de Acción Nacional criticaron que el Presidente no asuma su responsabilidad en la falla de la estrategia de seguridad y al mismo tiempo mantenga en sus puestos a los servidores públicos cuyos diagnósticos equivocados no permiten generar soluciones concretas.

“La falla de origen del discurso, porque solo se quedó en el aspecto discursivo yo no vi propuestas, es que parte de un diagnóstico equivocado, el tema de seguridad se los traslada a los municipios. ¿Qué pasó con la gendarmería?, ¿qué pasó con la concentración de facultades en el Secretario de Gobernación, en materia de seguridad?, ¿funcionó o no funcionó su estrategia de seguridad?, ¿en qué se equivocaron? Es decir no hay reconocimiento, no hay autocrítica en el discurso del presidente”, recalcó el líder parlamentario panista, Jorge Luis Preciado.

Los panistas anunciaron que crearán tres comisiones en materia económica, política y de seguridad pública integradas por diputados, senadores e integrantes de la dirigencia nacional, antes de pronunciarse si respaldarán la realización de un periodo extraordinario para avalar las iniciativas que enviará el Presidente el próximo lunes.

Los perredistas indicaron que sí avalan la realización de un periodo extraordinario en diciembre de este año, para sacar adelante cualquier solución que ayude a resolver la “emergencia nacional”.

Finalmente, los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) salieron a la defensa del Presidente Peña Nieto. El Senador Emilio Gamboa afirmó que el mensaje de este jueves demuestra la responsabilidad del Ejecutivo para atender las demandas sociales.

“Yo creo que el Presidente fue en su discurso crítico. Me parece que Acción Nacional tiene sin duda alguna un rostro electorero, todo lo quieren hacer para ver si pueden ganar la elección de 2015. Nosotros ahorita estamos preocupados y ocupados para sacar adelante este problema severo que nos indignó como mexicanos”, recalcó.

ACTO DE “CINISMO”: MORENA 

Martí Batres Guadarrama, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, calificó como un acto de “cinismo” el mensaje emitido por el Presidente Enrique Peña Nieto porque, aseguró en un comunicado, pretende dar carpetazo al tema Ayotzinapa sin siquiera concluir las investigaciones.

Para Peña Nieto, aseveró el dirigente de Morena, es más importante seguir impulsando reformas anti populares.

Alertó que la desvinculación del salario mínimo de las medidas fiscales sólo redundará en un incremento de impuestos y no de los salarios, mientras que las reformas al sistema policial, expresó, lejos de acabar con la corrupción exculpan a los gobiernos estatales y federal de estar penetrados por el crimen organizado a pesar de que “distintas informaciones que señalan el contubernio de gobernadores y funcionarios federales con el crimen y la delincuencia”, dijo el comunicado.

Respecto al tema de más presupuesto para la policía, el presidente del CEN de Morena recordó que los recursos destinados a los cuerpos policíacos se han incrementado 10 mil por ciento en los últimos años y, detalló, lejos de pacificar al país sólo ha servido para financiar al crimen.

En lo que se refiere al tema de respeto a derechos humanos, Batres Guadarrama advirtió que Peña Nieto carece de autoridad moral para tocar el tema luego de las detenciones arbitrarias contra jóvenes manifestantes y de que estos fueron trasladados a penales de alta seguridad y aseguró que el Presidente de la república es el principal violador a los derechos humanos.

Además, agregó Batres, que Peña Nieto hable de desigualdad social y de lucha anticorrupción “es una bofetada al pueblo de México” luego de que ha quedado al descubierto la fortuna millonaria del Jefe de Estado.

Por ello calificó el mensaje como un acto de cinismo que pretende hacer creer que la administración de Peña Nieto tomará medidas contra los grandes problemas, cuando lo único que ha hecho es “malbaratar los recursos nacionales y reprimir y perseguir a los opositores”, concluyó.