El fundador de Microsoft asegura que se podría llegar al mismo número de muertes que en primavera durante el otoño si no se interviene de la forma correcta.

Por Raúl Izquierdo

Ciudad de México, 16 de septiembre (AS México).- En 2015 Bill Gates ya avisó de que la próxima gran amenaza para humanidad podría llegar a través de un virus, como así está siendo con el SARS-CoV-2. Desde el inicio de la pandemia, el fundador de Microsoft ha abordado diversos temas relacionados con el coronavirus. Hoy, en una entrevista con La Stampa, asegura que se tardarán por lo menos dos años en acabar con la COVID-19.

“Si las vacunas son efectivas, incluso con un nivel de vacunación del 60 por ciento, detendremos la propagación exponencial de la enfermedad. El próximo año detendremos el número de muertes y, en 2022, la pandemia se terminará”, asegura.

Uno de los aspectos que “marcará la diferencia”, según Bill Gates, será el acceso de los diferentes países a la vacuna. Según un estudio de la Universidad Northeastern, en Boston, si los primeros 2 mil millones de dosis sólo van a países ricos habría el doble de muertes.

Uno de los aspectos que “marcará la diferencia”, según Bill Gates, será el acceso de los diferentes países a la vacuna. Foto: Hans Pennink, AP

Precisamente sobre el número de muertes estima que habrá “más muertes directas en los países ricos y más indirectas en los pobres”. Sin embargo, considera que recuperar la salud mundial es algo que llevará entre dos y tres años. Para los problemas económicos, una década en aquellos países que no puedan aumentar su deuda. “El impacto en la salud es un retroceso de 25 años, y la pobreza extrema ha aumentado un 7 por ciento”.

UN OTOÑO COMPLICADO

La entrada del otoño, con la llegada de la gripe, se ha marcado como un momento clave en el devenir de la pandemia, por los síntomas similares con el coronavirus. Sobre esto, Bill Gates augura que será “difícil” y se posiciona como “pesimista sobre cómo será el otoño en el hemisferio norte. Si no intervenimos, el número de muertes volverá a los niveles de primavera, incluso en Estados Unidos”.

Sin embargo, el magnate informático confía en que algunas de las vacunas en desarrollo puedan ser autorizadas “para su uso de emergencia por el FDA (EU) o el MHRA (Reino Unido) a finales de año. Espero que dos o tres lo tengan antes de noviembre; Pfizer es el único que puede hacerlo”.

LABOR DE LA FUNDACIÓN GATES

A través de su fundación, Bill & Melinda Gates, junto con la Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI), se aseguraron de la fabricación y distribución de 100 millones de dosis para el próximo año. Según Gates, su fundación se centrará en aquellas vacunas que “puedan ser producidas a gran escala y bajo costo, entre dos y tres dólares la dosis. Eso incluye a AstraZeneca, Novavax, Johnson & Johnson y Sanofi. “Tratamos de ver si funcionan y creamos una capacidad de producción mundial”.

TOQUE DE ATENCIÓN A ESTADOS UNIDOS

Por último, Bill Gates ha arremetido contra el actual Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por politizar la vacuna. “Es lamentable que muchas de sus declaraciones hayan hecho que la vacuna se perciba como una cuestión política. Cuando termine, Estados Unidos debería haber un examen minucioso para comprender cómo prepararse para la próxima pandemia”, dijo sobre su propio país.

También, acusó a EU de ser “contradictorio”, por su gran desembolso para la investigación (“más que todos los demás juntos”, asegura) y su nula implicación para la producción en los países pobres. “Sigo esperando que esta administración, o la que venga, lo haga”, finaliza.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.