Durante el 2020, México optó por medidas de austeridad mientras que algunos países realizaron aumentos masivos del déficit, a través de deuda, de hasta 30 por ciento del PIB.

Ciudad de México, 13 de enero (SinEmbargo/EFE).- El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, expresó que dar apoyos fiscales durante la pandemia de COVID-19 es un lujo que pocas economías pudieron darse y defendió la gestión económica del país ante la crisis, aunque concedió que solo se podrá regresar a una “normalidad económica” cuando se empiecen a notar los efectos de la vacunación.

“Esos países se pudieron dar ese lujo porque aumentaron la deuda, pero las tasas de interés que estaban pagando eran muy cercanas a cero o incluso negativas, eso quiere decir que cuando se están endeudando les están pagando intereses en lugar de estarlos pagando, es una situación muy distinta a países como nosotros”, destacó Herrera en un mensaje compartido en redes sociales.

Durante el 2020, México optó por medidas de austeridad mientras que algunos países realizaron aumentos masivos del déficit, a través de deuda, de hasta 30 por ciento del PIB.

“Si nosotros nos hubiéramos endeudado en 20 o 30 por ciento, nos hubiera costado alrededor de 400 mil millones de pesos adicionales (20.150 millones de dólares). Eso para ponerlo en perspectiva es más o menos más de lo que cuesta la totalidad de la educación media-superior y la educación pública mexicana”, sostuvo.

El funcionario destacó los créditos otorgados a “más de un millón de pequeñas empresas” y el fortalecimiento de “un sector salud muy distinto del que había en febrero” del año pasado.

Pese a esas medidas, la propia Secretaría espera un decrecimiento del producto interno bruto (PIB) mexicano del 8 por ciento para 2020, un indicador que acumuló una caída del 9,6 por ciento en los primeros nueve meses del año.

“A medida que podamos traer vacunas mucho más rápido, vamos a lograr dos cosas muy importantes. Uno, garantizar la salud de todos los mexicanos, y también estar en condiciones de poder regresar a una normalidad económica lo más pronto posible”, sostuvo en un video en su cuenta de Twitter.

Herrera recordó los acuerdos de México para comprar 34.4 millones de dosis de Pfizer, 77.4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de CanSino y 34.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, reveló que las autoridades sanitarias mexicanas podrían aprobar el uso de la fórmula rusa Sputnik V en “un par de días”, lo que “garantizará millones de vacunas adicionales por mes”.

“El presupuesto para todas estas vacunas en principio era de alrededor de 32 mil millones de pesos (mil 610 millones de dólares). Ya al día de hoy hemos pagado más de seis mil millones de pesos (300 millones de dólares) a través de dos distintos mecanismos: un adelanto muy importante para la iniciativa Covax e ir pagando los adelantos y lotes que nos han llegado de Pfizer”, detalló.

Hasta el momento, México ha vacunado con la fórmula de Pfizer-BioNTech a 92 mil 879 personas, todas ellas de personal sanitario, y ha recibido ya más de medio millón de dosis de la farmacéutica estadounidense.

El país es el cuarto del mundo con más muertos por la pandemia, después de sumar un récord este martes de mil 314 decesos en 24 horas para acumular 135 mil 682 víctimas mortales y 1.55 millones de casos.

Más allá de las vacunas, Herrera insistió en defender las “medidas contables” que el país adoptó para “mitigar el impacto durante el periodo de confinamiento”, como posponer el pago de intereses y capital en los créditos “tanto de las familias como de las empresas” en vez de endeudarse para ofrecer ayudas fiscales.

-Con información de EFE