Alejandra Guzmán refrendó su apoyo a su padre al que describe como “un gran hombre” y por el que “mete las manos al fuego” ante las acusaciones de abuso sexual “sin bases e injustas” por parte de su hija Frida Sofia.

Ciudad de México, 10 de abril (SinEmbargo).– La cantante Alejandra Guzmán dijo “poner las manos en el fuego” por Enrique Guzmán ante las acusaciones de abuso sexual “sin bases e injustas”, describió, por parte de su hija Frida Sofia.

A través de un video difundido en redes sociales esta mañana, la apodada “Reina del Rock” dio su postura sobre las acusaciones emitidas por su hija a la que le ofreció arreglar el tema junto a un terapeuta y lejos de los medios de comunicación.

“Es tiempo de que yo hable como madre. He hecho todo lo que he podido para ayudar a mi hija, para acercarme a ella sin necesidad de cámaras ni de los medios. Es delicado, es muy triste ver a mi padre, comprender lo que está pasando porque yo también estoy pasando por esas acusaciones sin bases, que no son justas. Te ofrezco, Frida, arreglar esto de la mejor manera. Buscar un buen terapeuta, alguien que nos pueda ayudar. Yo sé que podemos, te ofrezco mi corazón y todo mi amor porque yo te parí”, dijo.

Alejandra Guzmán refrendó su apoyo a su padre al que describe como “un gran hombre”:

“A todos los medios les pido por favor que comprendan que esto es un asunto familiar, que es un asunto delicado, y que pongo las manos en el fuego por mi padre, que me ha dado y me ha enseñado a trabajar y es un ejemplo para mí. Es un gran hombre. Gracias a todos, y por favor Frida, acércate”, agregó.

Este viernes, la familia de Enrique Guzmán aseguró que le transmitieron a Frida Sofía su cariño y le ofrecieron apoyo para encontrar ayuda y “mejorar su salud mental”, tras declarar en televisión que sufrió abusos por parte de su abuelo.

“Hemos optado por no responder a través de los medios de comunicación, sino haciéndole saber a Frida Sofía que la amamos, que esperamos que consiga la ayuda para mejorar su salud mental que tan claramente requiere y que estamos aquí con los brazos abiertos”, expresaron a través de un comunicado.

Tras las recientes declaraciones -que calificaron como “extrañas”- de la joven cantante, la familia insistió en que están dispuestos a hablar con ella siempre que sea “en privado y sin la intención de exponerlo en los medios”, e incluso hablaron de emprender acciones legales en contra de las personas y medios que hayan divulgado información “infundada y difamatoria” sobre el asunto.

El jueves, Enrique Guzmán estuvo presente en un programa de televisión en el que aseguró que las afirmaciones de Frida Sofía sobre tocamientos por parte de su abuelo a los cinco años eran falsas.

La cantante, de 29 años, ofreció una entrevista publicada el pasado miércoles en la que habló de muchos temas relacionados con la relación con su madre, la cantante Alejandra Guzmán, y con toda su familia.

Pero la revelación de posibles abusos por parte de su abuelo fue el momento más tenso, le provocó lágrimas y se mostró visiblemente afectada.

Además, dijo que jamás se había atrevido a contarlo porque llegó a sentirse culpable ya que, explicó, al ser una niña entendía que era la manera “normal” en la que un abuelo trataba a su nieta.

Sin embargo, no es la primera vez que Enrique Guzmán, de 78 años, recibe este tipo de acusaciones, puesto que su exmujer, la reconocida actriz Silvia Pinal, dijo hace años en un libro autobiográfico que había recibido por su parte muchos tipos de violencia, desde celos hasta golpes y violaciones.

–Con información de EFE