El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llegó esta tarde a la Casa Blanca, en Washington, DC, donde fue recibido en la puerta de esa residencia por su homólogo estadounidense Donald Trump. 

Washington/Ciudad de México, 8 de julio (SinEmbargo).– El Presidente Donald Trump dijo esta tarde que la gente apostaba a una mala relación entre él y el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pero dijo que “nunca antes fue más estrecha”.

Los dos mandatarios firmaron esta tarde una declaración conjunta desde la Casa Blanca. El primero en hablar fue Trump, quien destacó la relación estrecha entre las dos naciones y, sobre todo, entre los dos mandatarios.

“Hoy celebramos la histórica victoria que logramos juntos”, le dijo Trump al Presidente de México, López Obrador.

“Es un gran placer darle la bienvenida a mi buen amigo el Presidente López Obrador. Tenemos una relación sobresaliente. Es un honor que su primera visita al extranjero, desde que asumió su mandato, sea a la Casa Blanca. La relación entre Estados Unidos y México nunca había sido tan estrecha y cercana. Compartimos amistad. Honramos la dignidad de ambas naciones”, introdujo el mandatario estadounidense.

“La gente le apostaba en contra a esta relación, pero jamás ha sido más estrecha. Estamos haciendo un trabajo magnífico juntos, compartimos amistad, relación, sociedad. Nuestra relación se basa en confianza mutua, en respeto mutuo”, dijo Trump.

AMLO y Trump en la Casa Blanca. Imagen tomada de video.

“Con esta visita, el Presidente López Obrador y yo hemos tenido la oportunidad de estrechar los vínculos que forjamos desde su apabullante victoria hace dos años. Ambos hemos sido electos para luchar contra la corrupción y regresarle el poder a la gente. La relación entre los presidentes de ambos países se remite a la fundación de ambos países, incluyendo la presidencia de Abraham Lincoln y Benito Juárez, quienes eran grandes amigos”, añadió.

“Juntos hemos abordado los temas más apremiantes que enfrentan ambas naciones. Estos temas debieron resolverse antes de que yo llegara aquí. El potencial de la relación de Estados Unidos y México no tiene límites”, agregó el Presidente de Estados Unidos.

“Nos une el comercio, la historia, la familia, la fe. Estados Unidos alberga a 36 millones de ciudadanos mexicoamericanos. Son grandes hombres y mujeres. Son sumamente exitosos. Son como usted, grandes negociantes, seres honorables”, destacó.

Luego de invitarlo a la cena de honor en la Casa Blanca, Donald Trump cedió la palabra a Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.

“Mi visita obedece a la importancia que tiene en estos tiempos la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá. Haber conseguido este acuerdo es un logro para la región”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

Trump y AMLO firmaron una declaración conjunta. Foto: Especial.

El T-MEC es una gran opción para producir sin ir más lejos de nuestros hogares, ciudades y naciones, tener menores costos de transporte, con proveedores confiables para las empresas y con fuerza de trabajo de la región, expuso el mandatario mexicano.

No se trata de cerrarnos al mundo sino aprovechar las ventajas que nos brinda la vecindad, dijo López Obrador. México tiene algo sumamente valioso para la integración: su joven y creativa fuerza laboral, agregó.

Con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos estamos optando por marcha juntos hacia el porvenir. “Ciertamente, en nuestra relación, hay agravios que aún no se olvidan”, destacó.

López Obrador llegó a la Casa Blanca antes, donde fue recibido en la puerta por Trump. No hubo apretón de manos, como marca el protocolo sanitario por la COVID-19, pero sí saludos y sonrisas. Por unos momentos, ambos mandatarios permanecieron en ese portal, saludaron y voltearon hacia la cámara. Luego, sin más, entraron a la residencia.

Adentro hubo dos encuentros: uno privado y uno con sus respectivos equipos.