El exlíder de los Salvadores mató a Glenn en la séptima temporada, algo que Maggie nunca le ha perdonado. En la novena entrega ella y Daryl conspiraron para acabar con el villano, que entonces estaba encarcelado en Alexandria después de que Rick le perdonara la vida. Finalmente el personaje de Lauren Cohan dejó marchar a su enemigo.

Madrid, 10 de julio (EuropaPress).– Maggie volverá a The Walking Dead en la temporada 11 y lo hará con algunas cuentas pendientes. La protagonista se reencontrará con Negan y, tal como ha adelantado Jeffrey Dean Morgan, tendrán una tensa relación.

La temporada 10 presentó a Princess, encarnada por Paola Lázaro. “Creo que Princess y Negan se llevarán muy bien”, apuntó la actriz durante su aparición en Friday Night In with The Morgans. “Ambos son unos rebeldes. Creo que también tendrán una dinámica interesante”, agregó Morgan.

Parece que los dos unirán fuerzas y se enfrentarán a Maggie en los próximos episodios. “Creo, y esto es triste, que irritaría a Maggie hasta la médula”, señaló Lázaro sobre su personaje. “También tenemos eso en común. También voy a molestar a Maggie”, contó Morgan.

El exlíder de los Salvadores mató a Glenn en la séptima temporada, algo que Maggie nunca le ha perdonado. En la novena entrega ella y Daryl conspiraron para acabar con el villano, que entonces estaba encarcelado en Alexandria después de que Rick le perdonara la vida. Finalmente el personaje de Lauren Cohan dejó marchar a su enemigo.

Anteriormente Morgan ya dijo que espera que haya “algún tipo de confrontación” cuando Negan y Maggie se vean las caras de nuevo en la temporada 11. Sin embargo, por el momento habrá que esperar, ya que la producción de los capítulos ha quedado suspendida debido a la pandemia de coronavirus. Además, AMC aún tiene pendiente la emisión del último capítulo de la temporada 10. En él, Negan está atrapado en la torre de un hospital, rodeado por Beta y su horda de caminantes.