Momentos de pánico y caos  vivieron los manifestantes al ser embestidos por un camión cisterna a que viajaba a gran velocidad. Mientras que en Washington se declaró el toque de queda  a partir de las 23:00 horas y hasta las 6:00 del lunes.

Mineápolis (EU.), 31 may (EFE).- Un conductor embistió este domingo con un camión cisterna a una multitudinaria manifestación en Mineápolis (EU), escenario de protestas raciales en la última semana, sin que aparentemente nadie resultase herido.

Miles de personas avanzaban por la autopista I-35W, que estaba cortada al tráfico, cuando el camión cisterna arremetió a gran velocidad contra la protesta.

Momentos de pánico y caos se vivieron mientras los manifestantes trataron de echarse a los lados de la autopista, elevada en ese punto, para evitar que el camión les atropellase.

Cuando el camión frenó, una multitud se abalanzó contra la cabina y sacó de ella al conductor.

Aunque los motivos del camionero se desconocen, según explicó un testimonio a la afiliada local de NBC, cuando fue cuestionado dijo que solo quería “intimidar” a los manifestantes para detener la protesta.

Un gran grupo de personas rodeó y agredió al conductor hasta la llegada de la Policía, minutos después, que se lo llevó detenido.

“El conductor resultó herido y fue trasladado a un hospital con lesiones leves. Está detenido. No parece que ningún manifestante haya sido atropellado por el camión”, informó el Departamento de Seguridad Pública de Minesota.

El Gobernador del estado, Tim Walz, declaró que “no tener una tragedia con muchos muertos es algo increíble”.

La Policía aprovechó la ocasión para dispersar la multitudinaria protesta, que según definió el mismo Departamento de Seguridad Pública era “pacífica”.

Los agentes rociaron con gases lacrimógenos con el objetivo de despejar la autopista.

Mineápolis vive días de protestas raciales y antipoliciales por el asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd el lunes.

Un policía ha sido detenido por la muerte de Floyd, aunque los manifestantes reclaman el arresto de los otros tres agentes implicados en el caso.

Por tercer día consecutivo, este domingo rige un toque de queda a partir de las 20:00 horas. Además, el sistema de autopistas está cerrado desde las 17.00 horas.

TOQUE DE QUEDA EN WASHINGTON

Tras una noche de saqueos e incendios en la capital estadounidense en protestas por la violencia policial, la Alcaldesa Muriel Bowser anunció este domingo un toque de queda y la activación de la Guardia Nacional para evitar nuevas revueltas, pese a lo cual ya se registraron algunos incidentes.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, la Alcaldesa informó de que el toque de queda regirá en todo Washington a partir de las 23:00 horas y hasta las 6:00 del lunes.

También indicó que ha activado a la Guardia Nacional del Distrito de Columbia para que apoyen a la Policía Metropolitana en el control de las manifestaciones que se han producido en los últimos días y que el sábado derivaron en saqueos, vandalismo e incendios.

Pese a los preparativos de la ciudad, cientos de manifestantes se congregaron en horas de la tarde para marchar desde la Universidad Howard hacia el centro de la ciudad para iniciar la protesta.

En la calle 14, ya se produjeron los primeros enfrentamientos con la policía, después de la quema de un coche patrulla, y los agentes lanzaron pelotas de goma y arremetieron contra los presentes, incluidos varios periodistas, entre ellos un camarógrafo de EFE/EPA.

Varios cientos de manifestantes se congregaron también en el Parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, donde en los últimos días han arrancado las protestas por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd el lunes pasado en Mineápolis (Minesota), cuando era detenido por la policía acusado de usar un billete falso de 20 dólares.

La policía, con equipo antidisturbios, se mantiene situada tras las vallas localizadas frente a la verja del jardín de la Casa Blanca, sin que se hayan registrado incidentes.

En días pasados, los manifestantes protagonizaron escaramuzas con la policía en ese lugar, pero en la noche del sábado las protestas se extendieron a otras áreas y acabaron con enfrentamientos con la policía, escaparates rotos, comercios saqueados e incendios.

El origen de las protestas es la muerte del afroamericano George Floyd, de 40 años, en un incidente que fue grabado en video por los transeúntes y que ha generado la indignación en todo el país.

En el video se ve a un agente blanco, que luego ha sido acusado de asesinato y homicidio imprudente, sometiendo a Floyd en el suelo, subido sobre él y presionándole con su rodilla en el cuello durante varios minutos sin hacer caso de sus ruegos de que no podía respirar.

“Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor”, se escucha a Floyd decir mientras agoniza, una escena que ha generado disturbios en las grandes ciudades de Estados Unidos.