El delegado en la región alerta sobre una baja en la matrícula de las escuela de la región, pues padres de familia están dando de baja a sus hijos para llevarlos a estudiar fuera de la región.

Padres de familia están dando de baja a sus hijos para llevarlos a estudiar fuera, advierte el delegado en la Montaña Baja, Maurilio Morales.

Por Luis Daniel Nava y Jacob Morales

Guerrero/Ciudad de México, 9 de noviembre (ElSur/SinEmbargo).- El delegado de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) en la Montaña baja, Jerónimo Maurilio Morales, exigió garantías para poder laborar en las escuelas que llevan 43 días cerradas y alertó que durante esta suspensión, padres de familia están dando de baja a sus hijos para llevarlos a estudiar fuera de la región.

Aseguró que de manera paulatina han empezado a laborar 17 escuelas en la zona rural del municipio de Chilapa, así como planteles ubicados en Ahuacuotzingo, Acatepec, Atlixtac y Zapotitlán Tablas.

Precisó que la región educativa Montaña baja cuenta con 680 escuelas de nivel básico, con 62 mil 84 alumnos atendidos, por 3 mil 967 maestros y personal de apoyo.

La autoridad regional informó que por esta suspensión de facto no habrá sanciones contra docentes y personal de apoyo, porque las causas que la han originado son ajenas al sector educativo.

Este miércoles, el delegado de servicios educativos de la Montaña baja fue consultado en una oficina alterna que improvisó en un centro universitario, para despachar en el centro de la ciudad.

Informó que después del último comunicado-prórroga para la suspensión temporal de clases de la SEG, para concluir la revisión de la infraestructura de las escuelas por posibles daños del sismo del 19 de septiembre, en esta semana se están reactivando de manera paulatina las labores en algunas escuelas, en otras los maestros han estado en contacto con alumnos y padres de familia para avanzar en las actividades académicas.

Detalló que en parte del municipio de Chilapa son 17 escuelas de las comunidades las que ya reanudaron labores, así como “algunas escuelas de Ahuacuotzingo, Acatepec, Atlixtac y la parte más alta ubicada en la Montaña: Zapotitlán Tablas”.

Acerca de las medidas de seguridad que se le están dando a los trabajadores de las escuelas que han reanudado, la autoridad educativa respondió:

“No nos metemos en ese tema, hay instancias que se encargan de esta situación. Nos preocupa el tema educativo, en ese estamos abocados, buscando estrategias para ir avanzando en con los niños, no al cien”.

Admitió que no hay fecha para que se regularice el sector educativo, pero insistió en que se han estado abriendo las escuelas de manera paulatina.

“Hoy reanudaron dos escuelas más, se van sumando con apoyo de los padres de familia, con acuerdos de autoridades locales, directores y maestros”.

Sobre la petición de maestros y líderes sindicales, de que reanudarán actividades hasta que una autoridad se haga responsable de lo que pudiera ocurrirles, el delegado de la SEG deslizó:

“Estamos pidiendo a las instancias que existan las garantías de seguridad, para poder desarrollar las actividades académicas en todas las escuelas. No podemos sepultar el futuro de nuestros niños, de los jóvenes. Si dejamos esta situación, dejaríamos en el abandonado el sector educativo”.

“Pedimos las garantías para nuestros compañeros (maestros), (para) nosotros mismos aquí en la ciudad (de Chilapa), pedimos seguridad, garantías para poder desarrollar nuestros trabajo”, agregó.

El funcionario respondió que no habrá sanciones contra los trabajadores durante esta suspensión de labores generalizada en la región:

“No hay ninguna sanción, como autoridades estamos buscando la forma de contribuir donde podamos, no va a haber sanción a ninguno de los maestros. Lo que estamos buscando, más que sancionar, es solucionar, pues no es culpa del magisterio. No es culpa del maestro que no esté llegando a sus escuelas, son circunstancias ajenas al sector educativo”, dijo.

Precisó que en la región existen 680 escuelas de nivel inicial, primaria y secundaria, en todas sus modalidades y sistemas, con 62 mil 84 alumnos.

Jerónimo Maurilio también alertó sobre una baja en la matrícula, pues padres de familia están dando de baja a sus hijos por la suspensión de labores.

“Hay padres de familia que están dando de baja a sus niños para llevarlos a otras escuelas (en municipios fuera de la región Montaña baja)”.

No obstante, indicó, no tener cuantificadas las bajas. “Necesitamos cuantificarlo una vez que tengamos los datos en el sistema de manera oficial. Ha habido casos”.

Dijo que la obligación de los maestros de diferentes instituciones y la delegación, es buscar las formas para ir conduciendo la cuestión académica en estas circunstancias.

Maurilio Morales informó que no tiene una fecha exacta en que inició la suspensión de labores y que ha habido escuelas que en un inicio estuvieron trabajando de manera normal, pero después se incorporaron y otras escuelas, que de manera esporádica, se han presentado a dejar trabajos a los alumnos y a revisarlos.

UNIVERSITARIO ASESINADO

Estudiantes y maestros de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de Cuajinicuilapa marcharon esta mañana como protesta por el asesinato del alumno y sobrino del sobreviviente de la masacre de El Charco Efrén Cortés Chávez, Jorge Cortés Carmona, y contra el ambiente de violencia e inseguridad.

Alrededor de las 9:30 de la mañana, los manifestantes marcharon en la carretera federal Acapulco-Pinotepa Nacional, del centro de la ciudad a la facultad de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG).

Los estudiantes exigieron justicia para su compañero desaparecido el 28 de octubre y hallado asesinado el martes en una fosa clandestina en el municipio, y rechazaron la ola de violencia e inseguridad que se vive en el estado.

El día de ayer, familiares del estudiante de Veterinaria y Zootecnia fueron a la Fiscalía Regional del Estado en Acapulco, para identificar el cuerpo hallado el martes, acompañados por visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El tío del joven, Efrén Cortés Chávez, indicó que la familia se enteró por vecinos y amigos del hallazgo del cuerpo enterrado en un terreno en la carretera de Cuajinicuilapa a San Nicolás.

El cuerpo del estudiante de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) estaba enterrado en una fosa clandestina de 80 centímetros.

Los familiares indicaron que identificaron el cuerpo por la ropa que portaba el joven de 24 años la noche que desapareció.

Fuentes de la Fiscalía indicaron que el cuerpo no será entregado hasta que se realicen las pruebas de ADN, porque existe una denuncia por desaparición forzada y se tendrán que realizar todos los protocolos

AMENAZA EN UNA SECUNDARIA DE ZITLALA 

El delegado regional confirmó que este lunes, personal de la secundaria técnica Raúl Isidro Burgos, ubicada en la cabecera de Zitlala, encontró una amenaza anónima sobre una cartulina, lo que provocó que se suspendieran labores en todas las escuelas de nivel básico en ese municipio, “hasta nuevo aviso”.

“Es lamentable lo que pasó en esa escuela, así como en otras escuelas, pero no es un problema que tengamos que resolver nosotros. Pedimos garantías para que el maestro pueda llegar a su escuela y pueda trabajar de manera armónica con los alumnos y padres de familia”.

Dijo que ha estado en contacto con jefes de sector, supervisores y directores todos los días, para atender lo que corresponda al ámbito educativo y administrar casos eventuales.

“No quisiera comentarlo a la sociedad, lo que pedimos son garantías para desarrollar nuestro trabajo”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ELSUR. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.