Ciudad de México, 18 de diciembre (SinEmbargo).– El presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero Muñoz, dijo este día que a los mexicanos les “vale madre” la política.

La afirmación de Madero llega poco después de que su partido –junto con el Revolucionario Institucional (PRI)– aprobara la Reforma Energética sin consultar a los ciudadanos, como exigía la izquierda.

El lema del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de promotores independientes como Marcelo Ebrard, ex Jefe de Gobierno, era: “El petróleo es de todos, que nos consulten a todos”.

“Creo que hay un desentendimiento social. Lo político no es tema para los ciudadanos, les vale madre. Es un tema que lo sienten muy alejado”, dijo en MVS.

En entrevista con Carmen Aristegui, en MVS, el dirigente blanquiazul debatió con el actor Daniel Jiménez Cacho. Ahí dijo que está a favor de la consulta popular sobre la Reforma Energética, pero también expuso que su redacción “no es suficiente” para modificar la Constitución mexicana.

“Yo estoy de acuerdo en la consulta popular. Creo que la consulta no está bien redactada, como viene no alcanza a llegar”, dijo.

El líder panista aseguró que la sociedad está desvinculada de los temas políticos, se encuentra en una fase de “enajenación”.

“Hay una alejamiento social. Lo político no es tema, les vale madre, es un tema que sienten muy lejano. Esto se ha ido cultivando, los medios de comunicación desinforman, desmotivan, confunden sistemáticamente. Es todo el sistema, todo el sistema nos lleva a un distanciamiento. Es un problema más cultural que sólo de dos televisoras”, dijo.

El actor Daniel Giménez Cacho, quien encabeza el movimiento de actores “Yo quiero que me pregunten”, aseguró que el gobierno está cerrado, y eso aleja a la población.

“Cuando vemos cómo fue aprobada la reforma energética en congresos locales: sin leerla, decimos ésos son nuestros representantes. Lo más honesto que tenemos es este sistema de participación, y si hay que arreglar el artículo 35, arreglémoslo”, declaró.

Madero Muñoz insistió que hasta ahora no es posible saber si la consulta tendrá efectos para anular una consulta popular: “Estoy de acuerdo en que se hagan las consultas, lo que falta es definir la pregunta y qué alcance legal tiene. Hasta ahorita mi posición es que no alcanza”.