Previamente, el doctor Sean Conley dijo que Trump cumplía con los criterios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para interrumpir de manera segura el aislamiento y que según los “estándares actualmente reconocidos” ya no se lo consideraba un riesgo de transmisión.

Por Darlene Superville

Washington, 14 de octubre (AP/RT).— El hijo del Presidente estadounidense Donald Trump, Barron, dio positivo al coronavirus, pero no ha desarrollado síntomas de la enfermedad, informó el miércoles la primera dama Melania Trump.

La Casa Blanca había dicho en un principio que Barron Trump, de 14 años, había dado negativo al COVID-19, luego de que sus dos padres arrojaron resultados positivos hace unas semanas.

La primera dama dijo que una prueba posterior mostró que Barron Trump también había contraído el virus.

TRUMP REGRESA A LOS ACTOS PÚBLICOS

El pasado 12 de octubre, Donald Trump, retomó los actos públicos tras superar la COVID-19 y lo ha hecho con un multitudinario mitin en el que se ofreció a repartir besos “grandes y gordos” a los asistentes para luego culminar el evento con un baile.

“Pasé por eso (el coronavirus), ahora dicen que soy inmune, me siento tan poderoso”, dijo Trump durante el acto, celebrado este lunes en la ciudad de Sanford, Florida, en el marco de la campaña electoral.

Previamente, mediante un comunicado, el doctor Sean Conley dijo que Trump cumplía con los criterios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para interrumpir de manera segura el aislamiento y que según los “estándares actualmente reconocidos” ya no se lo consideraba un riesgo de transmisión.

El memorando no declaró que Trump había dado negativo en la prueba del virus. Pero las pruebas de laboratorio sensibles, como la prueba de PCR, detectan el virus en muestras de hisopos tomadas de la nariz y la garganta. El doctor William Morice, que supervisa los laboratorios de la Clínica Mayo, dijo a principios de esta semana que con las pruebas de PCR, el equipo médico del Presidente podría hipotéticamente medir y rastrear la cantidad de virus en las muestras a lo largo del tiempo y observar cómo disminuye la carga viral.

Algunos expertos médicos se habían mostrado escépticos de que Trump pudiera ser declarado libre del riesgo de transmitir el virus tan temprano en el curso de su enfermedad. Solo 10 días después del diagnóstico inicial de infección, no había forma de saber con certeza que alguien ya no contagiaba, dijeron.