“Aprender no es una tarea sencilla , hay quienes les cuesta más o menos trabajo y aprender en estas condiciones se vuelve un reto complicado”, Vivian Cazadero, directora de diseño instruccional de BEDU y agregó que entre los retos de la educación a distancia se encuentra el cambio de hábitos y la infraestructura.

Ciudad de México, 12 de septiembre (SinEmbargo).- La educación a distancia y la educación en línea se han posicionado como la opción para continuar con el ciclo escolar mientras la pandemia continué, sin embargo, esto también hace más evidentes las carencias que tanto alumnos como profesores viven en nuestro país. Entre los retos a los que se enfrentan está el tener Internet, una computadora, electricidad o una televisión, hasta la falta de capacitación.

“Uno de los principales retos es que estamos teniendo que cambiar patrones y hábitos de conducta en un tiempo récord, no estamos teniendo un periodo de adaptación o para aprovechar un periodo para poder hacer un cambio de manera paulatina, digamos que estamos teniendo que planear sobre la marcha, tomar decisiones muy rápido”, dijo a Magazine Vivian Cazadero, directora de diseño instruccional de BEDU, un proyecto mexicano que ofrece capacitaciones de manera semipresencial y a distancia desde su creación.

De acuerdo con Vivian, esto se suma a todos los cambios provocados por la pandemia que se dan en la vida familiar y social. Además, es importante que no todos cuentas con las herramientas y la infraestructura para formar parte de este tipo de educación.

“No en todos los casos se cuenta con la infraestructura necesaria, tanto en las instituciones educativas, como ahora en los hogares, para poder utilizar o adaptar estas estrategias educativas, ya sea por una cuestión de ver las clases en televisión, que sean videollamadas que nada más sean libros y ejercicios, muchas de estas estrategias planteadas requieren tiempo de los papás para estar ahí con los hijos o los hermanos grandes. Se empieza a volver una cuestión de una dinámica a la que no estamos acostumbrados y que implican atenciones que antes no se tenían, en muchos casos papá y mamá trabajan, cada familia es diferente y tiene su dinámica particular y esto es algo que se debería considerar”, señaló Cazadero.

Para la especialista es importante ser incluyentes en las estrategias que se están utilizando, ante esto se deben tomar en cuenta los diferentes factores y contextos. Los dos factores importantes son los docentes y los alumnos; “los docentes están teniendo que retarse constantemente para desarrollar estrategias dinámicas y adaptar tal vez la forma en que la llevaban educando 15, 20, 30 años o 5 años, los que fueran, pero ya tenían una forma aprendida y su propio estilo docente”, agregó Vivian.

“Aprender no es una tarea sencilla , hay quienes les cuesta más o menos trabajo y aprender en estas condiciones se vuelve un reto complicado, entonces todos nuestros alumnos están teniendo que volver aprender a aprender, lo cual además del estrés de aprender se vuelve más complicado el tener que recobrar en algunos hábitos de estudio que ya habíamos dejado”, afirmó.

TIPS PARA LA EDUCACIÓN A DISTANCIA

Una de las recomendaciones de Vivian para los profesores es acudir mucho a la creatividad para encontrar soluciones innovadoras y diferentes que ayuden a resolver el problema o la situación que se desea enseñar.

Como alumno es importante retomar hábitos y técnicas de estudio que no se veían tan importantes al estar en un sistema presencial, pero que toman relevancia porque gran parte de la educación a distancia es de autoestudio, según Cazadero. “Tener horarios para poder estudiar, incluso un espacio, ya sea en la habitación, en la sala, el comedor, el jardín, donde sea pero tener un espacio fijo y que sea el espacio donde vas a estudiar, cada quien adaptándolo a diferentes cuestiones”, agregó.

Otro tip es tener un despeje mental con ejercicios que apoyen a hacer conexiones de manera neuronal como armar rompecabezas o resolver acertijos, esto ayuda a despejar la mente y ayuda a poder concentrarse; la técnica pomodoro de estudio explica que por cada 25 minutos de estudio tienes 5 de descanso, esto puede ayudar a generar una rutina.

Vivian comentó que en Bedu ofrecer cursos gratuitos que tienen que ver con programación, inglés, analisi de datos, ventas remotas, etcétera, solo hay que visitar su página o dar clic aquí para conocer su oferta de webinars gratuitos.