Necesidad de transgénicos para aumentar producción de maíz, un mito del Gobierno: ONGs

09/07/2015 - 12:00 am
El sur del país tiene capacidad para producir 20 millones de toneladas. Foto: Cuartoscuro
El sur del país tiene capacidad para producir 20 millones de toneladas. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 8 de julio (SinEmbargo).- Organizaciones de la sociedad civil agrupadas en la Acción Colectiva Maíz celebraron el cumplimiento de los dos años de la demanda que tiene suspendido el cultivo de maíz transgénico en México. Y afirmaron que, pese a que el Gobierno pretende incentivar la producción agroalimentaria a través del cultivo transgénico, en dicho tiempo de suspensión la producción de maíz mexicano no descendió, sino aumentó.

“Aumentó la producción entre 10 y 15 por ciento en estos dos años. Teníamos producción de alrededor de 22 millones toneladas, aumentó a 24”, dijo Víctor Suárez Carrera, director de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (Anec).

Esta situación contravendría el discurso de la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, que pretende cultivar maíz modificado genéticamente bajo el argumento de conseguir una mayor producción agrícola.

Un posicionamiento de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) dado a conocer el 14 enero del 2013 sobre las tecnologías en el territorio nacional, en especial, el maíz, enfatizó dicha intención.

“La siembra de cultivos genéticamente modificados en diversos países desde hace casi dos décadas, ha permitido incrementar los ingresos de los productores, derivado del ahorro por la reducción del uso de agroquímicos”, citó la misiva de Sagarpa.

Sin embargo, una investigación económica del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicada en febrero del 2014 que evalúo la producción del maíz, frijol y algodón estableció que “durante los primeros 15 años de uso comercial, las semillas genéticamente modificadas no han resultado en un incremento del potencial de rendimiento de las variedades”.

En este momento la suspensión del cultivo de maíz transgénico provocada por la demanda de la agrupación de organizaciones civiles, conocida como Colectividad en Defensa del Maíz, se ha mantenido en pie pese a los amparos del Gobierno y las empresas transnacionales que comercian con productos transgénicos, los cuales iniciaron en octubre del 2013 y terminaron la semana pasada.

En mayo de 2014, cientos de personas se manifestaron en  como parte de la Marcha Mundial contra Mosanto. Foto: Cuartoscuro
En mayo de 2014, cientos de personas se manifestaron en como parte de la Marcha Mundial contra Mosanto. Foto: Cuartoscuro

“Los 22 juicios de amparo que han presentado Sagarpa, Semarnat [Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales], Monsanto , Dupont Pioneer, Syngenta y Dow Agroscience, se han ganado todos”, dijo el abogado de la colectividad, René Sánchez Galindo.

El director de Anec hizo hincapié en que México, además de haber aumentado su producción de maíz, tiene potencial para pasar de 22 a 48 millones de toneladas sin necesidad de utilizar semillas transgénicas.

“Por qué se produce suficiente maíz en Sinaloa, porque tienen riego, hubo una inversión pública del Estado mexicano durante 25 años. Pero por qué en el Sureste que hay exceso de agua, se producen tres toneladas por hectárea, porque no hay entre otras cosas infraestructura de riego, requieres inversión, más crédito, más asistencia técnica”, dijo a SinEmbargo Víctor Suárez.

La Anec, que agrupa a 60 mil productores de maíz en 10 estados de la república, afirma que tan sólo el sur del país tiene capacidad para producir 20 millones de toneladas.

Por ahora, México siembra “ocho millones de hectáreas de maíz. Y se importan entre 8 toneladas de maíz amarillo, y dos de maíz blanco”, explicó el director.

En este sentido, con el objetivo de reducir la importación de este cereal en alrededor de 1.5 millones de toneladas, el Gobierno estima para este ciclo agrícola se pueda incrementar la producción de maíz amarillo, aseguró el subsecretario de agricultura, Jesús Aguilar Padilla, a la agencia internacional de noticias Reuters en marzo de este año.

De las 24 millones de toneladas de maíz que las autoridades estiman que producirá la nación, tres serían de maíz amarillo y el resto de blanco. Padilla dijo que en 2014, aproximadamente, 200 mil hectáreas pasaron de maíz blanco a amarillo.

Además, la mejoría de la producción del maíz está acompañada por un incremento en el total de las exportaciones de los productos agroalimentarios.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) expuestos en el “El Foro hacia Democratizar la Productividad Rural Sostenible”, las exportaciones agroalimentarias de México ascendieron el año pasado a 26 mil 296 millones de dólares (alrededor de 412 mil millones de pesos).

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas