Corea del Sur encara una segunda oleada de contagios de COVID-19 con decenas de casos reportados a diario desde mayo, con varios brotes esporádicos en distintas ciudades y ligados principalmente a iglesias o a empresas de venta puerta a puerta.

Seúl, Corea del Sur, 13 de julio (EFE).- Corea del Sur reportó hoy su máximo de casos importados de COVID-19 desde marzo en un momento marcado por el refuerzo de controles fronterizos para controlar la entrada de personas infectadas.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC) informó hoy de 62 nuevos casos, de los cuales 19 eran contagios locales y 43 importados, el mayor número en esta segunda categoría que registra el país asiático desde los 51 que reportó el pasado 25 de marzo.

Estos datos se conocen el mismo día en que entra en vigor la nueva normativa de Corea del Sur, país que no ha cerrado sus fronteras desde el inicio de la pandemia, pero que exige a viajeros procedentes de determinados países realizarse, al menos 48 horas antes de volar, una prueba PCR que resulte negativa.

La nueva normativa afecta de momento a cuatro países considerados de alto riesgo: Bangladesh, Pakistán, Kazajistán y Kirguistán.

Aun con el negativo en la prueba realizada en origen, aquellos procedentes de estos países tendrán que someterse de manera obligatoria también a cuarentena y a otra PCR, al igual que el resto de viajeros, una vez aterricen en Corea del Sur.

El Gobierno de Seúl ha pedido a las aerolíneas que cubran rutas entre Corea del Sur y estos países que limiten la ocupación de los aviones al 60 por ciento y medita añadir a esta lista de territorios de alto riesgo a otros 11 países.

Los casos importados, que alcanzaron su máximo en Corea del Sur en marzo, cayeron a solo un dígito diario el mes pasado gracias a controles más reforzados, aunque han vuelto a escalar debido al empeoramiento de la pandemia en algunos países donde se ha levantado el confinamiento.

Corea del Sur encara una segunda oleada de contagios de COVID-19 con decenas de casos reportados a diario desde mayo, con varios brotes esporádicos en distintas ciudades y ligados principalmente a iglesias o a empresas de venta puerta a puerta.

En todo caso, Seúl y su región colindante siguen concentrando la mayoría de nuevos casos -una tendencia activa en los dos últimos meses-, ya que hoy 13 de los 19 contagios locales correspondieron a la región capitalina.

En total Corea del Sur suma 13 mil 479 contagios, de los cuales solo 986 el (7.3 por ciento) son casos activos, mientas que 289 personas han fallecido a causa de la COVID-19, lo que supone una tasa de letalidad del 2.14 por ciento.