En la conmemoración del “Día del Padre”, expuso que dicha celebración sirve para reconocer a quien dio la vida y el apellido, ya que estas personas “les debemos la honra”, cuya paternidad proviene de Dios.

San Luis Potosí, 16 de junio (Pulso).- Además de juzgar que puede respetarse a una madre o padre adoptivos, pero honrarlos “hasta ciertos límites”, la Arquidiócesis de San Luis Potosí, encabezada por el arzobispo Jesús Carlos Cabrero, aseveró que, aunque existen “intentos” de diversificar los modelos de familia, ninguna otra forma diferente a la “familia natural” puede dar a la sociedad ciudadanos.

Justificó en honrar con limites a los tutores adoptivos, porque el honor se vincula “intrínsecamente” con la generación, por lo tanto, se agradece y respeta a los adoptantes, sin embargo, el honor “tiene que ver con el nacimiento, de la capacidad de engendrar”

En la conmemoración del “Día del Padre”, expuso que dicha celebración sirve para reconocer a quien dio la vida y el apellido, ya que estas personas “les debemos la honra”, cuya paternidad proviene de Dios.

La grey católica local, afirmó que el matrimonio ha sido definido como “célula de la sociedad”, lo cual tiene sentido porque el seno familiar genera más familias, por ende, una sociedad sin generación de las mismas “está enferma”.

A través de su editorial –sin encabezado a diferencia de las anteriores-, publicado en el semanario de “La Red”, describió que la “familia natural” está bendecida desde el principio, en aras de tener hijos y que éstos a su vez generen nuevos vástagos, pues es “lo único” que asegura la supervivencia de la humanidad.

Exigió que si un niño pierde a sus padres, tiene derecho a una madre y un padre, es decir, “merecen lo que les hace falta”, una “verdadera familia, no algo parecido”, sino “algo real”, así como un lugar seguro.

“No se niega el valor de la ley que permite a un hombre y a una mujer el poder darle casa, apellido, amor y cariño a un menor, de hecho, la paternidad puede tener muchas expresiones”, comentó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PULSO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.