Después de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador diera la orden de limpiar a la administración pública federal de ex colaboradores de Genaro García Luna, titular de la Secretaria de Seguridad durante el sexenio del Felipe Calderón, detenido en Estados Unidos por presuntos nexos con el narcotráfico, Alfonso Durazo afirmó que en la SSPC se separará a aquellos elementos “que hayan caído en la tentación de la convivencia o la complicidad con el crimen organizado”.

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).- Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno de México, reiteró que se llevará a cabo la depuración del personal que haya caído en la “tentación de la convivencia o la complicidad con el crimen organizado”. 

La depuración de la institución, dijo el Secretario, se debe a que no se puede “combatir al crimen organizado y desorganizado, con instituciones de seguridad que no nos garanticen máximos de honestidad y de desempeño ético”, comentó durante la ceremonia por el once aniversario del Servicio de Protección Federal.

“Es evidente que no podemos combatir al crimen organizado con un crimen uniformado”, añadió.

“Vamos a separar claramente a aquellos elementos que quieran cumplir con la responsabilidad que tienen con la sociedad de aquellos que hayan caído en la tentación de la convivencia o la complicidad con el crimen organizado”, destacó.

Antes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio la orden de que la administración pública federal sea limpiada de ex colaboradores de Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad durante la administración del Felipe Calderón Hinojosa. García Luna fue detenido en Texas acusado de narcotráfico, y de haber dado protección al Cártel de Sinaloa, del que presuntamente habría recibido millones de dólares.

“Aprovecho para decirle a muchos servidores públicos de todas la áreas. Puede ser que lo oculten, se enzarapen por un tiempo, pero va a ser transitorio”, dijo esta mañana López Obrador, quien lleva un año en el Gobierno. “Ya no queremos servidores públicos corruptos, déspotas, irresponsables, deficientes. Queremos auténticos servidores públicos”.

“Ahora con lo de la detención de García Luna, lo mismo. Ya giré instrucciones para que se haga una revisión en todo el Gobierno. Quienes estuvieron en el equipo de García Luna, quienes después del Gobierno de Calderón pasaron al de [Enrique Peña Nieto] Peña y llegaron a nosotros, si es que hay. Pero si los hay y estuvieron actuando en este tipo de funciones, ¡Para afuera!”, agregó el mandatario.

“Nosotros llegamos aquí para cambiar las cosas, y está escrito, no se tolera la corrupción o la impunidad, ni de mi familia. Ya lo dije, yo me hago cargo de Jesús Ernesto [su hijo] porque es menor de edad”, señaló el Jefe del Estado mexicano.

CALDERÓN SABÍA TODO

El ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa sabía desde febrero de 2008 de las irregularidades cometidas por el entonces Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, así lo revelo Milenio.

De acuerdo con una carta a la que tuvo acceso el periódico, el coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF), Javier Herrera Valles, narró las diversas anomalías y situación que vivía el país en materia de seguridad pública.

“Ciudadano Presidente, es una verdadera tristeza la situación actual que está pasando nuestro país en materia de Seguridad Pública, por lo que he tomado la decisión de hacer de su superior conocimiento los siguientes comentarios”, se lee en el texto dirigido a Calderón Hinojosa.

En el documento, con fecha del 15 de febrero de 2008, Herrera Valles relató que García Luna designó en cargos de la PF a personal de su confianza, con quienes habría trabajado en la entonces Agencia Federal de Investigación, mismos que cometieron desde venta de plazas, hasta secuestro y homicidio, según informó Milenio.

El coordinador de Seguridad Regional también señaló que con los operativos que el ex titular de la SSP encabezó u ordenó buscaba eventos mediáticos.

“Señor Presidente lo más preocupante para la Seguridad Pública de nuestro país es que el Ing. García Luna continúa sin dirección en la Policía, mintiéndole a usted y a la sociedad haciéndole creer en una coordinación entre PFP y AFI que no existe, siendo ampliamente comentado por los diferentes medios de comunicación”, indicó Javier Herrera en la carta.

Los reporteros Alejandro Jiménez y Ángel Hernández informaron que en mayo -tres meses después- Herrera Valles envió otra carta al ex Presidente. En esta ocasión dijo que había sido amenazado luego de entregarle la primera misiva.

Añadió que también trataron de convencerlo de no enviar la carta, puesto que “García Luna era uno de los consentidos de Calderón” y “le podría ir muy mal”.