Foto: EFE

El ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa denunció el deterioro de la democracia y los derechos humanos en Venezuela. Foto: EFE

Ciudad de México, 3 de septiembre (SinEmbargo).– El ex Presidente de México Felipe Calderón Hinojosa exigió hoy a la comunidad internacional a que “reaccione” ante el “deterioro” de la democracia y los derechos humanos en Venezuela, y puso como ejemplo de la “lucha” en Latinoamérica entre el pasado encarnado por el “proteccionismo” y el futuro de “apertura” y “Estado de Derecho”.

También pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, José Miguel Insulza, estaba presente en la conferencia, a actuar con celeridad para restablecer la libertad en el país que gobierna Nicolás Maduro Moros.

“No podemos simplemente tomar una actitud de pasividad y dejar que eso pase como si ocurriera en otro planeta. La OEA tiene que reaccionar y acudir a la reserva de institucionalidad que le quede para proteger valores que compartimos muchos latinoamericanos y seres humanos como es la democracia”, reclamó.

“Me gustaría hacer un llamado de alarma sobre lo que está ocurriendo en Venezuela. Podemos hacer algo como sociedad internacional, es hora de reaccionar, estamos perdiendo libertad en la región”, insistió Calderón Hinojosa, quien fue invitado a dar el discurso inaugural de la XVIII Conferencia Anual CAF que cada año celebra en Washington el Banco de Desarrollo de América Latina, junto con la Organización de Estados Americanos (OEA) y el think tank Diálogo Interamericano.

“De haber sido una democracia consolidada, claramente hemos venido observando su deterioro y este deterioro se va agravando día con día con la pérdida de instituciones, de derechos, la amenaza y persecución eficaz de opositores”, expuso.

Por ello, agregó, “no podemos simplemente tomar una actitud de pasividad y dejar que eso pase como si estuviera ocurriendo en otro planeta”.

Ante la pregunta de cómo calificaría a la Venezuela actual, Felipe Calderón afirmó: “Un régimen no democrático”.

El 13 de agosto pasado, Calderón presentó en la Ciudad de México su libro Los Retos que enfrentamos. Los problemas de México y las políticas públicas para resolverlos (2006-2012), en el que escribe su propia versión de su criticado sexenio.

Durante su administración, en México se reportaron más de 100 mil muertos, además de 40 mil desaparecidos y miles de desplazados, producto de su guerra contra el narco, declarada en diciembre de 2006.

En la elección federal de julio de 2012, su partido, Acción Nacional, perdió la Presidencia de la República, un resultado que los propios panistas atribuyen directamente a la violencia que desató el gobierno calderonista, al aumento de las violaciones a los derechos humanos, a la corrupción de los funcionarios de su gobierno y a las prácticas antidemocráticas con que gobernó al país y al propio PAN.

VENEZUELA, UNA AMENAZA: CALDERÓN

En el contexto regional, el ex Presidente mexicano (2006-2012) subrayó la “falta” de un “Estado de Derecho” definido en la región como uno de los “frenos” al crecimiento, y la necesidad de dejar de lado una estructura económica “basada en las materias primas para fomentar el valor agregado”.

“No podemos hablar con tanto optimismo de la década de Latinoamérica sin contemplar su fuerte vinculación a los precios de las materias primas”, aseguró el exmandatario en referencia al crecimiento experimentado en la primera década de este siglo como demasiado dependiente de este tipo de productos.

Dibujó, en este sentido, dos bloques en la región.

Por un lado, el Mercosur (formado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela), más enfocado en la venta de materias primas; y la Alianza del Pacífico (integrado por Chile, Colombia, México y Perú).

Para Calderón, el menor crecimiento del Mercosur en los últimos años refleja menor aperturismo comercial y entronca con “un proteccionismo”, que consideró que debe ser superado para enfrentar los nuevos desafíos económicos.

Como ejemplo puso, además a Venezuela y a Brasil.

“La falta de apertura comercial de Brasil y su tradicional proteccionismo puede explicar la falta de competitividad de su economía y su bajo crecimiento actual”, dijo en el primero de los dos días de encuentros que tienen lugar en el Willard Intercontinental Hotel de Washington.

Frente a esto, planteó la mejor situación económica de los países de la Alianza del Pacífico para hacer frente al cambio de ciclo económico en la región.

Calderón remarcó que México, en los últimos años, ha tomado una serie de “valientes” reformas estructurales que mejorará la competitividad del país.

En un mundo cada vez más integrado y globalizado, dijo, la competitividad es “indispensable” para el crecimiento.

Con información de EFE.