México, 20 Jun. (Notimex).- La Alianza Campesina del Noroeste (Alcano) consideró necesario que el gobierno federal cree un plan de producción agropecuario, medidas de buen uso y manejo de los recursos naturales, ante los efectos en el país a causa del cambio climático.

El secretario de organización de Alcano, Raúl Pérez Bedolla, expuso que el cambio climático “nos afecta y se materializa en heladas, sequías, granizadas, tormentas e inundaciones mucho más intensas de las que vivimos en los últimos 50 años”.

En un comunicado, señaló que ello tiene efectos negativos en la producción, la economía de los campesinos, así como de las localidades, los estados y el país, por lo que es necesario que las dependencias encargadas del sector agropecuario y medio ambiente elaboren un plan.

Explicó que tan sólo los siniestros que se presentaron en el segundo semestre de 2010 y en lo que va de 2011, el país perdió 20 por ciento de su producción de granos básicos, el mismo porcentaje del hato ganadero en los estados del altiplano y del noroeste del país.

“A principios de 2010 tuvimos la presencia de sequía aguda y en ese mismo periodo se presentaron incendios, luego tormentas y granizadas que afectaron los estados de centro y sur sureste, se presentaron tormentas y huracanes”, abundó.

Además, en 2011 se tuvo la mayor helada histórica y la presencia de nueva cuenta de una severa sequía en los estados del centro y norte, la cual fue empeorada por la presencia de los más grandes y graves incendios en los estados del altiplano, en los que destaca Coahuila como el más afectado.

Ante estos hechos, destacó, el gobierno federal deberá compensar con importaciones de dos millones de toneladas maíz, sorgo y oleaginosas.

Pérez Bedolla urgió para que se definan acciones concretas en materia de protección civil, pero también en la necesidad de contar con un nuevo plan de producción agropecuaria, medidas de buen uso y manejo de los recursos naturales.