Habitantes de comunidades de Guanajuato pidieron a las autoridades que estén atentos de la situación sanitaria de los trabajadores agrícolas. Se sabe de por lo menos dos casos de tosferina, una enfermedad bacteriana infecciosa muy contagiosa cuando se presenta en brotes, entre menores de un año.

En recorrido en los hogares de los jornaleros se pudo constatar lo que los habitantes denunciaron: poca o nula higiene, no hay baños, hay basura regada utilizada como forma de abono, y de las casas emana un olor de heces de vacas y cabras. Además los niños andan descalzos en un ambiente de contaminación.

Por Jorge Hernández

Ciudad de México/Guanajuato, 19 de junio (SinEmbargo/ZonaFranca).- El brote de tosferina que ha cobrado ya una muerte y tiene a un menor hospitalizado, podría complicarse por las condiciones insalubres en las que viven los jornaleros mixtecos que acuden a trabajar a comunidades como la de Barretos y San Bernardo, en el municipio de San Francisco del Rincón en Guanajuato.

En ambas comunidades de San Francisco del Rincón los jornaleros migrantes habitan en lugares insalubres, lo que sumado a la situación de carencia de vacunas del cuadro básico para prevenir enfermedades, genera una situación preocupante, incluso para los habitantes de la zona.

Zona Franca dio a conocer que en el Hospital General de León una bebé de ocho meses de edad, hija de jornaleros mixtecos provenientes de Guerrero, murió de tosferina. Pero no es el único caso, pues otro niño menor de un año se encuentra en estado grave hospitalizado.

Esta situación ha alertado a los habitantes de las comunidades, pues aunque se imparten talleres y capacitaciones por parte de la Secretaría de Salud, piden a las autoridades que estén atentos de la situación sanitaria de los jornaleros que viven en puntos de brote de la enfermedad.

La tosferina es una enfermedad bacteriana infecciosa muy contagiosa cuando se presenta en brotes, causada por la bacteria bordatella pertussis. Sus primeros síntomas son similares a los del catarro común. Cuando un menor se contagia de Tosferina y no es atendido, puede presentar un catarro de 2 semanas, exceso de tos y además tener dificultades para respirar a la hora de dormir. Además pueden sufrir de 5 a 20 ataques en las vías respiratorias en una semana.

Aquí es cuando algunos de los menores son ingresados a los hospitales. La tos es tanta que respirar se vuelve un problema, incluso provoca vómitos. Entre los factores de riesgo para contagiarse de esta enfermedad se encuentran el vivir en lugares insalubres y donde se concentra mucha gente.

El ambiente que se vive tanto en la comunidad de Barretos, donde los sembradíos de maíz están por crecer y donde nuevas cosechas esperan el momento para ser recolectadas por cientos de trabajadores del campo y sus familias que viven precisamente en lugares muy pequeños en donde habitan muchas personas.

ADEMÁS

Tan solo durante un recorrido en los hogares de los jornaleros, se pudo constatar lo que los habitantes denunciaron: poca o nula higiene, no hay baños, hay basura regada utilizada como forma de abono, y de las casas emana un olor de heces de vacas y cabras. Además los niños andan descalzos en un ambiente de contaminación.

Otros de los jornaleros viven en fincas deshabitadas en la comunidad de San Bernardo. Aquí contrasta un poco los hogares en comparación con las de Barretos, pues unas fueron construidas por los propios habitantes, y otras fueron habitadas por jornaleros que encontraron casas deshabitadas en las inmediaciones de los campos de trabajo.

Vecinos de la comunidad mencionada confirmaron que sí había jornaleros viviendo en condiciones insalubres, pues las casas en las que habitan se encuentran en pésimas condiciones.

En dichos campos de cultivo actualmente se cosecha maíz y chile serrano. Jornaleros que omitieron sus nombres piden que la temporada de lluvias sea basta para que las producciones de cosechas sean aprovechadas y todos salgan beneficiados.

Habitantes de las comunidades mencionadas coincidieron en que los jornaleros viven en condiciones de pobreza y marginación, y que además existe desconocimiento por parte de los padres sobre la aplicación de vacunas a sus hijos, por lo que el riesgo aumenta y puede generar más casos.

Doctores consultados aseguraron que la Secretaría de Salud, debería de intervenir en las comunidades en donde se tienen casos registrados, pues la aglomeración de personas en un pequeño lugar, es probabilidad de que al menos el 80 por ciento de los habitantes, esté contagiado de la enfermedad, por lo que todos los niños deberían de ser revisados para descartar síntomas de la enfermedad.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZONA FRANCA. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.