Miles de personas se dieron cita en las clínicas de la Universidad de Seattle y de la Universidad de Washington, muchas de ellas lo hicieron en pijama o bata para dormir.

Ciudad de México 30 de enero (SinEmbargo).- Miles de personas fueron vacunas de emergencia contra la COVID-19 en clínicas de Seattle y Washington, Estados Unidos, luego de que un congelador que almacenaba las dosis de Moderna se rompió.

De acuerdo con los reportes, mil 650 vacunas estaban a punto de expirar, por lo que autoridades sanitarias emitieron un llamado a la población para recibir la primera dosis de Moderna.

“URGENTE: Tenemos disponibles 588 dosis de Moderna, de las 11 pm del 28 de enero a las 2 am. Haga clic en el enlace para reservar”, decía el anuncio publicado por la organización civil Swedish en Twitter.

Tras ello, miles de personas se dieron cita en las clínicas de la Universidad de Seattle y de la Universidad de Washington, muchas de ellas lo hicieron en pijama o bata para dormir.

El director de Swedish, Kevin Brooks, detalló que las citas se agotaron en un lapso de entre 35 y 40 minutos.

Posteriormente aseguró que “ninguna dosis se ha desperdiciado pues se han entregado a otra organización sanitaria”.

Mientras los representantes de la Universidad de Washington informaron que aplicaron 800 dosis, en las clínicas UW Medical Center Montlake y UW Medical Center Northwest.

En este sentido, el asistente de administración del hospital UV Medical Center aclaró que en la vacunación se dio prioridad a personas de más de 65 años, mismos que recibirán la segunda dosis de la vacuna en 21 días.

Hasta el momento se desconoce la causa que provocó la falla en el congelador.