Author image

Gustavo de Hoyos Walther

12/09/2023 - 12:04 am

El fracaso del Tren Maya

“El enorme progreso que han experimentado ciertas regiones del país tarde o temprano se verá afectado por la pobreza e inseguridad del México atrasado. De hecho, ya lo estamos viendo.”

“Cuando se piensa en lo que se podría haber hecho con todo este despilfarro en materia de salud, educación y seguridad, no hay motivos para no sentirse estafado”. Foto: Gobierno de México.

Invertir en infraestructura para el desarrollo del sur y del sureste del país es una buena idea. Sólo si logramos que la parte México con menos crecimiento económico pueda prosperar, nuestra nación saldrá adelante. De otra manera, el enorme progreso que han experimentado ciertas regiones del país tarde o temprano se verá afectado por la pobreza e inseguridad del México atrasado. De hecho, ya lo estamos viendo.

El problema es cuando las buenas intenciones culminan en malos proyectos. Ese parece ser el caso del Tren Maya En primer lugar, el proyecto se construyó en buena parte sin el concurso de los pobladores de la región. Ahí hay un problema de déficit democrático que ha afectado el desarrollo de todo el proceso de construcción y que nunca se ha podido solventar. Lo que nos habla de la incapacidad de este Gobierno por entender el interés de varias comunidades en nuestro país.

En segundo lugar, el proyecto no tenía sustentabilidad ecológica. Se hicieron los planes sin tomar en serio la manera en que la construcción del tren afectaría el equilibrio ecológico de la región. Así lo hemos atestiguado: se ha probado, en innumerables formas, cómo se ha afectado a la fauna y flora de la región, así como a los ecosistemas esenciales para la armonía ecológica. En tercer lugar, ahora lo sabemos, el proyecto estará en control de la Secretaría de la Defensa Nacional, a través de la Empresa Tren Maya, que forma parte del Grupo Aeroportuario, Ferroviario, de Servicios Auxiliares y Conexos Olmeca-Maya-Mexica. Entregarle un proyecto de esa envergadura a la milicia es negativo por partida doble: porque incrementa su poder e influencia en la política del país y porque las fuerzas armadas no están equipadas para ese tipo de empresas que son mejor administradas por la iniciativa privada.

En cuarto lugar, se encuentra el problema financiero. La gestión de la construcción del Tren Maya ha sido un desastre. Así, para el próximo año, de acuerdo a lo presupuestado, se erogaran 120 mil millones de pesos que sumados a los casi 360 mil millones ya gastados, resulta en la cifra estratosférica de 500 mil millones de pesos. De acuerdo con proyecciones del IMCO el tren maya ya ha costado alrededor del triple de lo originalmente presupuestado. Más lo que se acumule. A pesar de haber gastado esta multimillonaria cifra, el tren maya aún no puede operar como se tenía planeado. El Presidente ha dicho que el tren comenzará operaciones en diciembre, a pesar de que solo hay avances del 30 por ciento en los tramos 5, 6 y 7. Como en otros casos, como el AIFA, se tratará de la inauguración de algo que todavía no está en posibilidades de operar.

Existe además la idea de que sean los turistas extranjeros quienes subsidien en el futuro el proyecto, mediante el pago del DNR. Esto puede tener el potencial problema de ahuyentar el turismo en la región, que es lo que se supone atraería la puesta en marcha del Tren Maya

Cuando se piensa en lo que se podría haber hecho con todo este despilfarro en materia de salud, educación y seguridad, no hay motivos para no sentirse estafado.

Gustavo de Hoyos Walther
Abogado y empresario. Ha encabezado diversas organizaciones empresariales, comunitarias, educativas y filantrópicas. Concentra su agenda pública en el desarrollo de líderes sociales (Alternativas por México), la participación ciudadana en política (Sí por México) y el fortalecimiento del estado de derecho (Consejo Nacional de Litigio Estratégico).
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas