La propuesta de la Comisión Europea contempla la creación de certificados para quienes ya cuenten con la vacuna contra la COVID-19, a fin de que se faciliten los desplazamientos entre los países.

BRUSELAS/GINEBRA (AP).— La Comisión Europea propuso el miércoles la introducción de “pasaportes” de coronavirus para permitir que sus 450 millones de residentes puedan viajar libremente por los 27 países del bloque en verano.

El plan, que se discutirá en una cumbre de líderes comunitarios de la próxima semana, prevé la creación de certificados de vacunas que faciliten los desplazamientos entre estados miembro.

El asunto, que se ha debatido durante semanas, es divisivo. La industria de viajes y países del sur de Europa que dependen del turismo como Grecia y España han presionado para que la medida se introduzca rápidamente, lo que podría ayudar a evitar las cuarentenas y las exigencias de pasar pruebas de detección de la COVID-19.

Pero otros países, como Francia, alegan que la puesta en marcha de este tipo de pases sería prematura y discriminatoria ya que una gran mayoría de ciudadanos comunitarios aún no han tenido acceso a la vacuna.

Para alcanzar un acuerdo entre todos los socios, la Comisión propuso que el llamado Certificado Verde Digital, que debería ser gratuito, se entregue a los residentes comunitarios que demuestren estar vacunados, pero también a quienes hayan dado negativo al virus o puedan demostrar que lo han superado.

LOS CONTAGIOS DE COVID-19 EN EL MUNDO SUBEN 10%: OMS

Los contagios de coronavirus subieron un 10 por ciento en todo el mundo en la última semana, impulsados por los repuntes en América y Europa, dijo la Organización Mundial de la Salud el miércoles.

En su reporte semanal sobre el estado de la pandemia, la OMS explicó que el total global de casos de COVID-19 subió a principios de enero a casi cinco millones de infecciones semanales, pero después bajó a alrededor de 2.5 millones a mediados de febrero.

Según la agencia de salud de Naciones Unidas, la pasada fue la tercera semana consecutiva con un aumento de los nuevos casos en el todo mundo luego de semanas con una tendencia a la baja. América y Europa registraron más del 80 por ciento de los contagios y decesos por COVID-19 en la última semana, agregó.

En Europa, las nuevas infecciones se incrementaron en alrededor de un seis por ciento mientras que las muertes “descendieron de forma consistente”, explicó la OMS, añadiendo que los peores datos se registraron en Francia, Italia y Polonia.

El repunte de los casos coincide con la paralización temporal en más de una docena de países, en su mayoría europeos, de la inmunización con la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford ante los reportes que la vincularían con posibles coágulos sanguíneos.

Tanto la OMS como la Agencia Europea de Medicamentos dicen que hasta la fecha no hay evidencias que relacionen el fármaco con los coágulos y que sus beneficios siguen superando el riesgo que suponen los efectos secundarios.