Los recursos que los sectores comercios, servicios y turismo recibirán serán mucho menores a los más de 18 mil millones de pesos del 2019; algunos restaurantes han promovido promociones y servicio a domicilio para aumentar sus ventas.

Algunos destinos de playa ofrecen paquetes con descuentos y promociones aunque no se espera una ocupación mayor del 20 por ciento en el promedio nacional.

Ciudad de México, 14 de septiembre (SinEmbargo).- La derrama económica por las “Fiestas Patrias” será de cerca de 9 mil millones de pesos, es decir 50 por ciento menos que los recursos obtenidos por los sectores comercial, servicios y turismo en 2019, aseguró la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur).

La estimación del organismo es que se harán ventas ventas por el orden de 9 mil 300 millones de pesos, frente a los 18 mil 691 millones de pesos obtenidos en el mismo periodo del año anterior.

La disminución en los ingresos se atribuyó a que en la mayoría de los estados aún hay restricciones que limitan el aforo en los negocios como restaurantes, hoteles y sitios de esparcimiento. Además se consideró que por la COVID-19 no se harán reuniones masivas por el Grito de Independencia.

José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco Servytur, aseguró que “la reactivación económica que se realiza de manera gradual en los diferentes estados del país contribuye a que la disminución de las ventas en los negocios de los giros relacionados con esa celebración no sea mayor”.

De acuerdo con las estimaciones de la Concanaco Servytur los rubros que mayor impacto negativo tendrán en esta fecha serán hoteles, moteles, establecimientos de esparcimiento, restaurantes, ropa, papelería, bebidas y tabaco.

“Será la primera de las fechas conmemorativas que se podrá celebrar desde el inicio de la pandemia del coronavirus, con los protocolos y las medidas sanitarias obligatorias, con menor afluencia de acuerdo con los aforos marcadas por las autoridades que serán los permitidos de según los semáforos epidemiológicos de cada estado”, destacó López Campos.

Los giros relacionados con fiestas, restaurantes y supermercados será menor que otros años, pero se espera que la conmemoración ayude a que se registren operaciones comerciales de artículos relacionados con la festividad.

“Con este festejo obtenían buenos ingresos, y marcaba el inicio de un período de cierre de año positivo para el comercio y los servicios”, recordó López Campos, pero “en esta ocasión, al estar restringidos en horario, capacidad de atención y servicios, hoteles y restaurantes influye a que las familias y grupos de amigos decidan celebrar en sus casas”.

La organización destacó que algunos restaurantes han promovido promociones y servicio a domicilio, para aumentar sus ventas en esta conmemoración y registrar un repunte en sus ya afectadas ventas.

Además algunos destinos, principalmente de playa, ofrecen paquetes con descuentos y promociones para captar visitantes, con lo que esperan que la ocupación hotelera sea del 35 por ciento, en Cancún y la Riviera Maya, o del 30 por ciento en otras entidades, pero de manera general no se espera una ocupación mayor del 20 por ciento en el promedio nacional.