Los secuestradores y homicidas fueron identificados como: Uriel, 19 años (amigo de la víctima); Guadalupe, de 18; Nayeli, 15; Jorge Luis, 19; e Ivan Cándido de 35; los que son mayores de edad podrían pasar hasta 140 años en la cárcel.

Cuatro de las cinco personas detenidas ingresaron al penal de San Miguel después de que un Juez de Control calificó de legal su detención e impuso prisión preventiva oficiosa en su contra.

Por Magarely Hernández

Puebla/Ciudad de México, 5 de junio (PeriódicoCentral/SinEmbargo).- Uriel “N”, amigo de Aldo Islas Todd, el alumno de Contaduría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) asesinado el 17 de mayo dentro del motel Miño en la colonia Resurgimiento, fue quien lo entregó para ser secuestrado.

Según la Fiscalía Especializada en Delitos de Alto Impacto (Fisdai), Uriel engañó a su amigo y lo citó en Plaza Dorada en la ciudad de Puebla la tarde del 17 de mayo para, supuestamente, irse de fiesta. Ahí, llegaron otras cuatro personas y todos juntos abordaron un taxi. Primero, fueron al Hotel 5 Villas, pero por alguna situación decidieron no entrar y fue entonces como se trasladaron al motel Miño. De acuerdo a las cámaras de seguridad, todos entraron por su propio pie, incluyendo a Aldo.

Inicialmente rentaron una habitación, pero la administración les informó que tenían que pedir dos, por el número de personas que eran. Según la Fisdai, el joven pudo darse cuenta del engaño y de que en realidad se trataba de un secuestro; los enfrentó y entonces lo mataron. Aún así, los secuestradores realizaron 12 llamadas en las que pidieron 750 mil pesos a la familia por el rescate.

Según mencionó Fernando Rosales, titular de la Fisdai, Aldo Islas murió asfixiado cuando forcejeaba contra los sujetos.

Los captores inicialmente solicitaron una cantidad de 750 mil pesos y, a pesar de que sabían que ya estaba muerto, siguieron con el reclamo del dinero hacia la familia del Aldo, que estaba en Teziutlán. Hicieron 12 llamadas telefónicas hasta el momento en que se enteraron que los medios de comunicación publicaron el hallazgo del cadáver.

Los secuestradores y homicidas fueron identificados como: Uriel, 19 años (amigo de la víctima); Guadalupe, de 18; Nayeli, 15; Jorge Luis, 19; e Ivan Cándido de 35; los que son mayores de edad podrían pasar hasta 140 años en la cárcel.

Ninguno de ellos tenía antecedentes penales y este era su primer secuestro, serán presentados ante el juez por el delito de secuestro y homicidio y en el caso de la menor de edad será puesta a disposición de un juez especializado en adolescentes.

Cuatro de las cinco personas detenidas por el secuestro y homicidio del estudiante de Contaduría ingresaron al penal de San Miguel después de que un Juez de Control calificó de legal su detención e impuso prisión preventiva oficiosa en su contra.

Uriel “N”, de 19 años–compañero de la universidad de Aldo-; Guadalupe “N”, de 18; Jorge Luis, de 19 e Iván, de 35, son las personas que ya tuvieron su primera audiencia y se está a la espera de que en los próximos días se realice una segunda para determinar si son vinculados a proceso o no.

Sobre la situación de Nayeli “N”, la menor de 15 años que también participó en los hechos, personal de Tribunal Superior de Justicia informó que este día fue presentada ante un Juez especializado en Justicia para Adolescentes y quedó bajo custodia del DIF, sin dar más detalles al respecto.

Como PÁGINA NEGRA informó, este día Fernando Rosales Solís, titular de la Fiscalía Especializada en Secuestro y Delitos de Alto Impacto, ofreció una rueda de prensa para dar a conocer detalles sobre lo ocurrido con el joven Aldo Islas y reveló que Uriel, era su compañero en la universidad y fue quien el pasado 17 de mayo lo citó en Plaza Dorada para después engañarlo y hacerlo ingresar al motel Miño, donde fue encontrado sin vida, junto a otras cuatro personas más.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICO CENTRAL. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.