Author image

Gustavo de Hoyos Walther

30/04/2024 - 12:04 am

Arte para México

“Lo primero que tiene que hacer el siguiente gobierno (y aquí incluyo también al poder legislativo) es concebir una estrategia de apoyo a la cultura, de la mano de sus productores y sus creadores”.

“El paradigma de apoyo a la cultura en México debe combinar, de manera virtuosa, la acción del mercado y la intervención del Estado”. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

El poeta Octavio Paz fue uno de los grandes críticos de los totalitarismos, tanto de izquierda como de derecha. Su principal objeción fue que estos clausuraban la experiencia de la libertad humana. Ambos proyectos fracasaron en el siglo XX precisamente porque el ser humano no puede vivir sin libertad.

Pero Paz fue también crítico de la expansión del monopolio del mercado a lugares que no le correspondían: la naturaleza, la ética y, sobre todo, la cultura.

En efecto, hoy sabemos que dejar sólo al Estado las expresiones culturales de una sociedad lleva al aniquilamiento de las fuerzas creativas de los individuos. Pero también lo contrario es cierto: dejar sólo al mercado el impulso de la cultura lleva a la clausura de expresiones artísticas que, aunque no serían premiadas por la oferta y la demanda, sí son de gran calidad y pueden incluso cambiar la perspectiva habitual con la que vemos el mundo.

Sabemos muy bien que hay muchas obras artísticas de todo tipo sin las cuales seríamos culturalmente más pobres, pero que, en su tiempo, no se vendieron mucho.

El paradigma de apoyo a la cultura en México debe combinar, de manera virtuosa, la acción del mercado y la intervención del Estado.

Lo primero que tiene que hacer el siguiente gobierno (y aquí incluyo también al poder legislativo) es concebir una estrategia de apoyo a la cultura, de la mano de sus productores y sus creadores.

La nueva estrategia no puede ni debe diseñarse centralmente desde la burocracia federal. Mientras llega el momento de esa gran conversación, algunas cosas pueden ser dichas de manera preliminar.

El presupuesto para cultura debe ser aumentado de forma significativa. Este incremento, sin embargo, tiene que ir de la mano de una gestión racional de los recursos, de tal manera que estos se empleen en promover expresiones culturales que lo merezcan.

En este sentido, sabemos de la existencia de quejas por parte de una buena parte de la comunidad cultural de México, en el sentido de que el influyentismo y el nepotismo en la asignación de recursos es una práctica generalizada. Esta situación habrá de modificarse muy pronto.

Otra cosa que habrá que discutir es el papel de las artes en la formación de los niños y jóvenes mexicanos. En los últimos lustros hemos sido testigos del abandono de este tipo de educación artística. Esto ha sido un grave error. Por el contrario, los planes de estudio de nuestros niños y niñas deben fortalecerse con materias que impulsen la apreciación y creatividad artística. Esto hay que fortalecerlo con una oferta cultural robusta que permita a nuestras infancias y a nuestra juventud acercarse a lo mejor del arte: conciertos, funciones de cine y teatro, presentaciones de libros y otras manifestaciones del arte.

Esto es muy importante. Esos lugares donde el arte nos toca representan momentos cruciales para mucha gente: de pronto sabemos quiénes somos.

El arte no debe estar al servicio de la burocracia y el mercado, sino al revés. Si así hacemos que la ecuación sea la adecuada, el México del futuro será del tamaño de nuestra esperanza.

Gustavo de Hoyos Walther
Abogado y empresario. Ha encabezado diversas organizaciones empresariales, comunitarias, educativas y filantrópicas. Concentra su agenda pública en el desarrollo de líderes sociales (Alternativas por México), la participación ciudadana en política (Sí por México) y el fortalecimiento del estado de derecho (Consejo Nacional de Litigio Estratégico).

Los contenidos, expresiones u opiniones vertidos en este espacio son responsabilidad única de los autores, por lo que SinEmbargo.mx no se hace responsable de los mismos.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video