El titular de la CNDH también recordó que a 12 años de que las Fuerzas Armados comenzaron a realizar labores de apoyo en materia de seguridad pública “los problemas de inseguridad y violencia en el País están lejos de resolverse, y se han acumulado miles de casos de homicidios y personas desaparecidas”.

Por ello pidió a los legisladores no repetir medidas para combatir la inseguridad que han sido ineficientes.

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).- El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, alertó que la creación de la Guardia Nacional genera el riesgo de que se vulneren derechos humanos en el país y no garantiza de manera sustantiva que se acabe la impunidad.

En un a reunión con la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, llamó a los legisladores a que se den tiempo de legislar sobre el tema, que permitan la participación de la CNDH y organizaciones de la sociedad civil en la discusión.

González Pérez recordó que la Ley de Seguridad Interior “esencialmente plateaba, bajo otra perspectiva y alcances, el normalizar la intervención de nuestras Fuerzas Armadas en tareas vinculadas a la seguridad pública”.

Y señaló que en aquella ocasión las voces de la CNDH y organizaciones no fueron escuchadas y la aprobación de la Ley generó un proceso de polarización social que derivó en la promoción de diversos recursos ante la SCJN y finalmente se declaró la inconstitucionalidad de la Ley.

En esta ocasión, dijo, “tenemos la certeza de que las cosas serán diferentes y que existirán la sensibilidad y apertura por permitir la construcción de las normas que permitirán encontrar las soluciones que todos buscamos en materia de seguridad y justicia”.

“Demonos tiempo suficiente para discutir un tema de tal envergadura”, pidió a los legisladores y llamó a no tomar decisiones con premura.

El ombudsman nacional reconoció que por el momento no sería viable que el Ejército deje las labores de seguridad, pues dijo que su presencia es decisiva en algunas regiones del país.

Sin embargo alertó que la Guardia Nacional sería una respuesta “parcial e incompleta” al problema de inseguridad.

“Consideramos que el replanteamiento que se propone sobre las características y funciones de la Guardia Nacional representa una respuesta parcial e incompleta a la problemática de violencia e inseguridad que enfrentamos”, dijo.

Advirtió también que la Guardia Nacional “generaría el riesgo de que se vulnerarán derechos humanos. No garantizaría de modo alguno o contribuiría por sí misma de manera sustantiva a que se acabara la impunidad”.

Y consideró que su creación debilitaría la institucionalidad civil del país.

El titular de la CNDH también recordó que a 12 años de que las Fuerzas Armados comenzaron a realizar labores de apoyo en materia de seguridad pública “los problemas de inseguridad y violencia en el País están lejos de resolverse, y se han acumulado miles de casos de homicidios y personas desaparecidas”.

Por ello pidió a los legisladores no repetir medidas para combatir la inseguridad que han sido ineficientes.

“Repetir o intentar perfeccionar fórmulas que en el pasado han demostrado sus limitaciones y deficiencias, implica apostar a que México sume otros años al entorno crítico en el que cientos de miles de mexicanas y mexicanos han perdido la vida, miles están desaparecidos y se ha producido un número no determinado de víctimas que han aprendido a convivir con el miedo y el dolor”, alertó.