En la final se toparon con Brasil, equipo que era amplio favorito porque contaba con el astro Neymar, pero a los mexicanos no les importó y con base al esfuerzo colectivo y aprovechar las oportunidades frente al marco brasileño, el TRI se impuso con un par de goles de Oribe Peralta 2-1.

Ciudad de México, 11 de agosto (SinEmbargo/ASMéxico).– Este 11 de agosto, se cumplirán 5 años desde que la Selección Mexicana de fútbol consiguió el máximo logro en la historia del TRI en competición mundial, la medalla de oro de Londres 2012, sin olvidar los dos campeonatos Sub-17 que se consiguieron en 2005 y 2011, respectivamente.

Bajo el mando de Luis Fernando Tena, la generación de oro del TRI consiguió reponerse de muchas situaciones que rodearon al equipo, arrastrando la motivación de haber ganado un año antes la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

En el preolímpico de Concacaf el TRI llegó sin problemas a disputar la final ante Honduras, a quienes venció en la primera ronda, al igual que a Panamá, Trinidad y Tobago, en las semifinales se impuso a Canadá, pero en la final, sufrió hasta los tiempos extras para poder derrotar a los ‘catrachos’ quienes opusieron resistencia hasta los últimos minutos.

Ese equipo, plagado de juveniles Sub-23 fue al Torneo Esperanzas de Toulón, un par de meses antes del arranque de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el TRI fue ubicado en el Grupo B junto a Francia, Marruecos y Bielorrusia, por lo que el panorama era alentador para llegar a semifinales y lo consiguieron al ganar dos de los tres encuentros. En la semifinal se toparon con Holanda, remontando un marcador de 4-2, por lo que la historia y la ”suerte” estaba del lado mexicano, pues se enfrentarían a Turquía por el título y los derrotaron 3-0 con goles de Cándido Ramírez (hoy de Atlas), Hiram Mier (hoy de Querétaro) y Alan Puido (hoy de Chivas), sumando el segundo tercer éxito en fila para este equipo, acumulando 13 victorias, 1 empate y 1 derrota.

Entonces llegaría el momento de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, llegando como uno de los equipos a seguir en el torneo y con la esperanza de conseguir lo nunca antes visto, una medalla olímpica. El equipo del ‘Flaco’ Tena se tuvo que reforzar obviamente con tres elementos mayores de edad, Carlos Salcido, José de Jesús Corona y Oribe Peralta, quienes serían pilares para conseguir el oro tricolor.

En la final se toparon con Brasil, equipo que era amplio favorito porque contaba con el astro Neymar, pero a los mexicanos no les importó y con base al esfuerzo colectivo y aprovechar las oportunidades frente al marco brasileño, el TRI se impuso con un par de goles de Oribe Peralta 2-1.

La historia recordará por siempre a estos guerreros mexicanos, pese a que no todos son hoy figuras del fútbol mexicano. De los 18 integrantes, 4 juegan en Europa (Raúl Jiménez, Héctor Herrera, Marco Fabián y Diego Reyes), 10 jugaron el Mundial de Brasil 2014 y 9 siguen siendo considerados en la Selección Nacional Mexicana (Chuy Corona, Israel Jiménez, Héctor Herrera, Marco Fabián, Oribe Peralta, Giovani Dos Santos, Raúl Jiménez, Javier Aquino, Diego Reyes y Néstor Araujo).

También algunos de ellos se perdieron en las ”mieles” del éxito pasajero que les dio esta Selección y hoy viven en el bajo mundo del fútbol mexicano sin brillar e incluso, algunos, al borde del retiro pese a su corta edad, en específico Jorge ‘Chatón’ Enríquez, Antonio Rodríguez, Miguel Ponce, Javier Cortés, Darwin Chávez, Néstor Vidrio e Hirám Mier, muchos de ellos con gran talento, pero con poca fortuna en su futuro.