“Los blancos también (mueren). Los blancos también. Qué pregunta tan horrible. Los blancos también. Más blancos, por cierto, más blancos”, afirmó el Presidente Trump al ser cuestionado sobre los asesinatos de personas afroamericanas cometidos por policías.

Washington, 14 jul (EFE).- El Presidente de EU, Donald Trump, minimizó este martes las muertes de personas afroamericanas a manos de policías en su país, al asegurar que mueren “más blancos” por esa causa, sin tener en cuenta que las y los afroamericanos tienen tres veces más posibilidades de fallecer por disparos o acciones de los agentes.

Durante una entrevista con la cadena CBS, Trump se irritó cuando la periodista le preguntó por qué los negros siguen muriendo a manos de los agentes del orden en Estados Unidos.

“Los blancos también (mueren). Los blancos también. Qué pregunta tan horrible. Los blancos también. Más blancos, por cierto, más blancos”, afirmó el Presidente.

Aunque algunos estudios apuntan a que, en efecto, cuantitativamente mueren más blancos a manos de policías que negros, muchos expertos creen que no tiene sentido hacer esa comparación sin ajustar por población, dado que hay 160 millones más de habitantes de la primera raza en EU que de la segunda.

Los negros tienen tres veces más posibilidades que los blancos de morir a manos de policías en Estados Unidos, según han confirmado numerosos estudios en los últimos años, incluido uno publicado en junio por investigadores de Harvard.

Trump también defendió en la entrevista a quienes siguen usando la bandera confederada, la que representaba al bando que perdió la Guerra Civil de EU (1861-1865) y que defendía la esclavitud de los afroamericanos.

“A la gente le encanta, y yo conozco a gente a la que le gusta la bandera confederada y no están pensando en la esclavitud (…). Creo que es un tema de libertad de expresión (y hay que permitirlo), ya se trate de la bandera confederada o de ‘Black Lives Matter’ (‘Las vidas negras importan’ (BLM)”, agregó.

En otra entrevista con el medio conservador Townhall, Trump defendió además a una pareja que apuntó con una pistola y un rifle a los manifestantes que protestaban contra el racismo en el país durante una manifestación en San Luis (Misuri) en junio.

“Les habrían dado una paliza brutal (a la pareja) si tenían suerte. (Los manifestantes) Les iban a dar una paliza brutal, e iban a saquear su casa y probablemente a quemarla como intentaron con las iglesias”, afirmó Trump, a pesar de que no hay ninguna prueba de que quienes protestaban planearan actos violentos.

Durante las protestas que sucedieron en EU en junio por el homicidio del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis, Trump tachó a los manifestantes de “terroristas” sin distinguir entre la mayoría que protestaba pacíficamente y la minoría que protagonizó disturbios o saqueos.