San José, 21 Jun (Notimex).- La tortura es una prática cotidiana dentro de los centros penitenciarios de Costa Rica, afirmó hoy el ex jefe de una banda de robacoches, Ricardo Méndez, quien pasó 12 años en prisión.

“Hay tortura, hay una escuadra (de agentes de seguridad penitenciaria) que llamamos nosotros ‘capitán garrote’… son doce o catorce oficiales con garrote que usan para golpear”, narró Méndez a la emisora local Radio ADN.

Méndez, quien en 1996 fue condenado a pasar 39 años en prisión y fue liberado tras haber cumplido 12, relató que, entre otros recursos para torturar, los guardias costarricenses usan gas mostaza y agua caliente.

El tema cobró actualidad luego que un diario reveló que los golpes provocados por un oficial penitenciario fueron la causa del deceso del reo Joehl Araya, ocurrido en mayo pasado dentro de su celda de la principal cárcel del país conocida como “La Reforma”.