México, 11 Jun. (Notimex).- El jefe del gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubon, pidió a la izquierda cerrar filas con el objetivo de construir una candidatura unitaria para los comicios presidenciales de 2012.

En el marco de la reunión nacional de dirigentes de la corriente Nueva Izquierda del Partido de la Revolución Democrática (PRD) advirtió que sólo así habrá una contraparte del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El titular del Gobierno del Distrito Federal consideró que se trata de lograr un cambio estructural para México, que sólo puede concretar la izquierda unida.

“Seguir la estrategia de unidad es la primera demostración de que podemos gobernar este país, que tenemos la experiencia para hacerlo y estamos a la altura política”, puntualizó.

En este contexto, reiteró que es el único camino para crear una fuerza homogénea de la que se puede sacar un amplio partido.

“Si construimos una candidatura unitaria de todas las izquierdas está se convertirá en la contraparte del PRI, pero en caso contrario nos vamos a ir a una posición marginal”, expresó.

Acompañado del dirigente Nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, y su antecesor Jesús Ortega Martínez, enlistó tres “grandes razones para pensar que la izquierda puede concretar un rumbo diferente en México”.

En primer lugar, señaló que los candidatos de izquierda no están sujetos a los poderes fácticos que controlan México, ni se someten a los intereses económicos de algunas minorías y pueden gobernar con autonomía en beneficio de toda la sociedad.

Como segundo punto resaltó la experiencia que la izquierda ha adquirido durante 14 años de gobierno en la ciudad más grande de la república mexicana.

“Durante ese tiempo la ciudad de México se consolidó como primer lugar en competitividad y desarrollo social, asimismo disminuyó el índice de delincuencia”, resaltó.

Como tercer punto, indicó que está el cambio que propone la izquierda unida en la agenda nacional, para fortalecer el Estado mexicano y que incluye incentivar el mercado interno, combatir la pobreza a través de la educación y un salario mínimo por encima de la inflación.

El Ejecutivo capitalino recalcó que estas acciones se lograrían con la disminución del gasto corriente.

Marcelo Ebrard aseguró ante representantes perredista de todo el país que reúne toda la experiencia y las características para unificar a la izquierda si es nombrado candidato a la Presidencia de la República en 2012.

Con ello pretende encaminar los esfuerzos a concretar con un cambio tangible en la realidad nacional y dijo que “con un giro de estrategia vamos a sacar al país del estancamiento y la desesperanza en que está sumergido”.