México, 16 Jun. (Notimex).- Petróleos Mexicanos (Pemex) estimó en 300 mil barriles la cantidad de energético robada entre enero y abril de este año, lo que representa pérdidas por tres mil millones de pesos, cifra que supera el total registrado durante todo 2010.

El director general de la paraestatal, Juan José Suárez Coppel, confió por ello que durante el periodo extraordinario el Congreso apruebe una minuta de reforma al Código Penal y a la Ley Federal de Delincuencia Organizada, en la que el robo de combustible quede considerado como delito del crimen organizado.

Acompañado del secretario de Energía, José Antonio Meade, expuso que se ha detectado el plagio de al menos 20 trabajadores de la paraestatal, y sostuvo que ninguna instalación petrolera está secuestrada por el crimen organizado.