“Hasta ahora, el humo meteórico había sido pasado por alto en los estudios de modelos de circulación general de la formación de nubes de hielo y agua en Marte”, dijeron los autores del estudio, que fueron dirigidos por Victoria Hartwick, una estudiante de posgrado de la Universidad de Colorado en Boulder.

Por Becky Ferreira; traducido por Álvaro García

Ciudad de México, 29 de junio (Vice Media).- Los robots que hemos enviado a Marte han capturado hermosas vistas de las nubes que se desplazan por sus cielos alienígenas o que se forman sobre importantes puntos de referencia como los volcanes.

Sin embargo, los científicos han descubierto que otro tipo de nube marciana, que anteriormente había eludido explicación, se crea a partir de los restos de meteoritos que se queman en la atmósfera del planeta. Este “humo meteórico”, descrito en un artículo publicado recientemente en Nature Geoscience, estimula la formación de nubes en altitudes entre los 30 y 60 kilómetros.

“Hasta ahora, el humo meteórico había sido pasado por alto en los estudios de modelos de circulación general de la formación de nubes de hielo y agua en Marte”, dijeron los autores del estudio, que fueron dirigidos por Victoria Hartwick, una estudiante de posgrado de la Universidad de Colorado en Boulder. “Llegamos a la conclusión de que las simulaciones atmosféricas de Marte que pasan por alto el humo meteórico no reproducen la distribución espacial observada de las nubes de hielo y agua”.

Estas nubes de humo meteórico son distintas de las nubes de baja altitud que se forman cuando las partículas de polvo son expulsadas de la superficie marciana por los vientos, y también difieren de las nubes de gran altitud que forman núcleos alrededor de las partículas de dióxido de carbono, reveló el equipo.

“Hasta donde sabemos, estas nubes [que contienen humo meteórico] se forman en la atmósfera media y durante todas las estaciones”, dijo Hartwick a Motherboard en un correo electrónico. “El mayor control sobre la ubicación de su formación es la temperatura”.

Las nubes especiales se forman durante un clima relativamente frío, como la noche marciana, cuando el vapor de agua y hielo se forma alrededor de los granos de polvo interplanetarios que llegan a la atmósfera media. Un proceso similar de formación de nubes también se observa en la Tierra cuando el polvo meteórico llega a los cielos de nuestro planeta.

El equipo utilizó datos de la sonda Atmósfera y Evolución Volátil de Marte (MAVEN, por sus siglas en inglés) de la NASA para mostrar que aproximadamente tres o cuatro toneladas de polvo alienígena golpean la atmósfera de Marte durante cada sol, que es la versión marciana de un día. Solo una fracción de este material interplanetario se esparce a altitudes más bajas, pero es más que suficiente para propiciar la formación de nubes.

La nueva investigación no solo explica cómo se forman estas nubes enigmáticas en Marte, sino que también sugiere que los meteoros pueden desempeñar un papel más importante en el clima marciano de lo que se suponía anteriormente. Por ejemplo, el humo meteórico podría ayudar a explicar la formación de nubes durante los primeros años de Marte, cuando el planeta era más cálido, más húmedo y posiblemente propicio para la vida.

“Es un trabajo emocionante por varias razones”, dijo Hartwick a Motherboard. “Podríamos esperar que ocurra un proceso similar a este en cualquier otro planeta terrestre, incluso fuera de nuestro sistema solar”.

“En última instancia, esto muestra que el clima planetario no es simplemente autónomo; puede ser influenciado por su sistema solar o su entorno planetario”, añadió.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Vice Media. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.