Madrid, 24 Jun (Notimex).- España empezará a replegar a partir del verano de 2012 a los mil 500 soldados que en la actualidad tiene en Afganistán, retirada que se hará de forma gradual y progresiva y se completará en 2014, destacó hoy el diario El País.

El rotativo señaló que será en verano de 2012 cuando esté plenamente operativa la brigada del Ejército afgano cuya instrucción y equipamiento ha asumido el Ministerio de Defensa español, para que se haga cargo de la seguridad de la provincia de Badghis.

De acuerdo con fuentes gubernamentales, se trata de una fecha aproximada. “Los plazos son indicativos, los objetivos irrenunciables”, aseguraron las fuentes desde La Moncloa.

El País aseveró que en 2014 debe ponerse fin a la actual misión de la OTAN en Afganistán, aunque se mantenga con posterioridad una presencia limitada de asesores militares al amparo de un acuerdo de cooperación a largo plazo con el gobierno de Kabul.

“El ritmo, insistieron las mismas fuentes, dependerá de la evolución de la seguridad sobre el terreno y se revisará en función de los objetivos alcanzados”, anotó.

Según el calendario previsto, la transferencia a las autoridades locales de las competencias en materia de seguridad se hará en 2012 en la provincia de Badghis.

En la provincia de Herat se iniciará mucho antes, a partir del mes que viene, pero apenas tendrá consecuencias prácticas para el contingente español.

El País indicó que lo que la OTAN va a transferir próximamente a las autoridades afganas es el Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT, en sus siglas en inglés) de Herat, bajo responsabilidad italiana, no la base de apoyo avanzado (FSB) de Herat, donde hay en la actualidad unos 300 militares españoles.

Esta base no sólo presta apoyo a la provincia de Herat, sino a toda la región occidental de Afganistán, incluida la provincia de Badghis, por lo que la OTAN no puede prescindir de ella.