Lilian Yareth, hermana de la víctima, denunció que desde el día en que encontraron el cuerpo de Sandra no han podido superar la pérdida, mientras que los presuntos responsables gozan de privilegios dentro del penal al estar apartados de los demás, tener acceso a celulares e internet. Y acusó que René, el presunto feminicida, incluso vendió las propiedades de Sandra.

Durante los primeros 90 días de este 2019, en Chiapas se han registrado 50 muertes violentas de mujeres, según cifras del Observatorio Feminista contra la Violencia a las mujeres de Chiapas, lo que es equivalente, a que una mujer chiapaneca muere en estas condiciones cada dos días.

Por Andrés Domínguez

Chiapas, 9 de abril (Chiapas Paralelo/SinEmbargo).– Sandra Luz, ante la violencia ejercida hacia ella y sus 3 hijos por su entonces pareja René Ruiz Rincón, le pidió el divorcio. Fue el 28 de agosto de 2014, el día en que fue desaparecida, violentada y asesinada presuntamente por el padre de sus hijos y otras 5 personas más, sin que hasta ahora se les haya dictado sentencia. Los sospechosos han interpuesto amparos que han retardado su condena.

Por ello, familiares de Sandra exigieron a las afueras del Poder Judicial del Estado una sentencia justa y ejemplar. Denunciaron las irregularidades tras 5 años de lo ocurrido. Dijeron que René Ruiz, ayudado por su hermano Jehú y cinco personas más, han colocado amparos para retardar el proceso de su dictamen. Asimismo, el juicio que se espera para este próximo viernes, sólo juzgará por el delito de feminicidio y no por secuestro agravado, pese a las pruebas que existen.

Sandra Luz tuvo que pasar más de 24 horas en un clóset, por Ruiz Rincón, su hermano Jehú, Johan Mauricio Carbajal, José Luis Méndez Lopez, Edgar Álvarez, Concepción Cornelio Lopez y Dulce María Cabrera, quienes presuntamente fueron cómplices del secuestro y asesinato, actualmente todos se encuentran detenidos.

Lilian manifestó su preocupación de la posibilidad de la liberación del feminicida confeso, pues así lo han visto en otros casos. Foto: Chiapas Paralelo

Lilian Yareth, hermana de Sandy, acompañada de su familia, denunció que desde el día en que encontraron el cuerpo de Sandra no han podido superar la pérdida, mientras que los presuntos responsables gozan de privilegios dentro del penal al estar apartados de los demás, tener acceso a celulares e internet. Y acusó que René incluso vendió las propiedades de Sandra.

Lilian manifestó su preocupación de la posibilidad de la liberación del feminicida confeso, pues así lo han visto en otros casos.

“Mágicamente el delito de secuestro desapareció y sólo se les juzgará por el delito de feminicidio, cuando fue evidente que a mi hermana, primer la mantuvieron encerrada en un clóset, todo lo tenían planeado, incluso contrataron a una persona que le diera de comer”, afirmó.

Además, la familia expresó que René Ruiz ha acosado a los hijos de Sandra por medio de redes sociales, por lo que de ser liberado, pondría en peligro la integridad de ellos y la familia.

CADA DOS DÍAS, UNA MUJER ASESINADA

Durante los primeros 90 días de este 2019, en Chiapas se han registrado 50 muertes violentas de mujeres, según cifras del Observatorio Feminista contra la Violencia a las mujeres de Chiapas, lo que es equivalente, a que una mujer chiapaneca muere en estas condiciones cada dos días.

A 2 años y 4 meses de que la Secretaría de Gobernación aplicará la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género para siete municipios de Chiapas, las organizaciones feministas en diversas movilizaciones han expresado el poco avance que se ha tenido respecto a la mitigación de la violencia hacia las mujeres.

ElObservatorio Feminista contra la Violencia a las mujeres de Chiapas, en su reporte estadístico de marzo, informó que en el pasado mes se documentaron: 17 muertes violentas, 3 homicidios, 5 por causa fortuita, 1 suicidio sospechoso, 8 feminicidios, 22 desapariciones y 9 tentativas de feminicidios.

Esta colectiva, tiene como objetivo difundir diariamente información en relación a los tipos de violencia ejercidos en contra de mujeres en Chiapas, estipuladas en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, las cuales son: física, sexual, psicológica, económica y patrimonial, además de otras modalidades como la violencia obstétrica y política.

En este último informe, señaló que los municipios más peligrosos son Ángel Albino Corzo, Comitán, Chiapa de Corzo, Escuintla, Ocozocoautla, Pijijiapan, San Cristóbal de las Casas, San Fernando, Tapachula, Tonalá y Tuxtla Gutiérrez. Cabe señalar, que 6 (siendo los sombreados) de l2 municipios antes mencionados, la Secretaría de Gobernación les pidió implementar acciones urgentes para evitar y erradicar la violencia machista.

La Campaña Popular contra la Violencia hacia las Mujeres y el Feminicidio en Chiapas, en voz de Mercedes Olivera, calificaron de “una simulación” las medidas implementadas por las autoridades estatales ante la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género, vigentes desde noviembre del 2016.

Además, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, integrado por 17 estados entre ellos Chiapas, expresó que a casi cuatro año de la primer Declaratoria de Alerta de Violencia aplicada en el Estado de México en 2015, poco se ha avanzado, por lo que exigieron una revisan urgente por la falta de implementación efectiva de este mecanismo.

También, se evalúe las Alertas ya decretadas, con la finalidad de entra a la fase de impacto en las acciones que se estén llevando a cabo, para lo cual se requiere saber cuáles son las deficiencias, las medidas que no impactaron positivamente y las aisladas, entre otras.

En las primeras horas de este día, Brenda Orquídea Matuz Chacón, con apenas ocho meses en el servicio militar, a donde ingresó como soldado raso, salió el viernes 5 en su día de asueto para divertirse con cuatro compañeros del Ejército Mexicano destacamentados en el cuartel militar de Chicoasén, a unos 20 kilómetros de la capital del estado, junto a la presa hidroeléctrica Manuel Moreno Torres, también conocida como Presa Chicoasén.

De forma paralela, familiares de Sandra Luz, una madre, quien fuera presuntamente asesinada por el padre de sus 3 hijas hace 5 años, denunciaron anormalidades en su caso que será definido este viernes, ya que a los 6 imputados, se les juzgará únicamente por el delito de feminicidio y no de secuestro.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE CHIAPAS PARALELO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.