Unicel, bolsas de plástico, PET y las rejillas de plástico que mantiene unidas a las latas de un six de cervezas, son los sólidos más frecuentes, informaron especialistas de la UNAM.

Ciudad de México, 19 de mayo (SinEmbargo).– De acuerdo con un reporte de la revista Science, publicado en 2015, alrededor de 192 países generaron 275 millones de toneladas de residuos plásticos; de éstos, 12.7 millones de toneladas entraron al medio marino.

Al respecto, Carlos Green Ruiz, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la UNAM, sede Mazatlán, Sinaloa, indicó que en los periodos vacacionales es cuando se producen más residuos sólidos en las playas, mismos que son arrastrados mar adentro por el oleaje.

El problema es que cuando la basura está en el ambiente acuático es frecuente que la fauna la confunda con alimento y sea víctima de intoxicación, asfixia y muerte. El unicel, las bolsas de plástico, el PET y las rejillas de plástico que mantiene unidas las latas de un six, son los sólidos más frecuentes, alertó.

RESPONSABILIDAD DE TODOS

Para Nuria Méndez Ubach, académica de la misma entidad, el principio fundamental del cuidado de las playas debe empezar por nosotros.

De igual manera, “corresponde a las autoridades contar con brigadas de limpieza, como sucede aquí, en Mazatlán, y en otros lugares turísticos, para mantener limpios esos entornos”. Además, es indispensable crear conciencia en municipios y escuelas a través de la educación.

Green Ruiz enfatizó que, mediante campañas, se debe solicitar a la población y a los visitantes depositar sus desperdicios en botes clasificados, que las autoridades deben instalar en lugares específicos, o en todo caso, llevarse la basura que producen hasta encontrar un sitio adecuado para dejarla. “El lugar limpio es el que se ensucia menos, no el que se limpia más”, resaltó.

BLUE FLAG

Sólo seis estados de los 217 costeros en México, cuentan con este distintivo. Foto: blueflagmexico.org

Blue Flag es un distintivo internacional que reconoce a las playas y marinas que han alcanzado la excelencia en calidad de agua, gestión y educación ambiental, seguridad y servicios; cuenta con protocolos estandarizados y un estricto proceso de selección, verificación y seguimiento. El control de residuos sólidos es esencial para otorgar el distintivo.

Se trata de un programa desarrollado por la Foundation for Environmental Education (FEE), con sede en Dinamarca. En nuestro país, Pronatura México es el operador exclusivo. Según datos de Blue Flag, para la temporada 2017-2018 nuestro país podría contar con 35 playas en esta categoría (25 renovadas y 10 candidatas), luego de la aprobación por parte del Jurado Internacional de esta organización.

De los 17 estados costeros de México, sólo seis cuentan con playas con el distintivo Blue Flag: Baja California (Playa Chileno, en Los Cabos), Nayarit (Playa Nuevo Vallarta Norte, en Bahía Banderas), Jalisco (Playa Palmares, en Puerto Vallarta), Guerrero (Playa Icacos, en Acapulco, y Playa el Palmar, en Zihuatanejo), Oaxaca (Playa Chahué, Huatulco) y Quintana Roo (Playa Delfines, en Cancún).