Por todos es sabido que para tener una piel sana y suave es importante no fumar ni beber alcohol, mantener la suficiente hidratación y descansar las suficientes horas. Pero, ¿qué hay de la alimentación?

Por Andrea Núñez-Torrón Stock

España, 27 de noviembre (TICbeat).- Eres lo que comes, y esta tendencia también se aplica a tu piel y su proceso de envejecimiento. Lejos del proceso natural de envejecer, existen alimentos que aceleran este proceso, hacen más proclive la aparición de arrugas prematuras y te alejan de los buenos hábitos nutricionales. Consumiéndolos con frecuencia tu piel estará menos suave, lisa y tersa, experimentando el deterioro.

Por otro lado, existen alimentos cargados de nutrientes beneficiosos para tu piel, que también potencian la buena salud de tu organismo en general. Incorporándolos a tu dieta habitual y agregándolos a tus platos de forma frecuente, tu piel comenzará a vivir cambios positivos y a adquirir todas aquellas sustancias que necesita -como antioxidantes, flavonoides y numerosas vitaminas y minerales- que precisa para combatir el envejecimiento.

5 ALIMENTOS BUENOS PARA LA PIEL 
Aguacate. Esta deliciosa fruta tropical caracterizada por su exquisito sabor y su textura cremosa tiene un alto contenido de vitaminas E y B, además de ácidos grasos esenciales que proporcionan una gran cantidad de nutrientes para tu piel.

El aguacate tiene un alto contenido de vitaminas E y B. Foto: Shutterstock.

Pescado azul. Los pescados grasos como el salmón son ricos en ácidos grasos Omega 3, compuestos que hidratan la piel de forma natural y la protegen de los rayos UV del sol.

Bayas. Las bayas destruyen los componentes y las enzimas que son responsables de acabar con el colágeno. Además, también son una buena fuente de vitamina E y te hidratan gracias a su elevado contenido en agua.

Las bayas son una buena fuente de vitamina E. (Imagen ilustrativa) Foto: Shutterstock

Té verde. El té verde contiene compuestos químicos como taninos y catequinas con poderosas propiedades antioxidantes para cuidar tu piel y también para tratar el acné, las espinillas y el eccema. Un estudio realizado en 2003 en el Centro Médico de Georgia demostró que el té verde puede rejuvenecer las células de la piel que se encuentran al final de su ciclo de vida.

Nueces de Macadamia. Las nueces típicas de Brasil tienen un alto contenido de selenio y vitamina E, lo que las convierte en uno de los alimentos más poderosos en la lucha contra las arrugas. La vitamina E es una vitamina soluble en grasa que repara la piel dañada y protege contra el sol. Por su parte, el selenio es un mineral con efecto antioxidante que protege a tus células de los radicales libres.

Las nueces de macadamia tienen un alto contenido de selenio y vitamina E. Foto: Shutterstock

LOS PEORES ALIMENTOS PARA LA PIEL
Si quieres evitar las arrugas, procura no consumir con frecuencia los siguientes ingredientes.

Carnes rojas. Mientras que la carne roja magra puede ser una fuente aceptable de proteínas, la carne demasiado hecha o carbonizada es inflamatoria, ocasionando problemas para tu salud y piel. Por otra parte, las carnes procesadas contienen altas cantidades de sodio que contribuyen a la inflamación. También causan deshidratación y retención de agua, factores que incrementan la probabilidad de arrugas.

Alcohol. ¿Alguna vez has notado que tu piel se ve más hinchada a la mañana siguiente después de una noche de fiesta? El alcohol deshidrata tu piel y causa inflamación, por lo que su consumo excesivo es desdeñable. En todo caso, opta por una copa de vino tinto debido a que contiene poderosos antioxidantes como el flavonoide y el resveratrol.

Azúcar. El colágeno es la base que mantiene su piel unida. Cuando esto comienza a descomponerse, aparecen arrugas. De este modo, la pérdida de esta sustancia equivale a una piel menos elástica, lo que contribuye a la aparición de arrugas. El azúcar es un poderoso destructor de las fibras de colágeno, razón para no consumir en exceso pasteles, galletas, helado o refrescos. Algunos alimentos que no sabías, como la salsa de tomate industrial, contienen mucho azúcar.

El azúcar es un poderoso destructor de las fibras de colágeno, razón para no consumir en exceso pasteles, galletas, helado o refrescos. (Imagen ilustrativa) Foto: Shutterstock

Alimentos procesados. El pan blanco, las comidas preparadas, los embutidos o las conservas contienen aditivos y conservantes no naturales que elevan la glucosa en sangre y destruyen el colágeno. Te recomendamos optar por alimentos frescos, de temporada y apostando por el comercio local y de proximidad.

Margarina. Un estudio publicado en el Journal of American College of Nutrition encontró que las personas que consumían margarina tenían más arrugas que las que no. La margarina tiene una alta cantidad de grasa poliinsaturada que causa inflamación y estrés oxidativo. Es mejor elegir mantequilla de verdad o acompañar tus tostadas de aceite de oliva.

La margarina tiene una alta cantidad de grasa poliinsaturada. (Imagen ilustrativa) Foto: Shutterstock

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE TICbeat. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.