Derivado de un plantón que disidentes realizaron afuera de la Secretaría del Trabajo a inicios de julio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que “el SME fue el sindicato más democrático”, pero “hubo cooptación de dirigentes”.

Ciudad de México, 13 julio (SinEmbargo).– Martín Esparza Flores, líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) desde 2005, ha sido reelecto como Secretario General por un periodo de cinco años más, por lo que el grupo disidente “Para Todos, Todo” se reunió este lunes con una comitiva de la Secretaría de Trabajo para acusar fraude.

“Tanto el proceso electoral de 2020 como el de 2019, donde se renovaron 13 cargos del Comité Central del SME, están plagados de irregularidades y prácticas fraudulentas. Ambos procesos ya están demandados ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo para que sean repuestos”, dijo Mario Benítez, miembro del grupo  disidente “Para Todos, Todo”, conformado por electricistas a raíz de la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza en octubre de 2009 en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

“La democracia sindical en tiempos de la 4T y del T-MEC está a prueba de fuego. ¿Se seguirá tolerando al charrismo sindical? Eso está por verse”, afirmó.

Este lunes se manifestaron frente a la Junta de Conciliación y Arbitraje número cinco en la Ciudad de México contra la reelección de Esparza. Los miembros de la “Comisión Electoral”, acusaron, fueron nombrados en “Asamblea Virtual” en plena pandemia, a distancia y sin participación de la base ni de otras corrientes sindicales.

Este lunes los disidentes se manifestaron frente a la Junta de Conciliación y Arbitraje número cinco en la Cdmx. Foto: Cortesía, Disidentes del SME

“Son tres esparzistas los únicos que tuvieron el control del proceso. Desde la instalación de las urnas, su resguardo por diez días con sus noches, el traslado de las urnas de las once divisiones foráneas a la Ciudad de México; así como, el conteo de votos y firma del acta de resultados. Nadie más que ellos, controlaron el proceso”, acusó el grupo de extrabajadores electricistas.

Se trata de Jorge Herrera, destacado militante de la corriente sindical de Martín Esparza; Javier García, exmiembro del Comité y representante de la planilla de Martín Esparza en el proceso electoral 2019 y Jesús Palomino, abogado de Martín Esparza en los Tribunales laborales.

La Compañía de Luz y Fuerza se componía por 44 mil activos y 22 mil jubilados hasta octubre de 2009 cuando el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa encabezó su extinción. Dos de cada tres aceptaron la liquidación ante el decreto, pero 16 mil 599 quedaron en resistencia para que se respetara su contrato colectivo y antigüedad.

Luz y Fuerza se componía por 44 mil activos y 22 mil jubilados hasta octubre de 2009 cuando el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa encabezó su extinción. Foto: Cortesía, Disidentes del SME

Martín Esparza se llevó 5 millones 129 mil pesos de liquidación por 23 años, y los 25 miembros del Comité Central del SME también obtuvieron cifras con mayores ceros que el resto de trabajadores, de acuerdo con un certificado del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE). De los 15 mil 628 electricistas en resistencia –restando los 971 a quienes se dan las rentas vitalicias– solo 541 de ellos entraron a trabajar a la Generadora Fénix. Martín Esparza, vocal de Generadora Fénix y líder sindical; Humberto Montes de Oca, Secretario de Exterior del SME, al igual que el Secretario de Trabajo del SME, Eduardo Bobadilla, cotizan 1,887 pesos diarios ante el IMSS (unos 56 mil pesos mensuales cada uno), de acuerdo con la base del instituto del seguro social.

SECRETARÍA DEL TRABAJO LOS RECIBE

Derivado de un plantón que realizaron afuera de la Secretaría del Trabajo el jueves 2 de julio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró en conferencia de prensa que “el SME fue el sindicato más democrático” y “vamos a contribuir para que retome el camino de la democracia” porque “hubo cooptación de dirigentes”.

Ese mismo día por la tarde, la Secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde, recibió a una comisión de miembros del SME, conformada por dos exsecretarios generales, Rosendo Flores y Jorge Tapia; y tres agremiados más, Fernando Oliva, Alfredo Arenas y Mario Benítez.

En esa reunión se expuso las inconformidades respecto al proceso electoral actual con el que Esparza pretendía reelegirse. También se expuso el nulo avance respecto a la demanda por reposición del proceso electoral de 2019.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador calificó al SME como el sindicato más democrático. Foto: Cortesía, Disidentes del SME

El compromiso de la Secretaria fue que este lunes 13 de julio se recibiría a esta comisión en la Junta Federal No. 5, para que se les informe de los avances respecto a las demandas.

En las elecciones de agosto de 2019, acusó el colectivo disidente “Para Todos Todo”, detrás del proceso “amañado” para renovar 13 cargos del Comité Central del SME estuvo el interés de Esparza de mantener “el negocio millonario” de la Generadora Fénix, una empresa del mercado eléctrico mayorista que se formó en octubre de 2015 entre el SME-Cooperativa LF (49 por ciento) y la firma portuguesa Mota-Engil (51 por ciento), tras la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza hace diez años.

El pasado 2 de julio la Secretaria de Trabajo, Luisa María Alcalde, recibió a una comisión de miembros del SME, Foto: Cortesía, Disidentes del SME

“El negocio de Martín con la portuguesa Mota Engil-Generadora Fénix es de millones. Su interés es conservarlo”, dijo Mario Benitez, miembro del grupo disidente. “El proyecto de Martín es empresarial y no de soberanía eléctrica ni democracia sindical”.

Del 17 al 21 de junio del año pasado, 17 mil 498 electricistas votaron en la Ciudad de México, Hidalgo, Puebla, Morelos y Estado de México. Por mayoría ganó para Secretario Interior, Fernando Muñoz Ponce, actualmente en ese cargo y responsable de organizar el proceso electoral, y también se reeligieron en la Secretaría del Trabajo, Educación, Tesorería y Procuraduría para el periodo 2019-2024.

La inconformidad viene a raíz de la reelección de Ruíz Esparza. Foto: Cortesía, Disidentes del SME

Generadora Fénix cuenta con una concesión a 30 años para construir, operar y mantener cinco centrales hidroeléctricas en Necaxa, Tepexic, Patla, Tezcapa (Puebla) y Lerma (Estado de México) y 10 mini hidroeléctricas en Hidalgo y Estado de México que en combinación alcanzan una potencia cercana a los 2 mil MegaWatts. En 2016 obtuvo otra concesión para rehabilitar y operar 14 centrales hidroeléctricas, incluidas la planta Alameda en Malinalco, Estado de México.

Los disentes acusan fraude en la reelección. Foto: Cortesía, Disidentes del SME