El Senador Pablo Escudero Morales está interesado en la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, donde nació hace 44 años. Cuando fue Oficial mayor de la CNDH conoció a Sylvana Beltrones Sánchez, la hija del priista Manlio Fabio Beltrones Rivera. A su boda, en 2008, asistió la crema y nata de la clase política mexicana, entre los más mediáticos el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari.

En su carrera legislativa, “siempre bajo la sombra del suegro”, como expresan políticos y analistas, ha sido Diputado federal (2009-2012) y ahora es el primer Presidente del Senado que es militante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el aliado natural del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Durante su participación en el proceso de aprobación e implementación del Sistema Nacional Anticorrupción, criticó hacer pública la declaración patrimonial, fiscal y de intereses de servidores públicos, no ha propiciado su avance y cometió un error al hacer eco de los señalamientos contra la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana, dijeron especialistas en transparencia.

“El papel del Senador Pablo Escudero ha sido de lealtad al PRI y al Gobierno federal […] Si hay un partido que no es transparente, ese es el Verde”, aseguró el analista político Eduardo Huchim May.

Pablo Escudero Morales, presidente del Senado, y Enrique Peña Nieto, Presidente de la República. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 29 de julio (SinEmbargo).– Es el primer Presidente del Senado miembro del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), partido que ha acompañado en coalición parlamentaria todas las reformas estructurales presentadas por el Presiente Enrique Peña Nieto. Cuando era Diputado federal no era presentado por su nombre, sino como el yerno de Manlio Fabio Beltrones Rivera, ex dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Fue Presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana de la Cámara Alta, pero no ha hecho pública su declaración patrimonial, fiscal ni de conflicto de interés.

Se trata del Senador Pablo Escudero Morales, “un alfil más del Presidente Peña Nieto”, en palabras del analista político Eduardo Huchim May. Acaba de cumplir 44 años el 6 de julio pasado. Justamente ese día, en su cumpleaños, estuvo bajo el foco mediático al ser señalado por organizaciones civiles por hacer eco de las acusaciones sobre supuesto conflicto de interés y “cuotas para cuates” contra la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

“Es un acto preocupante porque [el Senador] Pablo Escudero tiene toda la evidencia del proceso de selección, el cual siguió altos estándares éticos y de transparencia, así como un sistema de puntaje único. Los criterios que utilizó la Comisión de Selección y las entrevistas fueron públicos desde el principio. Incluso hicieron público el Libro Blanco. A pesar de contar con toda esa información, el Senador emitió esa declaración lo cual parece más una lectura política de que quiere retrasar la salida o la puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción”, aseguró en entrevista Luis F. Fernández, director ejecutivo de la organización Nosotrxs.

El especialista en gobierno y asuntos públicos, Maximiliano García Guzmán, dijo que su actividad ha sido “peculiar” a pesar de que la idea del combate a la corrupción no le es ajena, ya que ha abordado el tema en sus cargos públicos.

“Ha sido un factor que ha hecho ruido respecto a los procesos. Hay un riesgo en atacar la legitimidad del Sistema Nacional Anticorrupción al inicio de su desarrollo. Aunque esto quizá tenga que ver con sus efectos, que lleguen algunas imputaciones respecto a ciertos actores o partidos políticos. Es una estrategia descalificar al órgano regulador para que esos señalamientos tengan un cierto grado de incertidumbre; se da mucho en el gobierno mexicano”, afirmó.

Tras su carrera como legislador desde 2009, el abogado por la Universidad de Anáhuac y Maestro por el Instituto Nacional de Administración Pública de Madrid, España, está interesado en ser el próximo Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, donde nació. Para candidato presidencial, Escudero propone al Senador del Verde, Carlos Alberto Puente Salas, quien tiene estudios hasta preparatoria, pero ha tenido cargos públicos, entre ellos, la Secretaría de Turismo de Zacatecas.

El investigador García Guzmán descartó que tenga alguna oportunidad en una Ciudad donde las preferencias electorales se han cargado no tanto de apoyo a ciertos partidos, sino de rechazo. Los triunfos de la izquierda, dijo, no son tanto por sus propuestas, sino por ser una alternativa al PRI y a su aliado el PVEM, aunque el Tucán ha dado ciertos pasos hacia la independencia.

El 14 de noviembre de 2007 Escudero se afilió al Partido Verde Ecologista de México por invitación del entonces Senador Verde, Arturo Escobar y Vega. El partido del tucán ha sido multado por el Instituto Nacional Electoral (INE) por financiar spots con recursos asignados a sus legisladores y por la difusión de comerciales en salas de cine y de tuits de personas famosas como parte de una estrategia propagandística en época electoral.

De 2006 a 2009, Pablo Escudero fue Oficial mayor de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), donde conoció a Sylvana Beltrones Sánchez, la hija de Manlio Fabio Beltrones y Diputada Federal. En 2008 se casaron. A la boda asistió el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari. “Mis papás eran muy amigos de los Gerard [empresario Hipólito Gerard Butler, dueño de la constructora GIA], que son los papás de Ana Paula, la segunda esposa de Salinas”, justificó el Senador al periodista Alberto Tavira, autor del libro Los Salinas.

En un par de ocasiones ha negado a la prensa que su carrera se la deba al priista Beltrones. En septiembre del año pasado, cuando asumió la presidencia del Senado de la República, dijo a El Universal: “En el Senado el parentesco no alcanza para que 127 senadores voten por uno. El reconocimiento de las otras fuerzas parlamentarias es lo que permite llegar a presidir la Cámara Alta”.

El politólogo García Guzmán destacó que Escudero no tiene una amplia experiencia legislativa ni política. De la CNDH dio un brinco a Diputado y Senador.

“Esa actividad se ha reforzado a partir del vínculo que tiene con Beltrones. Desde luego es natural que tenga algún tipo de influencia y ha sido clave para su desempeño legislativo por lo rápido que ha desarrollado su carrera parlamentaria”, aseguró el investigador de la UNAM.

El analista político Eduardo Huchim considera que “la sombra del suegro le ha ayudado mucho para obtener candidaturas y posiciones políticas”. No obstante, y a pesar de la cercanía, “ha hecho algunas cosas que seguramente Manlio Fabio Beltrones no haría. Les acaba de dar el beso del diablo a los consejeros del INE. Un apoyo de un Senador del Partido Verde –multado por violar la ley electoral– no es justamente lo que necesitan ya que están bajo fuego de diferentes organizaciones que están pidiendo que se vayan”.

La organización Ahora, encabezada por Emilio Álvarez Icaza, ha exigido la renuncia de los consejeros del INE por las irregularidades en las elecciones para Gobernador en el Estado de México y Coahuila, y por “tutelar” los intereses del gobierno priista.

“Es absurdo e irresponsable insinuar que las y los consejeros del INE deban renunciar, ya que el INE es una institución fuerte y sólida que garantiza la vida democrática del país”, dijo el lunes Escudero. Algo que, en opinión de Huchim, el priista Beltrones Rivera se ahorraría.

Alfredo Figueroa, integrante de Ahora, aseguró no sorprenderse de esta defensa al considerarlo un intercambio de favores.

“Da cuenta del interés del PRI y PVEM de mantener el secuestro del INE mediante un grupo de consejeros que actúan como correa de transmisión […] El PVEM es un partido que no debería tener registro y lo tiene gracias a la protección del propio INE”, afirmó.

PRESIDENTE DEL SENADO SIN “3DE3”

Pablo Escudero, como Diputado, acusó fraude y sobrecosto en la obra de la Estela de Luz en el sexenio panista de Felipe Calderón Hinojosa. Como Senador, en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto, ha sido parte de los obstáculos contra el Sistema Nacional Anticorrupción que, pese a haber entrado en vigor el 19 de julio, sigue sin tener Fiscal Anticorrupción y magistrados especializados.

“El papel del Senador Pablo Escudero ha sido de lealtad al PRI y al Gobierno federal. Lo cual es natural dado que el PVEM está en alianza con el PRI y fue así como se postuló a Enrique Peña Nieto. Es un alfil más del Presidente Peña Nieto aunque tiene otra vertiente que es su cercanía con Manlio Fabio Beltrones, quien fue en su momento el único adversario de Peña en la designación del PRI para la candidatura presidencial”, aseguró el analista político Eduardo Huchim May.

“Si hay un partido que no es transparente es el Verde, el del Senador Escudero. Es un partido que en años pasados ha negado dar no solo los currículos y la 3de3 de sus candidatos, sino ni siquiera quiso dar los nombres. Es de risa”, expuso.

Su dirección en el Senado ha sido importante, sobre todo por “los vínculos con el PRI”, coincidió el politólogo Maximiliano García Guzmán. “Cuando tomó la presidencia del Senado comentó que parte de su trabajo es darle impulso a lo que viene después de las reformas estructurales, es decir, profundizar esos cambios y hacer las adecuaciones legales pertinentes”.

En su periodo como Diputado Federal de 2009 a 2012, Escudero fue vicecoordinador del grupo parlamentario del PVEM, Presidente de la Comisión de la Función Pública y Secretario de las comisiones de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.

Al inicio de 2012 entregó a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) un peritaje en el que el Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles concluyó que el monumento “Estela de Luz” tuvo un sobreprecio de 375 millones de pesos. La obra fue parte de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución Mexicana durante el gobierno de Calderón Hinojosa.

“Advierto que existe la posibilidad de la comisión de delitos como fraude y algunos otros”, dijo en conferencia de prensa. “Estoy obligado a buscar a la Procuraduría General de la República para entregarle este dictamen y que me indique si con eso es necesario para que se integren las averiguaciones previas. O si es necesario, presentar una denuncia penal contra quien resulte responsable”.

Después pasó a la Cámara Alta. Antes de ser Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República desde septiembre de 2016, el Senador fue Presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana. Participó en las negociaciones de la reforma constitucional que creó en 2015 el Sistema Nacional Anticorrupción, así como las leyes secundarias durante 2016. Su partido, en alianza con el PRI, presentó un anteproyecto que permitía al servidor público decidir si hace o no pública su declaración.

Hasta la fecha, no ha hecho pública su declaración patrimonial, fiscal y de conflicto de interés en la plataforma “3de3” impulsada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana. La ha calificado de ser inconstitucional por avalar la intervención de llamadas como pruebas de delitos de corrupción y ha rechazado la publicidad de las declaraciones que expongan a familiares de funcionarios públicos.

El artículo 108 constitucional dice que los servidores públicos están obligados a presentar su declaración patrimonial y de intereses ante las autoridades competentes, pero es opcional hacerla pública en la plataforma.

“He cumplido con la Ley y están registrados desde hace más de 15 años todas mis declaraciones fiscales, de impuestos y antes no teníamos un formato de intereses, entonces lo que hacíamos los senadores es que abajo escribíamos lo que considerábamos”, dijo sobre el tema el Senador Escudero.

Sin embargo, el politólogo e investigador de la UNAM Maximiliano García afirmó que es un “elemento de contradicción en su discurso”, ya que por un lado pidió que los proceso de selección para el Sistema Nacional Anticorrupción fueran transparentes, pero su ejercicio como servidor público de elección popular lo mantiene “en cierto grado de reserva pese a que tendría que poner el ejemplo en abrir ese tipo de información”.

Para el analista Eduardo Huchim, esto refleja “la ironía de la política mexicana. Cómo alguien que tiene esa actitud puede encabezar un proceso para la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción. ¿Cuál transparencia si todavía no es nombrado el Fiscal? Si no ha sido obstáculo, no ha propiciado la creación del Sistema y de la transparencia”.

Sumado a ello, durante este mes formó parte de lo que organizaciones civiles han acusado como ataques contra el Sistema Nacional Anticorrupción, una herramienta para prevenir, investigar y castigar actos de corrupción, así como controlar la rendición de cuentas de los servidores públicos.

“El señalamiento contra el Comité fue muy severo, pero con muy poco fundamento porque el Senado había seleccionado a los integrantes del proceso. Tan grande fue que uno días después tuvo que dar marcha atrás de cierta forma. Fue una pifia del Senador Escudero”, dijo el analista política Eduardo Huchim May.

El cinco de julio, en un comunicado y luego de las críticas de la sociedad civil, reconoció a la Comisión de Selección por aclarar el proceso de designación, lo cual evaluó como un ejercicio que abona a la rendición de cuentas.

El 30 de enero, la coordinadora de la Comisión de Selección, Edna Jaime (México Evalúa), informó al Senado que en sesión pública y por unanimidad se había electo a los cinco integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Pero El Universal acusó en una nota publicada el 29 de junio que la comisión “incurrió en una trampa en la designación de los cinco integrantes”. La comisionada Mariclaire Acosta Urquidi obtuvo 207 puntos en su evaluación, menos que otros aspirantes.

Aunque la calificación es sólo uno de los elementos que se toman en cuenta para la decisión, la nota expuso que esta Comisión electa por el Senado de la República “ha sido cuestionada por posible conflicto de interés”. El contador público Gerardo Lozano Dubernard, uno de los aspirantes finalistas, acusó en entrevista con ese diario que para integrar el Comité se privilegiaron “cuotas y cuates”.

El Presidente del Senado, Pablo Escudero, saluda al Canciller Luis Videgaray Caso. Foto: Cuartoscuro.

La señalada Comisión de Selección la integran Edna Jaime, de México Evalúa; Sergio López Ayllón, director general del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE); María Elena Morera, presidenta de Causa en Común; Juan Pardinas, director del IMCO; Cynthia Patricia Cantero, presidenta del Consejo del Instituto de Transparencia e Información Pública de Jalisco; Pedro Salazar, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y José Luis Juan Caballero, director del Departamento de Derecho en la Universidad Iberoamericana, entre otros.

Dos días después, el sábado primero de julio, El Universal publicó una entrevista con Pablo Escudero, el Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República. El político del Verde dijo que “no ha quedado de manera clara” cómo la Comisión de Selección llevó a cabo la evaluación para nombrar a los miembros del Comité Ciudadano, ya que “hubo quejas y reproches […] ¿Por qué las personas que tenían las mejores calificaciones y los mejores puntos no llegaron?”.

“Sin duda hay una preocupación más grande de lo que está sucediendo en el SNA. Hay focos amarillos prendidos y me parece que se tiene que tomar con seriedad. Nosotros dimos los instrumentos necesarios para que pudiera avanzar el Sistema”, dijo. Sin embargo, “hemos visto una serie de actuaciones que, por decir lo menos, han sido acusadas de opacas, que no han respondido en encontrar a los mejores hombres y mujeres para integrar estos órganos, que ha habido conflicto de interés, que no son transparentes, que se está haciendo un club de amigos y que se está seleccionando por cuates”.

Escudero Morales agregó que “las primeras actuaciones que hayan tenido estén en tela de juicio. Inclusive, decir que han hecho trampa, que son opacas, que es incorrecto lo que están haciendo. Eso lo que nos quiere decir es que están arrancando con el pie izquierdo y a todos nos debe preocupar. Debemos saber qué está sucediendo”.

Ante ello, la organización civil Nosotrxs expuso en un comunicado que el Sistema Nacional Anticorrupción fue atacado por el Senado de la República en voz de su Presidente al hacer eco de las descalificaciones contra la Comisión de Selección, electa por el propio Senado, durante la designación del Comité de Participación Ciudadana.

En entrevista, su director ejecutivo, Luis F. Fernández, dijo que “lo más preocupante es que quienes hacen las leyes [los senadores] las critican en el momento en que no les conviene y es preocupante que venga de la voz de Escudero al ser el Presidente de la Mesa Directiva y que el resto de los senadores no salieran a defender el Sistema Nacional Anticorrupción o que no hablaba en representación de todos”.

Pero digan lo que digan, agregó, el Sistema puede utilizarse desde el 19 de julio. Los ciudadanos ya pueden denunciar penalmente los actos de corrupción aunque no exista la Fiscalía, así como señalar las faltas administrativas ante la Secretaría de la Función Pública y solicitar auditorías por el mal manejo de recursos ante la Auditoría Superior de la Federación.