La deuda internacional sénior no garantizada se mantuvo en ‘BB-‘ con Perspectiva Estable y el perfil crediticio individual en el rango de ‘ccc-‘, que implica un riesgo sustancial.

“Por norma podemos trabajar con dos, vamos a quedarnos con tres en esos términos”, dijo el director de Pemex esta mañana y aseguró que la petrolera estatal ahorrará con la cancelación del contrato trecientos cincuenta mil dólares, equivalentes a siete millones de pesos.

Ciudad de México, 3 de marzo (SinEmbargo).- El contrato entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y Fitch Ratings terminó este marzo y la empresa productiva del Estado mexicano determinó no renovarlo por motivos de austeridad, sin embargo la agencia calificadora internacional informó este miércoles que continuará evaluando la nota internacional de la petrolera.

“Fitch Ratings continuará proporcionando calificaciones internacionales y cobertura analítica de Pemex, así como de sus emisiones existentes de deuda internacional, en el futuro previsible como servicio para los inversionistas”, estableció la agencia en un comunicado dado a conocer a la Bolsa Mexicana de Valores.

Fitch basará sus notas de Pemex “en la disponibilidad y recepción continua de información suficiente, consistente con las cláusulas de Fitch sobre participación en el proceso de calificación”. La calificación de Pemex la realizará en escala internacional, tanto en moneda extranjera y local.

Calificará su deuda internacional sénior no garantizada, esta nota la mantuvo en ‘BB-‘ con Perspectiva Estable. Mantuvo el perfil crediticio individual de Pemex en el rango de ‘ccc-‘, que implica un riesgo sustancial.

Esta mañana Octavio romero Oropeza, director de Pemex explicó que se determinó no continuar con esta calificadora debido a que “por norma” se debe trabajar con dos calificadoras. “Nosotros heredamos cuatro y ahora se acaba de vencer el contrato que se tenía con Fitch y ya no lo renovamos, vamos a trabajar con tres: con Standard & Poor’s, con Moody’s y con HR Ratings”.

“Estamos dentro de la legalidad, simplemente se agotó el contrato, ya no hay necesidad, porque por norma podemos trabajar con dos, vamos a quedarnos con tres en esos términos”, dijo el funcionario en conferencia con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La petrolera estatal ahorrará con la cancelación del contrato trecientos cincuenta mil dólares, equivalentes a siete millones de pesos, que es el costo por cada calificadora.

Pemex anunció el martes que terminó el contrato con la agencia calificadora Fitch Ratings.

La empresa productiva del Estado mexicano informó que desde el 4 de marzo de 2021, la agencia dejará de prestar sus servicios de calificación de valores a nivel local y global. Con esto, dio por terminado el Contrato de Calificación de Valores vigente entre Pemex y Fitch México S.A. de C.V.

mañanera-3-marzo-2021

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, y el Presidente López Obrador. Foto: Presidencia.

“Lo anterior obedece a la optimización en la contratación de servicios de calificación de valores adoptada por Petróleos Mexicanos para hacer frente al complejo contexto económico actual”, detalló la petrolera estatal.

Pemex aseguró que este movimiento no significará un obstáculo o riesgo para las futuras emisiones de valores de la compañía, independientemente de que se realicen en el mercado nacional o internacional. La empresa contará con los servicios de otras calificadoras crediticias necesarias, como lo exige el marco regulatorio para la emisión de valores.

Fitch Ratings fue una de las calificadoras que mantuvo una postura firme con las finanzas de Pemex y lo que podrían impactar la economía mexicana. Los cambios en las notas crediticias que realizó a la empresa productiva del Estado afectaron el tipo de cambio y acarrearon pérdidas en la BMV.

Apenas el 20 de enero Fitch Ratings aseguró que Pemex puede requerir más apoyo económico por parte del Gobierno mexicano porque los ingresos del sector productivo han disminuido y con ello no se han podido estabilizar las finanzas de la empresa. Un mes más tarde el Presidente Andres Manuel López Obrador anunció un nuevo decreto que reducirá la carga fiscal de Pemex.

Aunque la nota soberana de México no se verá afectada con la decisión del Gobierno federal, destacó Fitch, no deja de ser un factor negativo.