El líder del Sindicato Mexicano de Electricistas de 2005 a la fecha, Martín Esparza Flores, y los otros 25 miembros del Comité Central de su organización, se han beneficiado de millones de pesos, junto con su familia y amigos, tras la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro en 2009, denunció el grupo de trabajadores “Para Todos Todo”. Los beneficios, explicaron integrantes del grupo a SinEmbargo, se dieron a través de rentas vitalicias, liquidaciones, la Generadora Fénix y la Cooperativa LF que son también de los más de 16 mil trabajadores que quedaron desempleados.

De acuerdo con documentos presentados por Para Todos Todo, trabajadores opositores al grupo de Esparza Flores, mientras 14 personas, entre ellas Roberto y Pablo Alejandro Esparza Flores, ingresan cada uno 44 mil 439 pesos mensuales de renta vitalicia por menos de 25 años de antigüedad, Esteban González Islas, uno de los ingenieros jefes, gana 39 mil 924 pesos por 28 años de antigüedad y otros obtienen menos de 10 mil pesos al mes pese a su antigüedad de más de 30 años. En cuanto a liquidaciones, mientras Esparza se llevó más de 5 millones de pesos y los directivos del sindicato otros 4 millones cada uno, el resto obtuvo entre un millón o menos.

Sobre la Generadora Fénix y la Cooperativa LF, empresas conformadas en 2015 para otorgar empleo a los trabajadores del SME, sólo los 26 miembros del Comité son socios a pesar de que miles abonaron dinero mediante certificados para la Cooperativa. Además, por pertenecer al Consejo de Administración de Fénix, ellos cotizan más de mil pesos diarios ante el IMSS frente a otros integrantes que cotizan menos de la mitad.

Sobre estas acusaciones, Humberto Montes de Oca, secretario del Exterior del SME, aseguró a SinEmbargo que es falso.

Comité Central del Sindicato Mexicano de Electricistas. Foto: Facebook SME.

Ciudad de México, 18 de agosto (SinEmbargo).– José Humberto Montes de Oca Luna, secretario del Exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), respondió vía telefónica a SinEmbargo que se deslindan de todas las acusaciones contra el secretario general Martín Esparza Flores y miembros de la Dirección Sindical, entre los que se encuentran José Humberto Montes de Oca Luna, Eduardo Bobadilla Zarza, Miguel Márquez Ríos, entre otros.

–No sé de quién vengan, verdad, pero son parte de una campaña que se ha montado para desacreditar la lucha de nuestra organización. Sus resultados. Es lo que le puedo decir –expuso a a este diario digital.

–Sí, le comento. Tengo en mis manos documentos tanto de solicitudes de información, Registro Público de la Propiedad…

–Ajá.

–Y bueno, vámonos por partes…

–No, no. No le voy a dar uno por uno. Yo nada más lo único que le voy a decir es que nosotros desmentimos todas las afirmaciones.

–Me está desmintiendo algo que ni siquiera ha escuchado, Humberto.

–Ya lo sé, pues es que no es la primera que lo va a publicar. Hay toda una serie de documentos y que están exhibiendo, y acusaciones y demás que, mira, yo no lo voy a ventilar públicamente, ¿sí? Nosotros ya lo hemos afirmado que esto es parte de una campaña de guerra sucia en contra de nuestra organización y nosotros estamos construyendo nuestros proyectos productivos respondiendo a los intereses de los trabajadores de base, y no estamos para meternos en polémicas de ventilar asuntos de la organización en los medios de comunicación. Si están actuando, pues que actúen. Nosotros no tenemos preocupación por eso. Estamos haciendo las cosas bien, y pues que ellos continúen con su guerra improductiva.

–Nada más un ejemplo, Humberto. Ustedes me dicen que yo miento al decir que Martín Esparza pertenece a la Generadora Fénix. El documento del Registro Público dice que el vocal es Martín Esparza Flores de la Generadora Fénix. ¿Estoy mintiendo o no?

–No, es falso. Es falso. Usted puede publicar lo que quiera, si son cosas que no obedecen a la realidad, bueno nosotros lo desmentimos. Por ejemplo, esta cuestión que me dice. ¿Cómo dice? Que es vocal, no sé qué.

–Sí, aparece en el Registro Público de la Propiedad que Martín Esparza Flores es vocal de la Generadora Fénix.

–Bueno, eso es falso.

–O sea, ¿el Registro Público miente?

–Pues no sé qué documento le exhibieron, pero publíquelo y póngale ahí que dice el Registro Público y nosotros demostraremos que no es así.

–¿Van a demostrar con qué?

–Eso ya déjenoslo a nosotros, a nuestra decisión. Pero no vamos a discutir el tema en los medios de comunicación.

–Okey. Entonces tampoco quiere hablar sobre los señalamientos que hacen los trabajadores de que los familiares de Martín Esparza o de usted están en la nómina de la Generadora Fénix ganando muchísimo más que todos los trabajadores. Usted gana 56 mil pesos al mes con esta Generadora y otras personas ganan muchísimo menos. ¿De eso  tampoco quiere hablar?

–Ya le dije que no vamos a hacer declaraciones al respecto. Eso es todo.

–Okey.

–Bueno, usted corrobore esa información. Vaya al Registro Público y vea si Martín es vocal o no es vocal.

–Tengo ese documento.

–Bueno entonces póngalo. Ándele pues. Póngalo ahí. Nosotros ya nos reservamos el derecho de aclarar las cosas sin ningún problema.

–Bueno, entonces quedan enterados que saldrá una nota y…

Montes de Oca Luna colgó el teléfono.

Los 26 miembros del Comité Central del SME. Imagen: SME.

BENEFICIOS PARA UNOS POCOS

“Para Todos Todo”, un grupo de decenas de trabajadores opositores al Comité Central del SME aseguró a este diario, con documentos en mano, que a través del pago de jubilaciones, liquidaciones, la Generadora Fénix y la Cooperativa LF del Centro, surgidas tras la extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro en 2009, el líder sindical, Martín Esparza Flores, y los otros 25 miembros del Comité del SME se han beneficiado económicamente, junto con su familia y amigos, más que los 16 mil trabajadores que quedaron desempleados y no aceptaron la liquidación para seguir en la resistencia.

Esparza Flores, líder sindical de 2005 a la fecha, ha solicitado reservar esa información, de acuerdo con un oficio de amparo, que se anexa al término de esta nota.

Pero con base en solicitudes de información al Instituto Nacional de Transparencia, bases de datos del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Registro Público de la Propiedad, los disidentes descubrieron su “compadrazgo” y “club VIP”.

Hace unos días entregaron en la casa de transición copias de los documentos al equipo del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, los cuales compartieron con SinEmbargo. Entre los archivos también viene una bitácora sobre las amenazas, intimidaciones y agresiones físicas de las que han sido víctimas.

En entrevista, Mario Benitez Chávez, “El Gato”, trabajador de Luz y Fuerza por 25 años, explicó que “los 16 mil 599 de trabajadores con que comenzó esta gran travesía y resistencia digna fuimos engañados y traicionados. Y él (Martín Esparza) se queda con cinco años más en el poder, con liquidaciones millonarias, miembro del Consejo de administración (de Generadora Fénix), socio cooperativista, Secretario general (del SME). Y de todos lados recibe ingresos”, aseguró.

“Toda esta lucha de 16 mil trabajadores para 26 familias (las de los miembros del Comité Central del SME), las que realmente ganaron. Los demás estamos como hace nueve años: exigiendo justicia”, agregó el autor del libro La otra historia. La lucha del SME.

De 2009 a 2014, fue la primera etapa de lucha contra el decreto de extinción de Luz y Fuerza. De 2015 a 2017 fue lo que consideran “la traición” cuando descubrieron con documentos que la indemnización no los benefició. Al menos no como a los directivos.

La tercera etapa desde 2018, determinó junto con sus compañeros de lucha, está por escribirse. “Es la revancha porque llegó Andrés Manuel. Ellos le apostaron al PRI”, dijo Benitez.

El grupo de trabajadores que charló con este diario enfatizó que su lucha y señalamiento contra Martín Esparza y su dirigencia es principalmente por lo que representa el SME que defendía sus derechos laborales, pero él los traicionó.

“Crecimos oyendo hablar del SME. Nuestros padres nos educaron. Veía a mi abuelo y sentía que esa era la herencia que nos dejaban y era una gran responsabilidad. Que ya no tenemos, que ya perdimos, que está agonizando”, lamentó Mario Benitez. “No es un asunto de que quiero mi liquidación millonaria. No. Tiene que ver con que hay una herencia histórica de un contingente de trabajadores que lucharon y conquistaron un contrato colectivo. Y que estos lo perdieron y lo traicionaron. Pero vamos a recuperarlo”.

Marco Antonio Olvera, trabajador del SME, secundó que para ellos el SME representa mucho.

“El sindicalismo que conocimos no es el clásico de charros. Es algo muy profundo. Conocimos un sindicato en otras condiciones. La anomalía es conocer procesos poco claros, saber que hay dirigentes vitalicios, que no haya elecciones y haya expulsados. Vemos un proceso de deformación que tiene que ver con intereses particulares”, contó.

Ante ello, dijo que la pregunta central es: “¿qué pasó con el proceso de extinción de Luz y Fuerza del Centro? Hemos visto un proceso de engaños. ¿Quiénes fueron los realmente beneficiados de esa extinción de una empresa pública? Las cuentas se las deben a los trabajadores y a la sociedad”.

Trabajadores opositores del SME. Foto: SinEmbargo.

ETAPA I: LA LUCHA

La Compañía de Luz y Fuerza (1903), de la Secretaría de Energía, se componía por 44 mil activos y 22 mil jubilados hasta aquel octubre de 2009. Luego de que el gobierno panista de Felipe Calderón Hinojosa encabezó su extinción, 2 de cada 3 aceptaron la liquidación ante el decreto, pero 16 mil 599 quedaron en resistencia para que se respetara su contrato colectivo y antigüedad.

Mario Benitez, trabajador por 25 años, explicó que la compañía quebró porque compraba energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a un costo más caro del que la vendían ellos en el centro del país.

“El problema de LyF, que ahora tiene CFE, consistió en que de manera deliberada le fue impedida la generación de electricidad. El DF, Estado de México, Puebla, Morelos, Hidalgo tuvo una explosión demográfica a lo largo del tiempo y la generación dentro de Luz y Fuerza no era suficiente para garantizar la demanda. Tenía que comprarle luz a la CFE, quien le vendía la luz a precio de mercado, y LyF la vendía a precio subsidiado; siempre estabas en números rojos”, dijo.

La liquidación voluntaria, que dirigió el entonces Secretario de Trabajo Javier Lozano Alarcón, consistió en tres meses de salario, prima de antigüedad, y una indemización de 20 días por cada año laborado.

“Inicia la guerra en contra de la liquidación de la empresa y mantener el contrato colectivo de nuestro trabajo”, evocó Benitez. Fue una etapa de marchas, hambre, plantones, guardias en los centros de trabajo, alrededor de 11 presos en abril 2011 (ahora libres), divorcios, suicidios, desvelos, dolor, familias desmembradas, carreras truncadas, enunció.

Estos 44 mil trabajadores estaban representados por una dirección sindical que es el Comité Central del SME, integrado por 26 miembros, incluyendo al dirigente Martín Esparza desde 2005. Antes de 2014, el Secretario General se elegía cada dos años con voto directo y secreto, pero -pese a la oposición- se modificaron hasta cinco años por lo que Esparza, reelegido en 2015, podrá estar hasta 2020.

“Estadísticamente hay una anomalía histórica: Martín Esparza, en la historia de 100 años del SME, es el Secretario con más años en el puesto y sin saber cuál será su fin. Antes era claro el estatuto que manifestaba cuál sería su durabilidad más allá de los intereses”, afirmó el trabajador Marco Antonio Olvera.

La trabajadora del SME Jazmín Serrano expuso que aunque se le hizo una solicitud de información a la Secretaría de Trabajo para conocer las modificaciones a los estatutos del sindicato, le respondieron que “a petición de la dirección sindical el estatuto se reserva”, dijo. “No sabemos el fondo de la reforma estatutaria y por qué lo están ocultando”. El documento se anexó al final de la nota.

Bajo esta opacidad e incertidumbre, los trabajadores descubrieron los beneficios de la gente cercana al líder sindical Martín Esparza Flores por lo que ahora, contaron, tienen restringido el acceso a las asambleas y dos de ellos, Marco Antonio Olvera y Luis Mota, han sido agredidos físicamente. Jazmín Serrano recibió llamadas “intimidatorias”.

Solicitud a Agroasemex sobre rentas vitalicias. Imagen: Especial para SinEmbargo.

ETAPA II. “LA TRAICIÓN”

1. Rentas vitalicias: 

De los 16 mil 599 trabajadores que quedaron en la resistencia, mediante un acuerdo en 2014 con el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong se les ofrecieron a 971 trabajadores con una antigüedad mayor a los 23 años jubilaciones bajo el esquema de “renta vitalicia” y el resto, prometieron, entraría a trabajar al sector eléctrico.

No obstante, ese modelo no respetó los mismos derechos laborales que les garantizaba el contrato colectivo y, además, 14 de ellos son familiares y amigos del líder sindical Martín Esparza Flores que ingresan más que el promedio, reveló una solicitud de información hecha a la aseguradora gubernamental Agroasemex antes de que el SME solicitara clasificarla .

Entre los 14 beneficiados, figuran Roberto Esparza Flores y Pablo Alejandro Esparza Flores, y el chofer de Esparza, Alfonso Becerra Peralta, quienes ingresan cada uno 44 mil 439 pesos mensuales por casi 25 años de antigüedad.

En contraste, por ejemplo, Esteban González Islas, uno de los ingenieros jefes, ingresa 39 mil 924 pesos por 28 años de antigüedad u otros obtienen menos de 10 mil pesos al mes pese a su antigüedad de más de 30 años.

“De los 16 mil 599 trabajadores, 971 aproximadamente entraron en este esquema de renta vitalicia. Esta fue la primera gran traición porque no es conforme al contrato y descubrimos que hubo 14 super privilegiados de Martín Esparza. Todo esto se ocultó. Acá le llamamos el Club VIP en esta especie de tráfico de influencias”, determinó Mario Benitez.

“Esto es una parte que habla de corrupción, compadrazgo, alevosía, traición, nepotismo. Eso no se puede hacer cuando traes a 16 mil trabajadores sufriendo y tú seleccionas a tu familia a los tuyos y los favoreces de esa manera”, acusó el trabajador Mario Benitez.

El trabajador Marco Antonio Olvera señaló que “hay una correlación de que los que tienen una renta vitalicia que asciende a 44 mil pesos tienen un vínculo político o familiar con una dirección, entonces nosotros sospechamos que ahí hay un favoritismo, es decir, que se premiaron ciertas posiciones al interior del SME”.

Además, el líder sindical Martín Esparza Flores solicitó al gobierno que los datos se reservaran, de acuerdo con un amparo. Un abogado del grupo de disidentes les informó que en general, pedir una reserva de información cuesta 15 mil pesos.

“Martín Esparza quiere impedir que se dé a conocer esta información a través de las instituciones públicas, y está metiendo los juicios de amparo para poder reservar la información que no le favorece”, afirmó la trabajadora Jazmín Serrano, quien solicitó la información a Agroasemex y le informaron que posteriormente se reservó.

2 Lista de liquidaciones millonarias: 

Martín Esparza se llevó más de 5 millones de pesos de liquidación. Imagen: Especial para SinEmbargo.

Durante el proceso de extinción de la Compañía de Luz y Fuerza, se entregaron liquidaciones. Martín Esparza Flores se llevó 5 millones 129 mil pesos por 23 años, sus cercanos y miembros del Comité del SME también obtuvieron cifras con mayores ceros que el resto de trabajadores, de acuerdo con certificado del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

“El hijo de Martín, con cinco años de antigüedad -la misma del trabajador opositor Mauricio Contreras- en un puesto de repartido de avisos de adeudo con salario bajísimo se fue con más de un millón de pesos de liquidación. Yo tenía 25 años y me fui con 1 millón 200 mil. Y Mauricio, con la misma antigüedad de 5 años, 200 mil pesos”, acusó Mario Benitez basado en el certificado del SAE.

Francisco Esparza Flores se llevó 4 millones 301 mil pesos por 19 años de trabajo.

El documento muestra también que Miguel Márquez Ríos, Secretario de Fomento a la Salud del SME, se llevó 4 millones 513 mil pesos por 20 años de servicio; Israel Núñez Delgadillo, Secretario de Economía del SME, 4 millones 259 mil pesos por 17 años; José Humberto Monte de Oca, Secretario Exterior del SME, 4 millones 412 mil pesos por 21 años; y Hugo Álvarez Piña, Secretario Tesorero, 4 millones 257 mil pesos.

El ex chofer de Martín Esparza, Heriberto Marroquín Castillo, se llevó 4 millones 384 mil pesos por 18 años de antigüedad.

“Eduardo Bobadilla (Secretario del Trabajo del SME), dos de sus hermanos, su esposa, su hija, su primo, cuando les pagaron su liquidación fueron millonarias”, agregó. Eduardo Bobadilla Zarza, Secretario de Trabajo, se llevó 5 millones 689 mil pesos por 25 años. Manuel Bobadilla Zarza ganó 4 millones 984 mil pesos de liquidación por 18 años, y Rubén Bobadilla Zarza ganó 4 millones 954 mil pesos por 16 años.

“La secretaria de [Humberto] Montes de Oca, secretario Exterior del SME, tenía dos años de antigüedad y se llevó 3 millones. La hija de Bobadilla con 3 meses, se llevó 900 mil pesos”, siguió ejemplificando Benitez.

En el caso del ingeniero José Alfredo Moreno Salas, agregó Jazmín Serrano, el SAE “entra en contradicción” porque en mayo de este año les entregó una certificación donde exponía que está liquidado desde agosto de 2010 por 800 mil pesos. En junio les dio entregó otro listado donde dijo que se liquidó en 2016 por 3 millones 800 mil pesos.

“Y las liquidaciones de todos nuestros compañeros son precarias y no son justas. Además, solicitaron que estén encriptados esos datos. ¿Por qué ocultaron lo de renta vitalicia, la nómina de Fénix, las liquidaciones?”, finalizó Mario Benitez.

3 Generadora Fénix:

En la nómina están los 26 miembros del Comité del SME, familiares y amigos de Martín Esparza (algunos que nunca estuvieron en Luz y Fuerza) ganando más que otros trabajadores con más experiencia y antigüedad, de acuerdo con la base del IMSS a la que tuvieron acceso los trabajadores opositores.

Salarios de miembros de Generadora Fénix. Imagen: Especial para SinEmbargo sobre base del IMSS.

De los 15 mil 628 trabajadores, ya restando los 971 a quienes se dan las rentas vitalicias, un monto de 541 entraron a trabajar a la Generadora Fénix, empresa que se formó en un acuerdo con el Gobierno en octubre de 2015 en alianza con la firma portuguesa Mota-Engil, el SME y la Cooperativa LF, de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad.

“En esos 541 trabajadores están los 26 miembros del Comité Central del SME y sus salarios diarios, por lo menos de los tres más gandallas, aparecen en octubre de 2015 cotizando con más de mil pesos, el tope. Son Martín Esparza, Humberto Montes de Oca, Eduardo Bobadilla y toda su comitiva”, aseveró Mario Benitez.

Martín Esparza, vocal de Generadora Fénix y líder sindical; Humberto Montes de Oca, Secretario de Exterior del SME, al igual que el Secretario de Trabajo del SME, Eduardo Bobadilla, cotizan 1,887 pesos diarios ante el IMSS (unos 56 mil pesos mensuales cada uno).

Quienes cotizan 1,100 pesos diarios (unos 33 mil pesos mensuales) son, entre otros, el Secretario de Educación del SME, Fernando Amezcua Castillo; Hugo Álvarez Piña, Secretario Tesorero del IMSS; Miguel Márquez Ríos, Secretario de Fomento a la Salud en SME y otros miembros del Comité del SME.

Además, Martín Esparza, al formar parte del Consejo de Administración de Generadora Fénix, emplaza a huelga por aumento de salario. “Se emplaza a sí mismo a huelga. Martín mirándose al espejo exigiéndole a Martín un aumento de salario, porque sino Martín le hace huelga a Martín. Es una basura de sindicato lo que tenemos”, dijo Mario Benitez.

“Hay gente que nunca estuvo en la lucha o que tenía 2 años de récord laboral u ocupa cargos que no tiene el perfil. Hay ingenieros que no son ingenieros. Están dando muestras de lo que es un manejo discrecional charro de cómo meten a trabajar sin piso parejo”, acusó.

Hace unos días SinEmbargo publicó que Fénix  forma parte de las operadoras del Mercado Mayorista Eléctrico y, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, el acuerdo incluye “un contrato de adquisición de energía eléctrica por parte del Gobierno federal, por conducto de sus dependencias y entidades en favor de la Sociedad Generadora Fénix, S. A. P. I. de C. V. con vigencia de 25 años forzosos”. Es decir, el gobierno le comprará energía por más de dos décadas.

“Su plan es mucho más amplio: no se reduce a la de Necaxa (planta de Fénix), sino que su perspectiva es intentar construir nuevas generadoras de electricidad bajo esta asociación y que pueda venderlo al mercado eléctrico”, consideró el trabajador Marco Antonio Olvera.

Recientemente, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) entregó el permiso para Suministro Básico Centro SUBACE, otro ente del SME, y la próxima apertura de su primera oficina comercial.

Para Guillermo Vergara, otro trabajador, se extinguió Luz y Fuerza para “acabar” con el SME y la oposición. “El fondo de la Reforma Energética fue parar la producción de la CFE para que los privados, que son los mismos políticos que después se hicieron empresarios, generen energía eléctrica y vendérsela a la CFE más cara”, dijo.

Ante el señalamiento de este diario sobre la Generadora Fénix, el Secretario del Exterior del SME, Humberto Monte de Oca, publicó en redes sociales una carta dirigida a SinEmbargo en que aseguraba que no era cierto que eran empresarios. La carta se reproduce al final de esta nota.

Martín Esparza es el vocal de Generadora Fénix. Imagen: Especial para SinEmbargo del Registro Público de la Propiedad.

Generadora Fénix, que tiene una planta hidroeléctrica en Necaxa, fue parte de un “pago en especie” dado que el gobierno alegó que no contaba con el dinero al que ascendían los pasivos laborales con los que debía liquidar a los trabajadores por extinguir la compañía Luz y Fuerza, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación.

“La Auditoría Superior de la Federación se abstiene de emitir una opinión, debido a que al cierre de 2015 se desconocía el verdadero costo que implicaría la liquidación de Luz y Fuerza del Centro, toda vez que no se acreditó la cuantificación del valor real de las 16 centrales de generación entregadas a Generadora Fénix para su explotación; así como de los beneficios futuros por el uso de dichos bienes”, reza el dictamen de la auditoría de la Cuenta Pública 2015.

El trabajador Mario Benitez explicó que a cambio del pago en dinero, dieron 40 bienes, talleres y fábricas, y 16 hidroeléctricas. Pero uno de los terrenos cedidos, ubicado en San Simón al norte de la Ciudad de México, está en desuso, por ejemplo.

4 Cooperativa LF:

Composición de Cooperativa LF solo de los 26 miembros sin los socios fundadores. Imagen: Especial para SinEmbargo.

De los 16 mil 599 trabajadores que quedaron en resistencia –menos los 971 de las rentas vitalicias y los 541 que entraron a Generadora Fénix– quedaron 15 mil 087 trabajadores, para quienes se creó la Cooperativa LF en 2015, conformada por el pago en especie dado por el gobierno por la extinción de Luz y Fuerza en 2009. El plan era que laboraran en áreas de esas fábricas y talleres.

Sin embargo, los trabajadores opositores acusaron que para su composición Martín Esparza les pidió a cada uno de los más de 15 mil una cooperación de mil pesos más un pago por ISR proporcional a su salario en Luz y Fuerza. Pero en la Cooperativa no aparecen como socios. Los únicos que la constituyen son los 26 del Comité del Sindicato Mexicano de Electricistas, de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad. Esparza se los negó en un mitin.

“La idea es que todos entráramos porque éramos socios fundadores”, planteó Mauricio Contreras.

Además, la trabajadora Jazmín Serrano aseguró que un requisito para acceder a un puesto en la Cooperativa primero debían irse a liquidar. El proceso de liquidación empezó en agosto de 2016 en el World Trade Center en la Ciudad de México. Pero se excluyeron a 30 compañeros “que comenzaron a alzar la voz y a señalar a Esparza”, entre ellos, Marco Antonio Olvera, uno de los trabajadores denunciantes.

“A nosotros en 2016 nos mandaron a liquidar con la promesa de estar dentro de una Cooperativa, pero el Registro Público nos dice que en 2017 está constituida solo por 26 personas. ¿Y nosotros dónde quedamos en ese momento?”, cuestionó la trabajadora Jazmín Serrano.

Para Benitez, “no es posible albergar a 15 mil personas ahí. Se vendió como un triunfo, una victoria. El grueso de los 15 mil sigue como hace nueve años: con las mano vacías. Máximo unos 500 trabajadores están trabajando en la Cooperativa en condiciones precarias y con salarios de miseria o sin salario”, consideró.

Asimismo, Jazmín Serrano expuso que ante la presión opositora, el SME aceptó realizar ajustes a la constitución de la Cooperativa LF, pero no en quiénes la conforman.

“No fue el cambio en el padrón de los agremiados, sino en el cambio de la expresión del valor nominal que inicialmente era de 25 mil pesos y luego se registran 328 millones 600 mil pesos que es nuestra aportación”, dijo Serrano. Pero hay un faltante de casi 4 millones de pesos porque Esparza había dicho que las aportaciones de los socios cooperativistas eran de 332 millones y ellos reportan 328 millones de pesos ante el Registro Público, cuestionó con documento en mano.

“No sabemos qué hicieron con ese dinero”, añadió.

***

Tras nueve años de lucha por recuperar su empleo, los trabajadores opositores del Sindicato Mexicano de Electricistassobreviven de colectas y cooperaciones de compañeros jubilados. De los señalamientos pasarán a la denuncia penal.

“Ante toda esta serie de evidencias que hemos encontrado, tuvimos contacto con un grupo de abogados quienes nos dijeron que de manera laboral no puede hacerse mucho porque ya pasaron las liquidaciones. Pero nos abrieron la puerta para una denuncia con caracter penal y lo haremos”, concluyó Jazmín Serrano.

CARTA DEL SME POR NOTA SOBRE FÉNIX

“Al Periódico Digital “SIN EMBARGO”.

Se reactiva la campaña de guerra sucia en contra
del Sindicato Mexicano de Electricistas.

Recientemente se publicó en “Sin Embargo” una nota que busca difamar ante la opinión pública al Sindicato Mexicano de Electricistas y su heroica lucha de resistencia; en un artículo titulado “Esparza, Calderón, Olea, Kessler y otros más giraron la puerta, y listo: ganan con CFE desde la IP” la reportera Dulce Olvera acusa a nuestro compañero Martín Esparza Flores, Secretario General, de ser propietario del 49% de la Generadora Fénix y nos pone, olímpicamente, en el mismo saco junto con el bloque de funcionarios panistas beneficiados del desmantelamiento y privatización de la industria eléctrica.

Por medio de la presente aclaramos a la reportera Dulce Olvera, a los jefes de redacción de Sin Embargo y al pueblo en general, que la Generadora Fénix (empresa conformada entre Mota Engil y el Sindicato Mexicano de Electricistas) es el resultado del proceso de lucha del SME luego de la ilegal extinción de Luz y Fuerza del Centro el 11 de octubre de 2009, acción del ex presidente Felipe Calderón que significó el despido injustificado de más de 44 mil trabajadores.

Es falso que el SME sea beneficiario de la privatización del sector eléctrico, por el contrario es víctima de la política neoliberal que sentó las bases para la imposición de la Reforma Energética. En 2012-2013, nuestra organización se movilizó activamente en contra de la reforma incluso con un mayor despliegue de fuerzas de otros que ahora nos acusan de empresarios. Nosotros no abandonamos la perspectiva de la renacionalización de la industria eléctrica, pues creemos que está debe estar al servicio del desarrollo del pueblo mexicano.

Durante ya casi 9 años, luego del decreto de extinción, el SME ha llevado a cabo un proceso de lucha para recuperar la fuente de trabajo de los 16,599 trabajadores que no aceptamos la liquidación. Para conseguir este objetivo constituimos la empresa Generadora Fénix, la Cooperativa LF del Centro y la Suministradora Básica del Centro (SUBACE), que en conjunto forman la estrategia del SME para la reinserción laboral de sus trabajadores. En el caso de Fénix, el 49% de la empresa pertenece al sindicato y las concesiones a 30 años de generación de energía forman parte de la negociación política que resarce parcialmente las violaciones en contra de nuestros derechos humanos y laborales llevadas a cabo por los gobiernos neoliberales de Calderón y Peña Nieto.

Ni el SME, ni nuestro compañero Secretario General Martín Esparza Flores somos ahora “empresarios”, el compromiso de nuestra organización es y será siempre con el pueblo y los trabajadores mexicanos. Dicho así porque nosotros impulsamos la lucha de Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica (ANUEE) en huelga de pagos en contra de los abusos y altas tarifas de la Comisión Federal de Electricidad.

Solicitamos a Sin Embargo la publicación de la presente aclaración pues consideramos que se ha difundido información falsa, que debe ser rectificada atendiendo a nuestro derecho de réplica.

FRATERNALMENTE.

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”
José Humberto Montes de Oca Luna.
Secretario del Exterior.
Sindicato Mexicano de Electricistas.
Ciudad de México a 6 de agosto de 2018”.

ANEXOS: DOCUMENTOS PRESENTADOS POR OPOSITORES

Información pública sobre rentas vitalicias. Imagen: Especial para SinEmbargo.

Solicitud de claisficar información sobre rentas vitalicias. Imagen: Especial para SinEmbargo.